eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Ofendiditos por la ciencia

86 Comentarios

Caricatura de Charles Darwin.

Son tiempos arriesgados para el humor incómodo, irreverente, negro y ácido, alejado del policorrectismo cada vez más imperante en nuestro país (y otros muchos). Hace tan sólo unos meses, la polémica se desataba por un monólogo sobre gitanos del humorista de Pantomina Full, Rober Bodegas. Por dicha actuación, al comediante le llovieron centenares de críticas, acusaciones de racismo e, incluso, amenazas de muerte. El último episodio que ilustra el humor como profesión de riesgo en la sociedad actual ocurrió con la imputación de Dani Mateo por sonarse la nariz con la bandera de España en el Intermedio. La Alternativa Sindical de Policía le denunció por los presuntos delitos de odio y ultraje a símbolos nacionales. Anteriormente, cuatro marcas habían decidido retirar su publicidad a Mateo y al Intermedio por el controvertido sketch y las furibundas reacciones que había originado.

Estos y otros muchos incidentes, que reflejan una creciente intolerancia hacia el humor más hiriente y descarado, han popularizado el fenómeno de los 'ofendiditos': personas extremadamente susceptibles, con una elevada predisposición a ofenderse y denunciar por las cuestiones más nimias. También algunos han denominado a los millenials como generación copo de nieve, por la mayor vulnerabilidad emocional ante puntos de vista ajenos que desafían los propios en comparación con otras generaciones. Otros se refieren a ellos como "los nuevos victorianos".

Al margen del debate sobre si el humor justifica los medios, lo cierto es que los ofendiditos no se muestran exclusivamente ante el humor zafio. Se trata, en realidad, de un fenómeno que se infiltra también en los demás ámbitos de nuestra sociedad occidental. Como consecuencia, también hay ofendiditos por la ciencia. Es decir, grupos de personas que se escandalizan ante ciertas investigaciones científicas o ante la divulgación de los resultados de estos estudios; llegando hasta el punto de denunciar o incluso evitar el desarrollo o la publicación de dichas investigaciones.

Seguir leyendo »

Aznar es anticonstitucional

56 Comentarios

El expresidente del Gobierno, José María Aznar, en una imagen de archivo.

"Tal como está redactada la Constitución, los españoles no sabemos si nuestra economía va a ser de libre mercado o, por el contrario, va a deslizarse por peligrosas pendientes estatificadoras y socializantes, si vamos a poder escoger libremente la enseñanza que queremos dar a nuestros hijos o nos encaminamos hacia la escuela única, si el derecho a la vida va a ser eficazmente protegido, si el desarrollo de las autonomías va a realizarse con criterios de unidad y solidaridad o prevalecerán las tendencias gravemente disolventes agazapadas en el término 'nacionalidades'...". No, no es un discurso de Santiago Abascal en un mitin de Vox. Se trata de un artículo publicado por José María Aznar en La Nueva Rioja, un –funny fact– 23 de febrero de 1979. Por aquel entonces su partido, Alianza Popular, venía de abstenerse y pedir la abstención por un lado y votar 'no' y pedir el 'no' por otro.

Queda claro que, entonces, José María Aznar no entendía la Constitución española. Hoy, cuarenta años después, cuando reclama una intervención "total" y "sin límite de tiempo" en Catalunya, demuestra que continúa sin entenderla y, aún peor, se sitúa en la más abierta inconstitucionalidad. Su opinión sobre quién está dentro de un texto que ni entiende ni respeta vale lo mismo que la palabrería de un curandero frente al diagnóstico de un médico ante un problema de salud.

El artículo 2 del Título Preliminar de la Constitución española, esto es, su parte dogmática, aquella que exige un procedimiento de reforma reforzado, afirma como fundamentos del orden constitucional "la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas". Si la unidad de España no se puede tocar sin que tiemblen o se amenacen los cimientos del Estado, tampoco se puede sobar el derecho a la autonomía sin que tiriten o sufran exactamente igual; mucho menos suspenderlo de manera total e ilimitada.

Seguir leyendo »

El feminismo no necesita una Biblia

Cuando en primaria me preguntaron si creía en Dios no supe qué contestar. La profesora me miró con desdeño y en vez de darme la ficha para dibujar que todos los niños estaban coloreando, me entregó una que tuvo que recuperar de su archivador, y en la que ponía algo que entonces no entendí: "testigo de Jehová".

Después de contárselo a mis padres, jamás volví a esa clase. Ellos pidieron al director del centro que me inscribiera en algo que a mediados de los noventa, en mi colegio de Almería, no existía. Alternativa a la religión éramos el conserje, Toñín −el único y verdadero testigo de Jehová de 1ºA− y yo. Dos veces por semana nos llevaban a la biblioteca, y allí los dos niños raritos mirábamos cuentos o dibujábamos los nuestros propios en una libreta.

Pocas veces le pregunté a mi madre por Dios. Al principio me daba vergüenza responder a mis compañeritas de patio que yo no estaba bautizada o que no haría la comunión. "¿No tienes una Biblia?", creo que me preguntó Patricia, la de los bocadillos de sobrasada y las felpas gigantes. "Mamá, ¿no tenemos una Biblia?", creo que pregunté yo algunas horas más tarde en casa. "Cuando seas mayor, podrás elegir la que tú quieras. Tú decidirás en qué crees y en qué no. Pero lo has de encontrar sola", creo que respondió ella, con una frase grandilocuente y como de película, que lo más probable es que mi imaginación haya deformado con el tiempo.

Seguir leyendo »

Carta abierta a Teresa Ribera

27 Comentarios

La ministra Teresa Ribera.

Es la tercera carta que escribo desde aquí a un ministro del Gobierno de Pedro Sánchez. En este caso, eres una ministra: de Transición Ecológica. Las otras dos las publiqué con todo el dolor de mi corazón. Esta la publico con el corazón contento. Es una carta para pedirte que sigas así. No te conozco personalmente, ni pertenezco a tu partido, el PSOE, con el que soy muy crítica, pero me representas, Teresa Ribera. No solo porque esté de acuerdo contigo en asuntos esenciales, de los que emana una visión profunda de la vida y un compromiso, sino porque te atreves a defenderlos. Por tu libertad. Porque lo haces además en un entorno político donde la mayoría, en tu posición, no se atreve. Y lo haces sin despeinarte, sin nerviosismo frente a los tuyos ni enfrentamientos con los adversarios. Expresas lo que piensas con la tranquila naturalidad de la que dota la verdad. Para quien dé un brinco asustado con palabras así: que la violencia no es buena es una verdad.

La tauromaquia y la caza implican, por definición, matar animales. Y matar es violencia. Por eso has dicho: "Me gustan los animales vivos, y no soy partidaria de los toros ni de la caza. (…) siempre me ha resultado llamativo que haya gente que disfrute con ver morir o sufrir a los animales. La verdad es que no lo entiendo. Creo que eso está cambiando rápidamente, y que los patrones culturales y valores sociales lo hacen a ese ritmo. Por tanto, sin interferir con lo que no me toca, simpatizo con ese planteamiento".

A quienes abominamos de la barbarie que supone la tortura de toros en los ruedos y festejos populares, o -peor porque son cachorros- la salvajada de las becerradas, no nos queda sino agradecerte la interferencia, así sea solo moral, que suponen esas palabras. A quienes abominamos de los que siembran el terror disparando en cerros y laderas, en bosques y montañas, y convierten el monte en el campo de batalla de su enferma afición por la muerte, nos alivia que haya alguien en el poder que señale y verbalice la obviedad: que los disparos producen herida y mutilación, miedo y dolor, muerte, orfandad. Son contrarios a la vida. Y, como escribió Manuel Rivas en un texto bello y terrible, memorable, "esos disparos, los de la caza, siempre te alcanzan".

Seguir leyendo »

Anwar al-Bunni, cuatro décadas luchando contra la impunidad en Siria

Anwar al-Bunni

"La deshumanización fue desde siempre una táctica del régimen, que trata el país y a sus habitantes como si fuesen de su propiedad". Habla Anwar al-Bunni (Hama, 1959), destacado abogado sirio de derechos humanos, durante una conferencia celebrada en Madrid el 8 de diciembre. El evento, titulado Convoy por la liberación de los presos sirios, forma parte de la campaña mundial para liberar a las personas sirias detenidas de forma arbitraria tanto por el régimen sirio como por grupos como Hayat Tahrir al-Sham (la al-Qaeda siria). Allí se congregaron miembros de la sociedad civil, abogados internacionales y exprisioneros, cuyos testimonios ilustraron las palabras de al-Bunni.

"En las cárceles sirias cuesta respirar. Nos turnábamos para aspirar algo de aire de una pequeña rendija. Los que tenían problemas respiratorios no sobrevivían. Éramos 123 personas en una celda de seis por cuatro con acceso tan solo a un grifo y a un agujero en la esquina de la celda", relata Marwan al-Ash, arquitecto y superviviente de la cárcel, por la que pasó tanto antes como después del levantamiento popular de 2011.

Mucho antes de las protestas de 2011, Siria era ya conocida por sus tácticas de represión y tortura de presos políticos. Figuras como la desaparecida Razan Zaituneh, abogada de derechos humanos, o el propio Anwar al-Bunni, han trabajado en documentar esas violaciones, con un énfasis especial en el período conocido como 'la primavera de Damasco'.

Seguir leyendo »

EEUU, Rusia y Arabia Saudí bombardean el clima

El presidente estadounidense, Donald Trump y el presidente de Rusia, Vladímir Putin en una foto de archivo

No importa que la cumbre del clima que se acaba de celebrar en Katowice, Polonia, haya resultado un nuevo fracaso internacional en la lucha contra el cambio climático. Porque por mucho que se froten las manos quienes han propiciado ese fracaso lo cierto es que esto ya no tiene vuelta atrás.

A medida que los desastres naturales provocados por el calentamiento global vayan a más, la lucha contra el cambio climático irá convirtiéndose en la gran misión de la humanidad para salvarse a sí misma.

Pero hasta que llegue ese momento los grandes protagonistas de la lucha contra el cambio climático vamos a tener que ser nosotros: la ciudadanía del mundo. Porque si alguna cosa nos ha dejado claro la malograda conferencia polaca es que el medio ambiente es demasiado importante para dejarlo en manos de los políticos, o mejor dicho de según qué políticos.  

Seguir leyendo »

Anquilosados por fragmentación

28 Comentarios

“Pertenezco a esa clase de hombres que están siempre al margen de aquello a lo que pertenecen, y no ven sólo la multitud de la que forman parte, sino también los grandes espacios de alrededor(...) no sabiendo creer en Dios y no pudiendo creer en una suma de animales (la Humanidad) me encontré en esa distancia de todos que llamamos Decadencia”
Fernando Pessoa. Libro del Desasosiego

Por cuestiones de la vida, que nos alcanza a todos y nos alcanza siempre, llevo muchos días cuidando a una persona querida en un hospital. Un enorme y solvente hospital público de Madrid en el que tengo puesta toda mi confianza, como puse antes, con toda fe y toda puntualidad, mis impuestos.

Seguir leyendo »

Galíndez

Jesús de Galíndez

Jesús de Galíndez ENCICLOPEDIA AUÑAMENDI

A mediados de los años 50, Jesús de Galíndez Suárez, delegado del gobierno vasco en el exilio, desaparece en Nueva York. Por lo visto, en su secuestro participó la CIA. El infierno había empezado para él con la victoria del ejército franquista en la guerra civil española, asunto que le llevó a  huir a Francia donde acabaría ingresado en Vernet d'Ariège, campo de internamiento que los franceses habían dispuesto para confinar a los combatientes republicanos.

De Vernet escaparía, refugiándose en el caserón de un cura vasco situado en el bosque de las Landas, desde donde salió dispuesto a cruzar el océano en un transatlántico en el que también viajaban judíos que huían de la sombra antisemita que empezaba a oscurecer Europa. Porque la historia de la humanidad es la historia de una huida y todavía hay quien no lo ha captado.

La vida de Jesús de Galíndez merecía una novela y fue Vázquez Montalbán el encargado de hacerla. Se publicó en 1990, hace ya unos cuantos años. En estos días de pólvora y turrón, la editorial Anagrama ha decidido recuperarla y eso merece un cóctel de cava o dos, de los mismos que sirven en Boadas y donde Vázquez Montalbán perdió la cuenta, pero no la memoria, un 20 de noviembre de 1975.

Seguir leyendo »

Lo que no quieren que se discuta sobre el secreto profesional de los periodistas

Más de cien periodistas se concentran en Madrid por el secreto profesional

La decisión de un juez, con el apoyo del fiscal, de intervenir los teléfonos móviles y los ordenadores de dos redactores del Diario de Mallorca y de Europa Press en el marco de la investigación de una presunta trama de corrupción en torno al empresario de ocio nocturno Bartolomé Cursach, ha despertado una ola de indignación en la prensa. Incluso la Asociación de la Prensa de Madrid ha homologado el secreto profesional al derecho a la información.

Editoriales, analistas jurídicos y asociaciones de la prensa han coincidido en considerar una ilegalidad esa decisión judicial. La tesis es que esa incautación supondría vulnerar el derecho que tiene el periodista a ocultar sus fuentes como modo de garantizar que pueda seguir informando a la sociedad sin ponerlas en peligro.

Sin embargo, creo que hay muchos elementos a analizar y reflexionar.

Seguir leyendo »

Las locas querellas de Vox

Abascal (VOX): "Los andaluces tienen resignación y miedo ante un régimen que el PP no ha querido combatir"

La escena se repite machaconamente cada semana ante el Tribunal Supremo. En la acera de enfrente a la que ocupaban los compañeros de los dirigentes independentistas catalanes encarcelados por el procés que denunciaban que la Justicia española es "una farsa", se plantan ahora periódicamente los dirigentes de Vox para anunciar a los medios de comunicación la nueva querella del día. Gestos graves, anuncios solemnes, miradas siempre fijas en el horizonte y palabras gruesas, que hablan de la necesidad de parar a los "golpistas" y de permitirles como máxima concesión, entre la chanza y la humillante condescendencia, que "pinten de amarillo los barrotes de su celda".

La extrema derecha se coló en el escenario político español con su multitudinario mitin de Vistalegre y en el institucional con los doce diputados que el juez prevaricador Francisco Serrano conquistó en las pasadas elecciones andaluzas. Pero antes de eso se hizo un hueco en los medios de comunicación más conservadores gracias al procedimiento judicial contra los independentistas catalanes, en el que Vox se personó como acusación popular. Su presencia en la causa, en la que piden 74 años de cárcel, no por uno, sino por dos delitos de rebelión, organización criminal y malversación de caudales públicos, les permitió presentarse ante la opinión pública como un partido útil, útil para la España de la Reconquista que ellos defienden, y dejar de ser percibidos como la formación freak cuyos dirigentes se colaban en Gibraltar para colocar una bandera gigante en el Peñón.

El nuevo Manos Limpias del escenario judicial español, el partido que ve con buenos ojos los apoyos de Matteo Salvini y Marine Le Pen porque lo que le preocuparía es recibir el aplauso de Pablo Iglesias o Arnaldo Otegi, ha exprimido al máximo su protagonismo en los tribunales. Y lo ha hecho a base de querellas imposibles que han sido mayoritariamente rechazadas y de las peticiones más duras en la causa del procés, en la que han querido sentar en el banquillo al expresident de la Generalitat Artur Mas o a la presidenta de los Municipios por la Independencia, Neus Lloveras, tras prometerles que prolongarían su "calvario judicial".

Seguir leyendo »