eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Su 'caja tonta' B

"M. Rajoy" recuperó a "J. A. Sánchez" para contar su realidad paralela

26 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Montoro dice a Cs que las prisas son "malas consejeras" en política y le aconseja "macerar", tras otro debate por el 1-O

Hay en la España bizarra un presidente de la radio y la televisión pública que va al Parlamento a decirnos “yo voto al PP y seguiré haciéndolo”. Se llama José Antonio Sánchez. “J. A. Sánchez” para los amigos en los papeles de Bárcenas. Rajoy hace como que lee el Marca, pero puso a buen recaudo quien controla el parte. Pagado por todos. El gasto de la Corporación RTVE fue de 952 millones de euros el año pasado. Eso sí, Montoro acaba de decirnos en el Congreso que, si no nos gusta, cambiemos de canal.

En esta España de avances democráticos, una de las primeras cosas que hizo don Mariano al llegar al Gobierno fue aprobar por decreto y mayoría absoluta una televisión de partido. Tiró de pedigrí y nombró al tal Sánchez. Ni pactos, ni mandangas. “J. A. Sánchez” cobró de la “contabilidad B” del PP, según los manuscritos de “Luis, sé fuerte” y ya controló el ente con Aznar, cuando Comisiones Obreras era “C C O O”, el Prestige “hilitos de plastilina” y el “No a la guerra” una búsqueda de armas de destrucción masiva.

“M. Rajoy” recuperó a “J. A. Sánchez” para contar noticias en B. Una realidad paralela. Las gráficas de la crisis económica mutan, los niños de la pobreza infantil desaparecen, la corrupción se cuenta con argumentario del PP, los medios díscolos no se citan, las grabaciones de las cloacas se censuran, los desplantes del “que se jodan” a los pensionistas se evaporan como el dinero de Suiza… Cuando conviene, la información se va a negro, como un sobre con billetes de 500.

Montoro nos dice que esto es “la libertad de expresión”. El ministro de la amnistía fiscal para defraudadores nos anima a “cambiar de canal si no nos gusta”, pero a nosotros no nos perdona tener que seguir pagando su 'caja tonta' B. La dirige “J. A.”, que cobra casi 200 mil euros al año en el ente público y que se subió el sueldo un 30% en un ejercicio, con “variables salariales” tan extrañas como aquella declaración que hizo en el Congreso presumiendo de ser “católico, apostólico y romano”.

Ya basta. Ahora que al Gobierno se le llena tanto la boca con que “hay que cumplir la ley”, súmese al acuerdo del resto de partidos y, si quiere el NO-DO, que se lo pague con su dinero. El PP no puede seguir bloqueando la renovación del ente como si fuera su cortijo. Si todos pagamos la radio y la televisión pública, RTVE debería ser de todos. Y si no lo es, no habría que cambiar de canal, habría que cambiar de Gobierno.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha