'MasterChef 11' expulsó a uno de sus aspirantes tras enfrentarse a Samantha: “Has perdido los papeles”

Paula Hergar

La nueva entrega de MasterChef 11 despidió a uno de los aspirantes más queridos por los compañeros: David. El joven se fue derrumbando al ver que la eliminación estaba cada vez más cerca y se desesperó con las exigencias de Samantha a su plato. Algo que le costó una última bronca de la jueza.

Sin embargo, tanto su elaboración como la de su compañera estuvieron correctas, por lo que su “pérdida de papeles” pesó más que el cocinado en la decisión del jurado.

Todo ello en una entrega en la que los aspirantes adivinaron las calorías exactas de seis alimentos, cocinaron un plato vegetariano con solo cinco ingredientes y cocinaron por turnos.

Primera prueba con las risas por el plato de Francesc

En la primera prueba a la que se enfrentaron los aspirantes tuvieron que adivinar las calorías exactas de seis alimentos, sin pasarse. Jotha y Luca fueron los que menos acertaron, mientras Fray Marcos, David y Camino fueron los que más se acercaron, por lo que ellos se encargaron de entregar los ingredientes al resto.

Después, cocinaron un plato vegetariano con solo cinco ingredientes y los consejos del chef Josean Alija, en 45 minutos más los segundos logrados con las calorías.

Tras el cocinado, Eneko fue el primero en entregar un “buen plato de espárragos”, le siguió Jorge Juan con un arroz “totalmente equivocado”, Luca y Claudia aprobaron por los pelos, Álex presentó una alcachofa con la que se “coronó”, Camino elaboró un carpaccio que se alzó como “el peor plato que había hecho”, Jotha hizo un ravioli “excelente”, Marta cocinó una ensalada “falta de algo”, Lluís hizo un puré de brócoli “muy bueno”, Pilu presentó una crema “muy mala”, Fray Marcos elaboró “patatas feas”, Ana se atrevió con una tempura “bien trabajada” y David no convenció con su sabor a “patata cruda”.

La gran decepción llegó con Francesc que hizo unos espárragos que provocaron las risas de los jueces por el emplatado que parecía más un pastel de cumpleaños: “Está malísimo, como si hubiera tirado cosas a un arroz blanco. Técnica sin sentido y carente de conocimiento”.

Por lo que los jueces escogieron a Jotha y Álex como cocineros de los mejores platos. También estuvieron a la altura Luca, Lluís, Eneko y Marta que se salvaron una entrega más.

Prueba de eliminación con el rifirrafe de David y Samantha

Camino, Fray Marcos, David, Pilu, Jorge Juan, Francesc, Ana y Claudia regresaron a las cocinas con los delantales negros para dividirse en dos grupos y cocinar por turnos. Todos excepto Francesc y Fray Marcos, a los que salvaron de la eliminación, los dos mejores que la prueba anterior.

En el plató encontraron varios puestos de cocina, donde realizaron elaboraciones distintas, como steak tartar, cachopo y ternera strogonoff. Camino, Jorge Juan y Pilu fueron los primeros en competir. Todos se salvaron, excepto Camino.

El siguiente turno lo lucharon Ana, David y Claudia. El cocinado tuvo mucha tensión pero más entre David y Samantha que no se entendían porque ella le pedía más picante y él no quería hacerlo. Se enzarzaron en indicaciones que él no quiso seguir y ella repitió duramente. Algo que derrumbaba y provocaba el llanto del concursante. Tras esa dinámica, él se convirtió en el perdedor.

Por lo que Camino y David fueron los protagonistas del último duelo en el que tuvieron que cocinar un solomillo Wellington en 45 minutos. Tras ellos, los jueces se quedaron “impactados con la excelencia del plato de Camino”; mientras que David también dejó “al punto” el suyo pero más desmoronado.

En la valoración final, Samantha se dirigió al joven: “No nos ha gustado tu actitud, David, y menos cómo te has puesto conmigo. Has perdido los papeles y ya está, pero está súper perdonado”. A lo que él respondía entre lágrimas: “En ningún momento te he querido faltar al respeto, es lo último que quiero hacer”. Seguidamente, Pepe sentenció: “El aspirante que no continúa en las cocinas es David”.