Crónica de la gala 2 en Telecinco

'Pesadilla en El Paraíso' expulsó al concursante más odiado y vivió el primer beso de Omar y Marina

Pipi, Israel y Marco, nominados en 'Pesadilla en El Paraíso'

Paula Hergar


Pesadilla en El Paraíso ya ha dicho adiós a su primer concursante expulsado. Lo ha hecho en su segunda gala, esta noche de jueves, tras la decisión de los compañeros de salvar a uno, y la prueba definitiva que perdió Pipi Estrada.

Así, el tertuliano deportivo se convirtió en el primero en abandonar una granja en la que absolutamente ningún participante quería que se quedara. Había tenido broncas con Gloria Camila, con Alyson Eckmann, con Patricia Steisy y con quien se metiera por delante.

Pero la entrega tuvo una de cal y otra de arena, porque mientras uno de ellos se veía obligado a marcharse del reality, Omar Sánchez y Marina vivían su primer desencuentro, para más tarde reconciliarse con su primer beso.

Primer expulsado y dos salvados al límite

Israel había sido el primer nominado del grupo, al que le siguió Pipi Estrada. Este segundo tuvo el privilegio de escoger a un tercero para que le acompañara en El Refugio, lugar de destierro de los nominados.

El tertuliano deportivo escogió a Marco Ferri para que ocupara ese lugar, sin enterarse de que lo estaba nominando. “Pensaba que un compañero de convivencia iba a sumar. Pero ¿puedo cambiar? No lo escuché bien, hubiese escogido a Steisy. Yo no quería nominarlo, me lo tomé como que iba a ser una buena ayuda conmigo”, alegaba. Lara Álvarez no se lo permitió, por lo que los tres se marcharon como nominados.

Al pasar unos días, la presentadora reunió a todos los concursantes en El Consejo, desde donde todos pudieron salvar a uno de los tres. La mayoría votó por salvar al italiano, algunos al vidente y nadie a Pipi. Por lo que el primero pudo salir de la lista negra.

Así, el duelo final se lo jugaron Pipi e Israel, en un juego que consistió en serrar el listón en el que estaba el compañero sentado, y el primero que lo serrara haría caer al expulsado. El primero en lograrlo fue Israel: “Me siento muy bien, se lo dedico a mi hermano que está en el cielo”, exclamó emocionado.

Pipi cayó y tuvo que marcharse: “Es el sistema, el formato y hay que respetarlo. Perder es duro y más cuando estás al límite”. Pero antes de irse escogió al primer aspirante a nominado: Marco. “Adiós que seáis felices”, espetó sin que nadie se levantara para despedirle.

El primer beso entre Marina y Omar

El acercamiento entre Marina y Omar ha sido evidente los últimos días. Más aún cuando ella le escogió para compartir habitación privada. Ambos durmieron haciendo la cucharita, abrazándose y acariciándose. Hasta que una noche, él intentó besarla en el baño pero ella no quiso: “No quiero hacer nada a escondidas”, respondió.

La viceversa se fue llorando a contarle a sus compañeras lo ocurrido, y explicó que le hacía desconfiar que quisiera hacerlo fuera de cámaras. Pero él llegó para asegurarle que la protegía a ella y que podía confiar en él porque cada vez estaba sintiendo más cosas y nada era inventado.

Así, los dos acabaron abrazados en la cama y mirándose a milímetros: “Nos entendemos con la mirada”, le decía ella, que finalmente inició el beso de la reconciliación. “Me imaginaba que iba a ser así. He sentido muchas cosas y estoy contento porque ya nos podremos dejar llevar”, añadió él.

En plató estaba Raquel Lozano -la ex del canario, a la que dejó para entrar en el reality- que aseguraba que se la creía a ella pero a él no: “A Marina sí me la creo, veo que siente, pero por parte de él creo que lo llevaba un poco preparado. No sé si después el roce habrá el cariño pero no me lo creo”.

Etiquetas
stats