'Espejismo' en los sueldos de Canarias: suben un 10% pero siguen siendo los más bajos del país

EFE

0

El salario medio creció el año pasado un 10,1% en Canarias, hasta los 1.416 euros al mes, pero esa subida no refleja en realidad una mejora de los sueldos en las islas, sino que responde a un mero efecto estadístico derivado del final de los expedientes de regulación temporal de empleo.

Casi 200.000 trabajadores llegó a estar en ERTE en el año 2020 en Canarias, uno de cada cuatro, cuando la irrupción del coronavirus y las medidas del estado de alarma obligaron al sector turístico a echar el cierre durante meses, lo que arrastró a su vez numerosas actividades que dependen del motor económico del archipiélago.

En un comunicado, el Instituto Adecco recuerda que los trabajadores en ERTE se consideran ocupados formalmente en las estadísticas oficiales y que sus ingresos computan como salario, “aunque en rigor se trate de una prestación por desempleo” que suele equivaler, normalmente, al 70% del salario habitual.

“Cuando muchos asalariados entran en ERTE, el salario medio sufre una caída anormal, ocurriendo lo contrario cuando salen de tal situación. Así, el efecto ERTE es lo que explica los atípicos movimientos de 2020, la mayor caída nominal en al menos 70 años, y 2021, la subida más grande desde 1993”, señala.

Si a esa subida del 10,1% del salario medio se le descuenta la inflación, que en 2021 fue del 2,2% en Canarias, el resultado apunta una revalorización de los sueldos del 7,7%.

Sin embargo, Adecco advierte de nuevo que, cuando se analiza la evolución del poder de compra del salario medio en Canarias en los últimos cinco años, el resultado es negativo.

“Así, la pérdida (de poder de compra) acumulada desde 2016 en el salario canario es de un 5,9%. Es una pérdida mucho mayor que la sufrida por el salario medio de toda España (-0,2%)”, añade.

De hecho, el salario medio en Canarias era el más bajo de España al término de 2021, un 19,2% por debajo del promedio del país (1.416 frente a 1.751 euros).

Por sectores, el salario medio evolucionó en las islas de manera diferente. El mayor incremento se alcanzó en los servicios, un 11,7%, con un “efecto ERTE” especialmente acusado.

En cambio, en la construcción se produjo un descenso por segundo año consecutivo (-2,9%) y, en la industria hubo un aumento moderado, de un 2,8%.

En comparación con su nivel de hace cinco años, los tres sectores muestran incrementos leves: +2,2% en la industria, +1% en la construcción y +0,8% en los servicios. 

El salario medio creció el año pasado un 10,1% en Canarias, hasta los 1.416 euros al mes, pero esa subida no refleja en realidad una mejora de los sueldos en las islas, sino que responde a un mero efecto estadístico derivado del final de los expedientes de regulación temporal de empleo.

Casi 200.000 trabajadores llegó a estar en ERTE en el año 2020 en Canarias, uno de cada cuatro, cuando la irrupción del coronavirus y las medidas del estado de alarma obligaron al sector turístico a echar el cierre durante meses, lo que arrastró a su vez numerosas actividades que dependen del motor económico del archipiélago.

En un comunicado, el Instituto Adecco recuerda que los trabajadores en ERTE se consideran ocupados formalmente en las estadísticas oficiales y que sus ingresos computan como salario, “aunque en rigor se trate de una prestación por desempleo” que suele equivaler, normalmente, al 70% del salario habitual.

“Cuando muchos asalariados entran en ERTE, el salario medio sufre una caída anormal, ocurriendo lo contrario cuando salen de tal situación. Así, el efecto ERTE es lo que explica los atípicos movimientos de 2020, la mayor caída nominal en al menos 70 años, y 2021, la subida más grande desde 1993”, señala.

Si a esa subida del 10,1% del salario medio se le descuenta la inflación, que en 2021 fue del 2,2% en Canarias, el resultado apunta una revalorización de los sueldos del 7,7%.

Sin embargo, Adecco advierte de nuevo que, cuando se analiza la evolución del poder de compra del salario medio en Canarias en los últimos cinco años, el resultado es negativo.

“Así, la pérdida (de poder de compra) acumulada desde 2016 en el salario canario es de un 5,9%. Es una pérdida mucho mayor que la sufrida por el salario medio de toda España (-0,2%)”, añade.

De hecho, el salario medio en Canarias era el más bajo de España al término de 2021, un 19,2% por debajo del promedio del país (1.416 frente a 1.751 euros).

Por sectores, el salario medio evolucionó en las islas de manera diferente. El mayor incremento se alcanzó en los servicios, un 11,7%, con un “efecto ERTE” especialmente acusado.

En cambio, en la construcción se produjo un descenso por segundo año consecutivo (-2,9%) y, en la industria hubo un aumento moderado, de un 2,8%.

En comparación con su nivel de hace cinco años, los tres sectores muestran incrementos leves: +2,2% en la industria, +1% en la construcción y +0,8% en los servicios. 

El salario medio creció el año pasado un 10,1% en Canarias, hasta los 1.416 euros al mes, pero esa subida no refleja en realidad una mejora de los sueldos en las islas, sino que responde a un mero efecto estadístico derivado del final de los expedientes de regulación temporal de empleo.

Casi 200.000 trabajadores llegó a estar en ERTE en el año 2020 en Canarias, uno de cada cuatro, cuando la irrupción del coronavirus y las medidas del estado de alarma obligaron al sector turístico a echar el cierre durante meses, lo que arrastró a su vez numerosas actividades que dependen del motor económico del archipiélago.