La portada de mañana
Acceder
Inflación y ‘efecto Feijóo’: Sánchez encara el curso más endiablado para su Gobierno
La CNMV blinda el expediente de Borrell sobre las acciones de Abengoa
Cinco aclaraciones sobre la 'bajada' de impuestos de Alemania

Viruela del mono

Viruela del mono: qué es, cómo se contagia y cuáles son los síntomas

Canarias Ahora

0

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, confirmó los primeros siete casos de viruela del mono en España, un brote localizado en Madrid, donde se siguen estudiando 23 casos sospechosos de padecer esta enfermedad muy poco frecuente, causada por un virus endémico de África central y occidental.

Sanidad confirma siete casos positivos de viruela del mono en Madrid de los 23 sospechosos

Saber más

La investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España (CSIC) Margarita del Val ha explicado que esta viruela es “una enfermedad razonablemente benigna, pero muy molesta, que causa unas lesiones muy grandes y llamativas en la piel”. No obstante, la viróloga ha recalcado que hay que “localizar el origen de la transmisión y pararlo cuanto antes”.

¿Cómo se contagia la viruela del mono?

Margarita del Val ha explicado que esta enfermedad la causa un virus que se llama viruela del mono que lo trasmiten los roedores y ardillas salvajes. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la infección se produce por contacto directo con la sangre, líquidos corporales o lesiones de la piel o mucosas de animales infectados.

Así, “durante bastante tiempo ha habido casos infrecuentes, sobre todo en jóvenes que tenían ratas como mascotas”, aunque ahora parece que se puede transmitir por vía sexual, lo que “resulta un problema porque es más difícil de detectar”, confiesa la viróloga.

La infección se observó por primera vez en seres humanos en 1970, en la República Democrática del Congo, en un niño de 9 años. Según la OMS, cuando ha habido brotes de la viruela de los monos, su tasa de mortalidad ha sido de entre el 1 y el 10%.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas iniciales incluyen fiebre, dolor de cabeza y muscular, inflamación de los nódulos linfáticos, escalofríos y cansancio. Puede desarrollarse una erupción cutánea que a menudo comienza en la cara y se extiende a otras partes del cuerpo.

La erupción atraviesa distintos cambios hasta formar costras, que terminan por desprenderse de la piel. Por suerte, las lesiones desaparecen en unas semanas.

¿Hay tratamiento para la viruela del mono?

Aunque no hay tratamiento ni vacuna específica para esta enfermedad, la vacunación contra la viruela común, erradicada en 1980, ha resultado eficaz también para su prevención.

Así las cosas, Margarita Del Val ha señalado que frente a la viruela del mono “tenemos una inmunidad muy potente”. Por ello, las lesiones que genera son “locales, se curan solas” y no suelen generan casos graves.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, confirmó los primeros siete casos de viruela del mono en España, un brote localizado en Madrid, donde se siguen estudiando 23 casos sospechosos de padecer esta enfermedad muy poco frecuente, causada por un virus endémico de África central y occidental.

Sanidad confirma siete casos positivos de viruela del mono en Madrid de los 23 sospechosos

Saber más

La investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España (CSIC) Margarita del Val ha explicado que esta viruela es “una enfermedad razonablemente benigna, pero muy molesta, que causa unas lesiones muy grandes y llamativas en la piel”. No obstante, la viróloga ha recalcado que hay que “localizar el origen de la transmisión y pararlo cuanto antes”.

¿Cómo se contagia la viruela del mono?

Margarita del Val ha explicado que esta enfermedad la causa un virus que se llama viruela del mono que lo trasmiten los roedores y ardillas salvajes. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la infección se produce por contacto directo con la sangre, líquidos corporales o lesiones de la piel o mucosas de animales infectados.

Así, “durante bastante tiempo ha habido casos infrecuentes, sobre todo en jóvenes que tenían ratas como mascotas”, aunque ahora parece que se puede transmitir por vía sexual, lo que “resulta un problema porque es más difícil de detectar”, confiesa la viróloga.

La infección se observó por primera vez en seres humanos en 1970, en la República Democrática del Congo, en un niño de 9 años. Según la OMS, cuando ha habido brotes de la viruela de los monos, su tasa de mortalidad ha sido de entre el 1 y el 10%.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas iniciales incluyen fiebre, dolor de cabeza y muscular, inflamación de los nódulos linfáticos, escalofríos y cansancio. Puede desarrollarse una erupción cutánea que a menudo comienza en la cara y se extiende a otras partes del cuerpo.

La erupción atraviesa distintos cambios hasta formar costras, que terminan por desprenderse de la piel. Por suerte, las lesiones desaparecen en unas semanas.

¿Hay tratamiento para la viruela del mono?

Aunque no hay tratamiento ni vacuna específica para esta enfermedad, la vacunación contra la viruela común, erradicada en 1980, ha resultado eficaz también para su prevención.

Así las cosas, Margarita Del Val ha señalado que frente a la viruela del mono “tenemos una inmunidad muy potente”. Por ello, las lesiones que genera son “locales, se curan solas” y no suelen generan casos graves.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, confirmó los primeros siete casos de viruela del mono en España, un brote localizado en Madrid, donde se siguen estudiando 23 casos sospechosos de padecer esta enfermedad muy poco frecuente, causada por un virus endémico de África central y occidental.

Sanidad confirma siete casos positivos de viruela del mono en Madrid de los 23 sospechosos

Saber más

La investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España (CSIC) Margarita del Val ha explicado que esta viruela es “una enfermedad razonablemente benigna, pero muy molesta, que causa unas lesiones muy grandes y llamativas en la piel”. No obstante, la viróloga ha recalcado que hay que “localizar el origen de la transmisión y pararlo cuanto antes”.