eldiario.es

Menú

YA TIENES CRÓNICA PARA PAPEL

- PUBLICIDAD -

TITULAR

Lástima de Real Madrid

SUBTÍTULO

El Barça gana la Copa del Rey tras imponerse a un rival extenuado y colapsado (53-69)

TEXTO

Aquí, en Málaga, en 2001, Pau Gasol alcanzó el status de estrella. Lideró al Barça hacia el título de campeón de Copa del Rey, tras imponerse al Real Madrid en una final espectacular. Seis años después todo parece seguir igual. El mismo orden establecido. Gasol sigue en plan estelar. Brilla tanto que incluso es all-star en la NBA. Y el Barça, también en Málaga, ganó este domingo otra Copa del Rey (vigésima) al derrotar al Real Madrid en una final de medio pelo, poco brillante y flojísima.

Lástima de Real Madrid. Lástima de final para una Copa del Rey intensa, en la que hubo más igualdad que buen juego y en la que el Winterthur FC Barcelona, dubitativo en el tramo inicial de la temporada, clasificado para la cita de Málaga en el último suspiro y tapado en todas las apuestas al presentarse en la Costa del Sol, no desperdició la ocasión para volver a ganar un título. No levantaba el conjunto azulgrana un trofeo desde la etapa, dulce e histórica, de Svetislav Pesic en su banquillo.

No perdonó el Barça el desacierto de un Madrid fatigado, extenuado y, sobre todo, colapsado. El equipo de Joan Plaza, en su tercer encuentro en tres días, firmó un partido para olvidar. Sin luces, sin acierto, sin tino, se perdió en una habitación oscura. Sólo anotó el conjunto blanco cinco puntos en el primer cuarto. No es que la defensa culé fuera brillante. No, es que el Madrid no vio aro. Y si vio la canasta del rival, le debió parecer tan pequeña como un hoyo de golf.

El Real Madrid, en los primeros diez minutos del choque, sólo anotó uno de los diecisiete lanzamientos de campo que intentó (cero de ocho en triples). Un escándalo. Un lastre que le condenó para el resto del duelo ante un Barça sólo correcto que, bajo la dirección de una acertado Lakovic -en su único día de inspiración en Málaga- y los puntos de Juan Carlos Navarro, Jordi Trias y Fran Vázquez empezó a abrir hueco en el marcador al ritmo que marcaba su motor diesel, ya que tampoco da para mucho más la escuadra de Dusko Ivanovic.

El primer cuarto terminó con un parcial para de sonrojo para el Real Madrid: 5-21. Y ahí se acabó un partido ante un Barça que hace una semana perdió en el Centro Insular de Deportes ante el Gran Canaria Grupo Dunas. No mejoró la situación para el equipo de Joan Plaza en los tres siguientes asaltos, en los que anotó 48 puntos. Sólo el coraje de Felipe Reyes y Axel Hervelle evitaron el ridículo para un club que no gana la Copa del Rey desde 1993.

NOTAS:

PARCIALES: 5-21 (primer cuarto); 15-31 (descanso); 35-47 (tercer cuarto) y 53-69 (final).

ELEMENTO NARANJA

El desacierto en ataque condenó al Real Madrid. El equipo blanco firmó un paupérrimo 4 de 30 en triples y 14 de 35 en tiros de dos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha