Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El juez impulsa la investigación a Gómez tras descartarse indicios
El PP escenifica una bronca con Vox en la campaña mientras blanquea a Meloni
Opinión - Valentía en tiempos de guerras. Por Rosa María Artal

Pedro Sánchez cancela su agenda para decidir si continúa en el cargo ante “la campaña de acoso” contra su esposa

Sánchez, este miércoles, en el Congreso.

Iñigo Aduriz

396

“Seguiré trabajando, pero cancelaré mi agenda pública para reflexionar y decidir qué camino tomar”. Con estas palabras el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este miércoles que está pensando en si seguir o no al frente del Ejecutivo ante la campaña de “acoso y derribo” que dice estar sufriendo junto a su familia por las informaciones vinculadas a su esposa, Begoña Gómez. Lo ha hecho a través de una “carta a la ciudadanía” [se puede consultar aquí completa] que ha publicado en Twitter. Según afirma, será el lunes cuando comparezca ante los medios para anunciar si continúa o no como presidente.

Fuentes socialistas han explicado a última hora de la tarde del miércoles que la iniciativa ha sido una decisión personal de Sánchez, que ha escrito la carta de su puño y letra y que ha pillado por sorpresa tanto en el PSOE como en el Gobierno. Además, a última hora ha mantenido una reunión con su equipo en la Moncloa para analizar la situación. Las fuentes consultadas han explicado que en la Moncloa, junto a Sánchez, se han reunido la vicepresidenta primera, Maria Jesús Montero, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños y el secretario de Organización del PSOE, Santos Cerdán, entre otros dirigentes cercanos al presidente.

El mensaje del jefe del Ejecutivo llegaba a apenas 24 horas de que comience la campaña de las elecciones catalanas del 12 de mayo y después de que a primera hora de este miércoles El Confidencial adelantara que un juzgado de Madrid ha decidido abrir una investigación secreta en torno a Gómez, y su actividad profesional a raíz de una denuncia del pseudosindicato Manos Limpias.

El juzgado 41 de la capital ha admitido a trámite una denuncia del presidente de la organización, el ultraderechista Miguel Bernad, recientemente absuelto de la acusación de instrumentalizar causas judiciales para extorsionar a bancos y a empresas, contra Gómez por su trabajo en el IE Africa Center por supuestos delitos de tráfico de influencias y corrupción en los negocios.

“Llegados a este punto, la pregunta que legítimamente me hago es ¿merece la pena todo esto? Sinceramente, no lo sé. Este ataque no tiene precedentes, es tan grave y tan burdo que necesito parar y reflexionar con mi esposa”, reflexiona. “Muchas veces se nos olvida que tras los políticos hay personas. Y yo, no me causa rubor decido, soy un hombre profundamente enamorado de mi mujer que vive con impotencia el fango que sobre ella esparcen día sí y día también”, añade.

“Necesito parar y reflexionar. Me urge responderme a la pregunta de si merece la pena, pese al fango en el que la derecha y la ultraderecha pretenden convertir la política. Si debo continuar al frente del Gobierno o renunciar a este alto honor. A pesar de la caricatura que la derecha y la ultraderecha política y mediática han tratado de hacer de mí, nunca he tenido apego al cargo. Sí lo tengo al deber, al compromiso político y al servicio público. Yo no paso por los cargos, hago valer la legitimidad de esas altas responsabilidades para transformar y hacer avanzar al país que quiero”, remacha.

El presidente del Gobierno atribuye todo lo que le está ocurriendo a una “estrategia de acoso y derribo” que “lleva meses perpetrándose” y de la que culpa a PP, Vox y las terminales mediáticas de la derecha. “No me sorprende la sobreactuación del Sr. Feijóo y el Sr. Abascal”, ha asegurado, solo unas horas después de la sesión de control al Gobierno en el Congreso en la que el propio Sánchez ha expresado que sigue confiando en la Justicia pese a la investigación a su mujer.

Pero para el jefe del Ejecutivo Feijóo y Abascal “son colaboradores necesarios” de un “atropello tan grave como burdo”. Todo ello, afirma, “junto a una galaxia digital ultraderechista y la organización Manos Limpias”. “De hecho, fue el Sr. Feijóo quien denunció el caso ante la Oficina de Conflicto de Intereses, pidiendo para mí de 5 a 10 años de inhabilitación para el ejercicio de cargo público. La denuncia fue archivada doblemente por dicho organismo, cuyos funcionarios fueron descalificados posteriormente por la dirigencia del PP y de Vox”, recuerda.

“Begoña colaborará con la Justicia”

Refiriéndose al PP, Sánchez también asegura que “instrumentalizaron su mayoría conservadora en el Senado, impulsaron una comisión de investigación para, según dicen, esclarecer los hechos relacionados con este asunto”. “Como es lógico, faltaba la judicialización del caso. Es el paso que acaban de dar”, ha remachado, en referencia a la decisión de un juez de Madrid conocida esta misma mañana.

A lo largo del texto, el jefe del Ejecutivo remarca que “la denuncia de Manos Limpias se basa en supuestas informaciones de esa constelación de cabeceras ultraconservadoras” que están detrás de esa “campaña” contra él y su familia. “Como es lógico, Begoña defenderá su honorabilidad y colaborará con la Justicia en todo lo que se la requiera para esclarecer unos hechos tan escandalosos en apariencia, como inexistentes”, apunta.

Asimismo, Sánchez afirma que el origen de la denuncia del pseudosindicato son “supuestas informaciones” porque, tras su publicación, desde el Ejecutivo se han ido “desmintiendo las falsedades vertidas al tiempo que Begoña ha emprendido acciones legales para que esos mismos digitales rectifiquen”. “Son informaciones espurias”, insiste.

En realidad, la querella de Manos Limpias que ha servido a un juez de Madrid para abrir la investigación a Begoña Gómez son siete folios ocupados en su mayoría por recortes de ocho informaciones publicadas, incluido el bulo publicado por The Objective en el que se atribuía una subvención a la esposa del presidente del Gobierno cuando en realidad se trataba de otra persona con el mismo nombre.

“No soy un ingenuo. Soy consciente de que denuncian a Begoña no porque haya hecho algo ilegal, ellos saben que no hay caso, sino por ser mi esposa. Como soy también plenamente consciente de que los ataques que sufro no son a mi persona sino a lo que represento: una opción política progresista, respaldada elección tras elección por millones de españoles, basada en el avance económico, la justicia social y la regeneración democrática”, agrega Sánchez en su misiva.

Un “ataque a la vida personal”

Según Sánchez, “esta lucha comenzó hace años”. “Primero, con la defensa que hicimos de la autonomía política de la organización que mejor representa a la España progresista, el Partido Socialista. Pugna que ganamos, Segundo, tras la moción de censura y las sucesivas victorias electorales de 2019, el sostenido intento de deslegitimación del gobierno de coalición progresista al calor del ignominioso grito de '¡que te vote Txapote!'. Tampoco pudieron quebramos”, afirma.

Para el jefe del Ejecutivo, “el último episodio fueron las elecciones generales del 23 de julio de 2023”. “El pueblo español votó mayoritariamente por el avance, permitiendo la reedición de un gobierno de coalición progresista, en contra del gobierno de coalición del Sr. Feijóo y el Sr. Abascal que auguraban las baterías mediáticas y demoscópicas conservadoras. La democracia habló, pero la derecha y la ultraderecha, nuevamente, no aceptaron el resultado electoral. Fueron conscientes de que con el ataque político no seria suficiente y ahora han traspasado la línea del respeto a la vida familiar de un presidente del Gobierno y el ataque a su vida personal”, zanja.

Etiquetas
stats