eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Patricia Manrique

Filósofa por vocación y periodista por compromiso con lo común. Me interesan la inteligencia colectiva, la creatividad política, la potencia de la sociedad civil, los feminismos, la comprensión de las migraciones como realidad y no como problema y todo aquello que nos ayude a salir del abismo en que nos colocan las ideologías inhumanas. Creo que en el clima 15M se respiraba mejor.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 5

Programa 4: 'Voces del Vecindario - Radio Migrante' | Analizamos qué dicen los programas electorales en materia de migraciones

Cuarto programa del podcast de eldiario.es Cantabria 'Voces del Vecindario - Radio Migrante', conducido por Patricia Manrique en colaboración con Pasaje Seguro Cantabria.

Seguir leyendo »

Arquitecturas de la dignidad

El premio bienal de arquitectura UE-Mies Van der Rohe 2019 ha sido para el estudio francés Lacaton & Vassal por su maravillosa 'Transformación en 530 viviendas sociales de Burdeos'. Donde la inmensa mayoría hubiera optado por la demolición, Anne Lacaton y Jean Philippe Vassal decidieron apostar por reutilizar y reciclar, dar una nueva vida a las viviendas sociales y hacerlo con un criterio ético. Aunando la idoneidad económica y ecológica, han mejorado la vida de los habitantes de las viviendas, ampliándolas con una galería de unos 3 metros —que hace de "espacio de amortiguación climática"— y convirtiendo el edificio en sostenible desde el punto de vista de los materiales, del gasto energético y de los niveles de dignidad vital. Es difícil describir en pocas líneas un cambio que se puede ver en la web del estudio, y que ha costado unos 50.000 euros por vivienda, menos de lo que costaría demolerlas —con el gasto energético que comporta— y hacerlas desde cero.

El criterio de esta pareja de arquitectos consiste en dar siempre un "espacio de más" a los edificios para una mejora en la vida de los habitantes que se convierte en criterio ecológico de primer orden. Rotundamente honestos con estos principios, lejos de impostados discursos que confunden ecología con eficiencia energética, inspirados por su trabajo previo en África, hacen una arquitectura "del usuario" que da nueva vida a espacios preexistentes, renunciando a la megalómana creacio ex nihilo que caracteriza a la mayoría de las ejecuciones —nunca mejor dicho— arquitectónicas que arrasan con lo anterior. Googleen y búsquenlos, merece la pena su inspirador trabajo.

Seguir leyendo »

Alerta democrática, rearme ético

En uno de sus últimos ensayos, Maldad líquida, Zygmunt Bauman y Leonidas Donskis reflexionan sobre el creciente carácter de simulacro de la democracia representativa, de lo que bien podemos llamar “partitocracia”, y sobre su capacidad de hacer mella en el devenir común. La democracia actual es hoy, para estos pensadores, un juego de simulaciones “en el que todos los jugadores participan de un engaño de prestidigitador. Los políticos fingen gobernar, mientras que quienes ostentan el poder económico fingen ser gobernados. Para mantener las formas, la gente se acerca a regañadientes a los colegios electorales cada pocos años, simulando ser ciudadanos”. Algo que genera un deterioro de la confianza popular que hace mella en la idea de democracia, cada vez más desfigurada, menos atractiva, más deprimente. Y no olvidemos que, históricamente, este ha sido uno de los elementos impulsores del fascismo.

A la corrupción endémica de la cleptocracia hay que sumar, como hemos tenido oportunidad de constatar especialmente en campaña —aunque no sólo—, la carencia de virtud que exhiben los candidatos y candidatas, especialmente los de perfil más público. Que levante la mano quien no haya sentido vergüenza ajena y desafección galopante al oírlos debatir. La política institucional se ha convertido en un circo, un espectáculo no caracterizado precisamente por el afán de seducir a la ciudadanía con propuestas, sino por el predominio absoluto de la competición desatada y endógena entre líderes —ni siquiera entre partidos— al estilo ‘vale tudo’: del despropósito intelectual a la descalificación directa, del fomento intencionado de la crispación a las noticias falsas… todo vale. Un universo tal, carente de ética y fangosamente autorreferencial, difícilmente puede casar con el objetivo del servicio público.

Seguir leyendo »

Rebelión contra la extinción

El pensamiento moderno y contemporáneo han estado marcados por el prometeísmo, una forma de entender al ser humano no solo como centro de todo, sino como ser omnipotente y autosuficiente cuyo destino era el dominio de todo el resto de la naturaleza —otros seres humanos incluidos—. Esta ideología, aliada con una tecnociencia violenta con el planeta y las otras especies y la alta capacidad energética de los combustibles fósiles —que hoy alcanzan su agotamiento—, nos ha conducido al borde del colapso, con síntomas que están siendo sobradamente constatados por la comunidad científica. Prometeo se ha revelado como un monstruo depredador.

Ante la falta de interés de los gobiernos por la urgencia del cambio climático, una iniciativa internacional de desobediencia civil originada en Londres, con el apoyo de más de un centenar de académicos, proclama que se tiene que acabar el tiempo de la esperanza, y llega el tiempo de la acción ciudadana efectiva. "Hay un elefante en la habitación de los parlamentos de todo el mundo, se llama crisis ecológica y si no lo ven, hay que hacérselo ver", advierte Rebelión contra la Extinción.

Seguir leyendo »

Política de vertedero

"Lo que no quiero es que haya niños en un vertedero... porque los hay", declara Gema Igual con un par de ovarios, un útero, bastante poca humanidad y un argumentario. Trata de justificar la propuesta inmoral de Pablo Casado de retrasar la expulsión de las mujeres sin papeles si dan a sus hijos en adopción y no es la primera, pues ya la alcaldesa de Logroño había hablado de "contenedores".

No quiero ni imaginarme el argumentario, mi sentido moral se ve rebasado. Qué pasará por la cabeza de una mujer que acusa sin justificación alguna a otras mujeres, en este caso migrantes, de algo de tal calibre. Ya no es solo puro prejuicio, sino la inmoralidad flagrante de convertir a la otra en no humana, su cosificación absoluta. ¿O es que acaso cabe en sus patrones utilitaristas tirar a un hijo o hija al vertedero? ¿Es tan racista que cree que las mujeres migrantes son marcianas?

Seguir leyendo »

De la sororidad a la solidaridad

Lo estamos consiguiendo, la sororidad ha llegado para quedarse: por fin hemos logrado romper esa trampa mortal del patriarcado que es la enemistad y la competición entre mujeres, una trampa ideológica de largo recorrido alimentada por toda la cultura. Hoy sabemos lo mucho que ganamos cuando hacemos piña contra la común opresión, cuando nos apoyamos unas a otras, y hemos aprendido a disfrutar de la amistad entre mujeres que el heterosexismo trató de cortocircuitar encerrándonos en las cocinas de una familia nuclear destinada a debilitarnos.

Pero también sabemos que la sororidad feminista, la hermandad entre mujeres, estrategia de supervivencia, visibilización e insumisión, no puede quedar reducida ni a tatuaje en la muñeca o lema de camiseta ni a una especie de doble inverso y abstracto de la fraternidad. La sororidad ha de aspirar a una apertura material de la fratria patriarcal que reviente sus costuras. Que conecte con la solidaridad y ensanche los límites de lo que consideramos “lo nuestro” hasta entreverarse con las opresiones de las otras —y, de su mano, de los otros oprimidos—, insuflando al espíritu de lo común nuevos aires, rumbos inéditos que activen una solidaridad radicalmente heterogénea.

Seguir leyendo »

Programa 2: 'Voces del Vecindario - Radio Migrante' | Samir relata cómo salió de Afganistán huyendo de los talibanes

Segundo programa del podcast 'Voces del Vecindario - Radio Migrante', producido por eldiario.es Cantabria en colaboración con Pasaje Seguro Cantabria. Este espacio está conducido por la periodista, filósofa y activista Patricia Manrique y pretende ser una expresión radiofónica de la realidad abierta y plural de la Cantabria del siglo XXI.

Seguir leyendo »

Economías de la violencia

Al principio de todo está la relación entre diferentes, la diferencia. Por eso una cierta violencia es inevitable. Porque convivir entre distintos nos provoca, casi siempre, una “acción y efecto de violentar o violentarse” y nos fuerza, en diferentes medidas, a actuar “contra el natural modo de proceder”. La diferencia nos hace sentirnos, en mayor o menor medida, violentos, lo cual no significa, ni mucho menos, que hayamos de ser agresivos.

¿Se pude eliminar la violencia? Tal vez sólo en una especie de Arcadia de la homogeneidad —distopía totalitaria, en la práctica— donde no existe la disonancia y no hay rozamiento. No creo que podamos vivir en la no-violencia absoluta más que al precio de erradicar la diferencia, y ni siquiera. Porque siempre surgirán divergencias que generen incomodidad, que nos saquen, en buen parte por fortuna, de nuestro “natural modo de proceder”. Por ello, parece más apropiado reconocer que la violencia, estando al principio, a la base, de la mano de la diferencia, no se puede anular y que, a lo sumo, podemos hacer economías de la violencia que eviten violencias mayores.

Seguir leyendo »

Programa 1: 'Voces del Vecindario - Radio Migrante'

Primer programa del podcast 'Voces del Vecindario - Radio Migrante', producido por eldiario.es Cantabria en colaboración con Pasaje Seguro Cantabria. Este espacio está conducido por la periodista, filósofa y activista Patricia Manrique y pretende ser una expresión radiofónica de la realidad abierta y plural de la Cantabria del siglo XXI.

Seguir leyendo »

De aquellos barros, este fango

Esos señores y señoras en blanco y negro que están copando nuestra energía últimamente no han llegado solos. Y, como no se puede cambiar su discurso ni negar su existencia, sólo cabe cambiar el tablero para que retornen a la caverna de la que nunca debieron salir. Para empezar, no haciéndoles propaganda que viralice sus ideas. Hablemos de posibles respuestas y de la coyuntura que los hace posibles, no de ellos.

Llegaron, por ejemplo, de la mano de una política reducida a votación en el circo de los peores. Del sarao en que habitan quienes consideran que lo común es su nicho de mercado. De quienes han degradado lo político hasta el punto de que la gente de bien no quiera participar. De los que se afilian en la tierna juventud para tener que trabajar poco. De quienes medran a fuerza de hacer la pelota, de calentar el sillón. De quienes viven de pagas eternamente. De quienes dan espectáculos lamentables de luchas de poder. De quienes consideran la mentira un arte. De quienes han hecho de la corrupción un estilo de vida. De quienes no respetan al electorado, no se esfuerzan, no escuchan. Esta gente, que se encuentra en diversos espacios del espectro ideológico, trajeron a esa otra, la descaradamente fascista.

Seguir leyendo »