La portada de mañana
Acceder
La maldición de los Borbones alcanza a Felipe VI, un rey aún sin relato propio
Por qué no se puede comparar la curva de contagios de marzo con la de julio
Las familias piden al Gobierno que reactive las exhumaciones en el Valle de los Caídos

Sobre este blog

El caballo de Nietzsche es el espacio en eldiario.es para los derechos animales, permanentemente vulnerados por razón de su especie. Somos la voz de quienes no la tienen y nos comprometemos con su defensa. Porque los animales no humanos no son objetos sino individuos que sienten, como el caballo al que Nietzsche se abrazó llorando.

Editamos Ruth Toledano y Concha López.

“El exterminio de cotorras en Madrid es una decisión cruel, cara e ineficaz"

Sobre este blog

El caballo de Nietzsche es el espacio en eldiario.es para los derechos animales, permanentemente vulnerados por razón de su especie. Somos la voz de quienes no la tienen y nos comprometemos con su defensa. Porque los animales no humanos no son objetos sino individuos que sienten, como el caballo al que Nietzsche se abrazó llorando.

Editamos Ruth Toledano y Concha López.

El controvertido plan de exterminio masivo de cotorras aprobado por el Ayuntamiento de Madrid, que prevé matar a 10.800 de estas aves, es "una errónea decisión, cruel, cara e ineficaz, ante un complejo problema que requiere de un planteamiento respetuoso y efectivo", manifiesta con preocupación Tere Rodríguez, Presidenta de la Asociación Protectora de Animales Exóticos de Cataluña (APAECatalunya). Con esta entrevista, estructurada en forma de 10 claves para demostrar la importancia de optar por métodos no letales, esta experta pretende contribuir a un análisis riguroso, subrayando la gran la importancia de llevar a cabo "un control real y ético de estos animales de gran inteligencia”, a la altura de un mundo del siglo XXI.

1. El exterminio es crueldad hacia aves que fueron liberadas en masa y de las que somos responsables

Introdujimos a las cotorras Argentinas y de Kramer en nuestro país dentro de una pésima política ambiental que sigue sin abordar las causas del problema, "mucho más amplio que el simplismo que supone recurrir al método letal”, explica Tere Rodríguez. Es en este contexto en el que hay que entender la llegada de las cotorras como mascota exótica y su actual presencia en espacios verdes urbanos. Muchas de ellas acabaron siendo abandonadas a su suerte en forma de sueltas masivas, y se naturalizaron, adaptándose al entorno. "La invasión se debe a las macroimportaciones de animales realizadas en los años 80, animales salvajes capturados en grupos constituidos que no han encontrado comprador y que se han liberado en masa para vaciar almacenes", a las que se han sumado abandonos y pérdidas. Es insostenible pensar que esos animales domesticados "se han encontrado en el medio natural" y han colonizado con éxito. El origen del problema es más escandaloso y fue "permitido y compartido" por las autoridades, mientras que los particulares solo pueden ser responsabilizados de haber caído en el consumismo.

Descubre nuestras apps