eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ruth Toledano

Activista en defensa de los derechos animales.

Creadora y editora del blog antiespecista El caballo de Nietzsche, en eldiario.es

Creadora e impulsora de Capital Animal, proyecto de arte, cultura y animalismo, cuya primera edición tuvo lugar en Madrid en 2016.

Tutora de proyectos en el Máster de Edición Santillana-Univ. Complutense.

Colaboradora en la Cadena SER.

Durante 17 años, columnista de Opinión en El País (de 1998 a 2011) y en la red de diarios regionales del Grupo Prisa.

Editora en el Grupo Santillana y coordinadora de proyectos editoriales en El País.

Colaboradora en publicaciones LGTB, como Zero y Shangay (compromiso reconocido con varios premios: Triángulo Rosa 2002; Premio Periodismo COGAM 2009; Premio a la Trayectoria Profesional AET-Transexualia 2011; Pluma de la FELGTB 2014).

Poeta (Paisaje al fin y Ojos de quién, Huerga & Fierro Ed., así como antologías Ellas tienen la palabra, Mujeres de carne y verso, Poetas en La cacharrería...)

Primera mujer Cronista Oficial de la Villa de Madrid.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 13138

España mañana será republicana

Del movimiento 15M, que empezó siendo estudiantil, se han perdido muchas cosas en el camino a la representación parlamentaria y a la institucionalización municipal de las personas y colectivos implicados. De eso no hay duda porque es evidente y porque es propio de los procesos políticos a partir de su primera explosión de entusiasmo. Se pueden haber perdido muchas cosas a causa de los obstáculos que se les ha opuesto, de la reacción del sistema, del cierre de filas de los poderes fácticos, de los cansancios, las ambiciones, las luchas de poder, las discrepancias, las decepciones, las zancadillas, las camarillas, las tendencias, los grupos de los grupos de los grupos; a causa, en definitiva, de la naturaleza humana, que se empeña siempre en decepcionar las ilusiones que ella misma genera. Pero hay algo fundamental que inspiró al movimiento y que nos queda: un sistema de corrupción tocado y vigilado, muchos corruptos en prisión o procesados, más condenados de lo que se hubiera podido imaginar antes del 15M. Incluido Iñaki Urdangarín.

Con el movimiento estudiantil que está impulsando un referendum sobre el modelo de jefatura del Estado, y cuya aspiración organizativa va más allá de esta propuesta de carácter simbólico, pasará en su futuro político cualquier cosa previsible: que se desinfle, se fragmente, se atomice, se divida, desaparezca. Así será. Pero lo que haya salido de este impulso de participación ciudadana, de sensatez política, de responsabilidad con nuestro tiempo, será algo que tiene desde ya un incalculable valor histórico: el cuestionamiento de ese modelo que nos dejó en herencia el dictador Franco, que fue moneda de cambio de las fuerzas violentas del Régimen para permitir que fuera posible la Transición, que fue y sigue siendo una institución anacrónica, discriminatoria e injusta por definición, que desprecia las voluntades de una mayoría actual que no ha tenido la posibilidad democrática de elegir (ya en 2014, más del 60% de los votantes actuales no habían aprobado la Constitución que ampara la monarquía).

Seguir leyendo »

Llega a Madrid 'Dominion', el documental en el que Joaquin Phoenix y Rooney Mara narran lo que se filma para la liberación animal

A vista de pájaro: como dioses que pudiéramos ver la magnitud de nuestro crimen. O cara a cara: como el verdugo que fija los ojos en la pupila de su víctima. O escondidos entre los matorrales, como voyeurs de la vergüenza. Así son los planos en Dominion. Solo que detrás de esas miradas hay objetivos de justicia militante: los de las cámaras que son testigo de cargo y los de quienes –ocultos, infiltrados, clandestinos, enviados especiales al infierno- las han llevado ahí para avanzar con ellas en la liberación de los animales que enfocan. Objetivos para desvelar el secreto que celosamente guardan las industrias basadas en la explotación animal: que esconden el infierno en la Tierra. Mataderos que se dirían platós de cine gore (Coetzee dice que que deberían ser de cristal y estar en el centro de las ciudades), granjas que son hileras de barracones en terrenos asolados de purines, camiones con cuerpos amontonados que recuerdan los peores capítulos de la historia humana, estructuras metálicas que oprimen cuerpos que se agitan inquietos, la dureza de las rejillas como único sostén para apoyarse y descansar.

La dominación del débil, del diferente, del otro es el tema del documental Dominion, que El caballo de Nietzsche y Capital Animal han presentado en Cineteca de Matadero  Madrid. El espurio derecho a ejercer control, poder, autoridad sobre los demás, incluso por la fuerza. Todo ello desde la convicción de una superioridad que es la esencia del supremacismo. Por eso el especismo se configura como un sistema semejante al del racismo y el sexismo: sobre la idea de que los otros animales, los individuos de otras especies, son inferiores al animal humano, por lo que nosotros tenemos derecho a tratarlos como convenga a nuestros intereses y a usarlos para nuestros propios fines, sin atender a su sensibilidad y a sus necesidades y, lo que es más y peor, provocándoles indecibles sufrimientos.

Seguir leyendo »

Cospedal y Morenés también se cagan en dios y se suenan los mocos en la bandera

Hay muchas maneras de cagarse en alguien y de sonarse los mocos con algo. No solo la manera en que Willy Toledo se caga en dios y la manera en que Dani Mateo se suena los mocos en la bandera rojigualda. Por ejemplo, te cagas en dios cuando dejas desmembrado a un niño que trabaja en el campo y le estalla en el cuerpecito una mina antipersona que tú has fabricado y que le has vendido al sátrapa que lo mantiene pobre y que lo explota. Te cagas en dios cuando un avión de guerra que tú has fabricado y vendido lanza misiles que tú has fabricado y vendido sobre un pueblo lleno de civiles el día de mercado. Te cagas en dios cuando el ejército de un reino asesino deja caer bombas que tú has fabricado y le has vendido sobre un autobús escolar y mueren treinta niños. 

En estos sentidos, más estrictos que figurados, María Dolores Cospedal, con su mantilla de inclinarse ante el Papa, y Pedro Morenés, con su rancio abolengo católico, se han venido cagando reiteradamente en dios. Todo ello siempre con la bandera por delante, en forma de pulserita en la mano del apretón que cierra negocios como tráficos y mece cunas con metralla. Todo ello siempre con la bandera por detrás, enorme en el fondo de la foto que oficializa la masacre. Si usar el símbolo nacional para dejar niños sin piernas no es peor que sonarse un chiste en una tela, que venga dios y lo vea.

Seguir leyendo »

Alsasua como ensayo del nuevo frente nacional

La derecha española es muy ultra. Mientras la familia Franco sigue su pulso con el Gobierno para llevar la momia del dictador al centro de Madrid, Ciudadanos, Vox y el PP se marcan una cita en Alsasua. La convocatoria es una provocación en toda regla, por lo que deja en evidencia su intencionalidad a la hora de buscar nuevos escenarios emblemáticos para viejísimas ideas.

La derecha española, que es ultra, ha acostumbrado a tildar de guerracivilismo a sus oponentes políticos, principalmente si aspiran a una justa memoria histórica, pero ahora está aplicando la más guerracivilista estrategia: escenificar la confrontación en una localidad muy sensibilizada con las manipulaciones del caso de los chicos de Alsasua, para quienes la Fiscalía de la Audiencia Nacional llegó a pedir hasta 50 años de cárcel, acusados de terrorismo por una pelea de bar con miembros de la Guardia Civil que no ha sido debidamente esclarecida. Se encuentran en prisión cumpliendo condenas de entre 2 y 13 años por delitos de atentado a los agentes de la autoridad, lesiones, desórdenes públicos y amenazas. A los acusados de agredir a los guardias les buscaron vinculaciones con ETA que no fueron capaces de demostrar, y el delito de terrorismo, para decepción de la Fiscalía, que también es muy ultra, quedó descartado.

Seguir leyendo »

Angela Davis, Mujeres de Guatemala y los otros animales

La semana pasada, cuando la filósofa y activista afroestadounidense Angela Davis, icono del feminismo antirracista, concluyó su conferencia en La Casa Encendida de Madrid, otra activista, Mercedes Hernández, directora de Mujeres de Guatemala, asociación que impulsó su visita, le dio las gracias por haberse acordado de los otros animales. Al decirlo así (“los otros animales”, y no animales a secas), Mercedes Hernández dejó explícita la conciencia política de que la humana es también una especie animal e implícita una preocupación sobre la discriminación e injusticia que sufren los individuos de otras especies por las diferencias basadas en ese criterio, en esa categoría.

Nada de lo que dijo Mercedes Hernández en su  brillante acompañamiento a Davis fue caprichoso, tampoco eso: Davis había mencionado en su conferencia a los animales (ella lo dijo a secas) como sujetos de derechos, y también el día antes se refirió a su “defensa” en la rueda de prensa que ofreció ante una sala abarrotada de periodistas. Tuve entonces ocasión de preguntarle por los vínculos, que ella misma ha establecido, entre distintas dominaciones y opresiones interrelacionadas: por raza, por género, por clase, y también por especie. “Existe una conexión entre la violencia que se inflige a los seres humanos y la violencia brutal infligida a los animales. Creo que la política alimentaria será nuestra próxima gran preocupación mundial, dado el grado de violencia que se inflige a los animales con el único propósito de generar beneficio, que es el objetivo de las corporaciones capitalistas que presumen de satisfacer la necesidad humana de alimento”, respondió.

Seguir leyendo »

Abogados Cristianos blandiendo leyes como espadas

Polonia Castellanos y sus cruzados han vuelto a actuar. Bajo el paraguas de la ultramontana Asociación Española de Abogados Cristianos, su ultracatolicismo reparte querellas como hostias. Al mejor estilo ultra. Sentaron al actor Willy Toledo en el banquillo por cagarse en Dios y en la Virgen María, y quieren hacer lo mismo con el dramaturgo Carlos Santiago por ultrajar a su homónimo el Apostol. Los Abogados Cristianos son los mismos que denunciaron la procesión en Sevilla del Santísimo Coño Insumiso. Los mismos que activaron la investigación contra la actuación de Borja Casillas en el Carnaval de Las Palmas. Los mismos que denunciaron a Ada Colau porque no les gustaba una versión del Padrenuestro llamada Mare nostra. Los que arremeten contra la “ideología de género”. Los correligionarios de la transfóbica HazteOír. A Polonia Castellanos se la ha vinculado con la organización mexicana ultraderechista El Yunque (sospechosa de violencia contra López Obrador y cuyos grupos provida han quemado libros de Biología en León Guanajuato). Polonia Csatellanos y sus ángeles del infierno son la Santa Inquisición de siempre. Y uno de sus métodos es luchar contra las fuerzas de Satanás a golpe de ley.

Pues el problema sería menor si se quedara en pataleta de iluminados con cilicio, pero se convierte en un problema mayor cuando encuentra interlocución en la Fiscalía y los juzgados. Y esto es posible porque el artículo 525 de nuestro sacrosanto Código Penal aún recoge como delito la ofensa a los sentimientos religiosos. El mismo Código Penal que permite que los animales sean torturados y matados en festejos que se perpetran en honor de vírgenes y santos. Por poner un ejemplo sangrante. Todo ello –ofensas a dios y crímenes en su nombre- en una democracia de un Estado aconfesional en pleno siglo XXI.

Seguir leyendo »

Llevar a Franco al centro de Madrid es, además, un peligro en estos tiempos

A la familia Franco hace mucho que habría que haberle parado los pies. Tanto a título institucional como mediático, empresarial y social. Sin contemplaciones. No son culpables de los crímenes cometidos por su padre, abuelo o bisabuelo, pero sí de aceptar privilegios por el hecho de ser hija, nieta o bisnieto del criminal. El primero, que su ancestro fuera enterrado en lugar y forma que ofendía a sus víctimas y a sus familias. Después, que la fortuna amasada gracias a los abusos del militar golpista, que se benefició económicamente de su triunfo por la fuerza, no solo quedara en sus manos sino que se incrementara tras su muerte gracias a haberles permitido mantenerse en las élites sociales y empresariales del Reino de España que el militar dejó en herencia. Si el patrimonio material de la familia Franco no dejó de crecer, su patrimonio moral quedó de esa manera legitimado. Se les respetó un estatus que incluye títulos nobiliarios y gran parte de la prensa les ha dado trato de celebrities.

Producto de esa legitimidad que les ha sido otorgada es que ahora estén comportándose con tan chulesca altanería como para exigir que los restos que se exhumen del Valle de los Caídos sean enterrados de nuevo y con honores militares en la catedral de la Almudena de Madrid. Los nietos del dictador pretenden, literalmente, que se honre a la momia con "la interpretación del himno nacional completo, arma presentada y una descarga de fusilería", así como “los cañonazos que corresponda". En cuanto a armas, fusilería y cañonazos es obvio que no han cambiado nada respecto a los métodos de su abuelo Paco. En lo que respecta al himno nacional, no se me ocurre interpretación más apropiada y sentida que la de una Marta Sánchez que fuera ataviada con mantilla negra y llorara perlas cual collares. Pero dejémonos de digresiones satíricas. Esa gente, los Franco, que debieran agradecer no haber tenido que salir por patas, están sacando los pies del tiesto porque nadie nunca se los ha parado. Si han estado o siguen en las presidencias, los consejos de administración y el accionariado de Filocasa, Montecopel, Sargoconsulting, Proaca, Marletmakai, Arroyo de la Moraleja, Renval Inversiones o Francoveda, por citar solo algunas y dedicadas a la especulación inmobiliaria; si han tenido la osadía, y se les ha permitido, de hacer del faranduleo su modus vivendi post mortem de Franco, cómo no van a pedir honras fúnebres y cañones por banda. De malhechores.

Seguir leyendo »

J.M. Aznar y la ultraderecha en Vox

Creíamos que Aznar pasaba el rato en el gimnasio como cualquier jubilado que se entretiene jugando a la petanca. Pero no: se musculaba para mantenerse en forma. Aznar estaba agazapado tras mancuernas y barras romanas. Desahogaba así también la arrogancia, en esperaba de decir a los suyos, por un lado; al Partido Popular en su conjunto, por otro; y en general, a la patria española y al convulso mundo mundial, que J. M. Aznar sigue vivito y está dispuesto a traer cola de nuevo. Cuando es por soberbia, siempre se aspira a volver. Aunque sea, de momento, para publicar libros sobre el futuro.

Se da la paradoja de que el predicamento de Aznar (entendido como que J.M. vuelve a expresarse y sus expresiones encuentran eco político y mediático, dado que los de su cuerda –es decir, Pablo Casado, es decir, Esperanza Aguirre, es decir, él mismo- han recuperado posiciones de poder en el PP) coincide con la condena a prisión de Rodrigo Rato, ministro suyo de Economía, así como con su comparecencia en el Congreso de los Diputados ante la comisión que investiga la presunta financiación irregular del PP.

Seguir leyendo »

El derecho de manifestación como estrategia de provocación

Fue una provocación mayúscula que un grupúsculo de policías quisiera manifestarse en la plaza de Sant Jaume de Barcelona el 29 de septiembre para homenajear a esos suyos (probablemente, a sí mismos) que hace un año fueron a reprimir el 1-O. Era una provocación que se convocara en Barcelona y no en Madrid, ya que la excusa fueron reivindicaciones salariales, una estrategia chulesca que ni siquiera secundaban los sindicatos policiales mayoritarios y que hace sospechar que pendía de unos hilos movidos por encima de la tal Jusapol, asociación presuntamente sufragada por Ciudadanos. Aunque la respuesta fue escasa (3.000 asistentes frente a los 10.000 que anunció Jusapol), no es de extrañar que se viera tanto brazo en alto.

Hace unos días eldiario.es publicó en exclusiva las imágenes de la brutalidad policial durante el 1-O. Ya habíamos visto bastante y no había lugar a dudas, pero los vídeos publicados ahora añaden pruebas de la violencia del Estado. Casualmente, pocos días después estaba convocada la reivindicación de los violentos. Dicen que ha habido “choques”, pero en realidad lo chocante fue la convocatoria misma. Si hace un año la policía española fue a agredir a la ciudadanía catalana, es una obviedad que este año ha ido a provocar. Si entonces fue el “a por ellos”, ahora ha sido el “aquí seguimos”. Solo que ahora eran pocos y se supone que desarmados. 

Seguir leyendo »

Frente a la crueldad política, fotografía solidaria

33.293 es el título del libro. Cinco páginas después, la cifra impresa es 33.297. Cuatro números más. Esa cifra -que aumenta cada día, página a página de la historia de un siglo XXI que prometía mucho más- es la cifra de la vergüenza: las personas que han muerto intentando llegar a Europa. Las ha contabilizado la agencia United for Intercultural Action de 1993 a mayo de 2017. Muchos de esos cadáveres están sin identificar porque sus familiares fueron detenidos, encarcelados y expulsados, y no pudieron hacerlo.

El libro 33.293 forma parte de la segunda edición del proyecto PHES-Fotografía Solidaria, impulsado en 2017 por la fotógrafa Estela de Castro, quien comparte su dirección artística con el fotógrafo Juan Cañamero. Su objetivo, implicar y comprometer a los artistas y profesionales de la fotografía ante la mayor crisis migratoria sufrida tras la Segunda Guerra Mundial. “En la actualidad, 1 de cada 14 personas que intenta llegar a nuestras fronteras muere en el camino. La gran mayoría pierde su vida en el Mediterráneo, pero también se registran muertes por congelación, violencia o suicidios”. Léanse de nuevo estas últimas palabras. Imagínense. “Nadie sube a sus hijos a una patera, a menos que el agua sea más segura que la tierra”. Estas palabras de la poeta somalí  Warsan Shire levan las anclas de este libro y abren su travesía.

Seguir leyendo »