eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Herida de muerte al rural con los recortes en atención primaria

Sede de la Consellería de Sanidade de la Xunta y del Servizo Galego de Saúde (Sergas)

Decía Alberto Núñez Feijóo que esta era la legislatura del rural. También decía Mariano Rajoy que se prestaría especial atención al problema demográfico y por ello ha nombrado a un alto comisionado específico para impulsar la renovación demográfica. Pero son palabras que se lleva el viento y papel mojado viendo lo que sucede en el interior de Galicia y, en este caso concreto, en el Concello de Forcarei (Pontevedra), donde desde el año 2011 la pérdida de población se ha incrementado de forma notable.

La alarma saltó hace un año cuando el Servizo Galego de Saúde (Sergas) consideró que la pérdida de población en este municipio, de apenas 3.500 habitantes, del norte de Pontevedra, requería reajustes del personal de Atención Primaria e incluso el cierre de uno de los centros de salud en el municipio con más dispersión poblacional de la provincia; concretándose en la desaparición de una de las cuatro plazas de facultativos en la Atención Primaria.

El envejecimiento poblacional, las patologías de los enfermos, el elevado porcentaje de personas dependientes o  la ausencia de transporte público para dirigirse al centro de salud no importaron o no se valoraron porque, según el Sergas, la viabilidad de la sanidad solo se garantiza recortando servicios. Y la viabilidad del campo, ¿quién la garantiza?

Seguir leyendo »

Matan a un profesor a palos

Retrato del político y escritor Manuel Azaña Díaz (Foto sin fecha, años 30).

Si los españoles, como diría Azaña, habláramos sólo de lo que conocemos, se produciría un gran silencio que nos permitiría pensar. Quiero seguir la sugerencia de Azaña y, por eso, intento informarme para así poder opinar. Pero de la "gran Política", en primera persona, sólo conozco sus consecuencias porque son las que me afectan a mí, a mi salud, a mis hijos, a mis impuestos, a mis vecinos...Si quiero saber más de esa Política con mayúsculas, tengo que buscar la información a través de los medios de comunicación; tv, prensa, radio, internet etc. 

Como hay tantos medios y tantos partidos, hay también mucha competencia, y unos y otros luchan para llamar nuestra atención. Cuando aún no había internet, hace casi 40 años, y yo empezaba mi andadura como profesora en un pequeño pueblo de Murcia, una mañana, el conserje de mi instituto dejó sobre la mesa de la sala de profesores un ejemplar del diario "La Verdad". En primera página un gran titular decía: "Matan a un profesor a palos". 

El revuelo fue impresionante, todos los compañeros nos lanzamos sobre el periódico. Imaginábamos a la chiquillería abalanzándose sobre el maestro, armados con sillas, reglas y punteros de geografía, para acabar, entre gritos, con la vida del infeliz docente.

Seguir leyendo »

Romper España

El PP exige que Sánchez explique al Congreso sus pactos con los radicales independentistas y los proetarras

La demostración de que España (esa España que predo­mina por prepotente y bulliciosa en los platós, en los edito­riales de los periódicos y en los parlamentos, no la otra España jui­ciosa y ponderada) está atrasada, es ese grito de alarma con­tra los que, dicen, quieren romper Es­paña. Se refieren, claro, a la suya, la de la caverna, la in­tolerante, la infectada de gober­nantes ladrones de las arcas públicas, la España ca­teta...

Insisten, obstinados, en que ha de persistir en la so­ciedad la idea o el sentimiento de la Una, Grande y Li­bre dictatorial e isabelina. No se percatan de que ese tiempo está agotado. Los muy necios siguen creyendo que las naciones son grandes por la extensión de su territorio o por el domi­nio que ejercen sobre otras naciones. Ignoran esos alteradores del orden público que hace mucho el mundo civilizado descubrió que las naciones tampoco son grandes por pasa­das glorias o por haber sido imperios; que la naciones son grandes por el grado de solidaridad y por el nivel de toleran­cia de sus pueblos, exclusivamente intolerantes con los intolerantes...

Lo que rompe a España es saquear los pro­pios administradores sus finanzas. Lo que rompe a España es inculcar a la pobla­ción el odio a unas regiones aguerridas que no se dejan ava­sallar fácilmente por unos proxenetas de la política. Lo que rompe a España es mante­ner una forma de unidad te­rritorial pétrea. Lo que rompe a España es empe­ñarse en no reformar a fondo una Constitu­ción que na­ció viciada de consenti­miento pues eran mo­mentos muy ex­cepcio­nales de los que se aprovecharon los de siempre...

Seguir leyendo »

Ciudadanos y la moción de censura

Albert Rivera en el Congreso de los Diputados

Dicen que es en los momentos difíciles cuando sale a relucir el verdadero carácter de las personas. El papel pivotal de Coalición Canaria no es una sorpresa, igual que no lo fue el intento del Partido Popular y del Gobierno de morir matando al nuevo ejecutivo. Pero lo que me merece un análisis más sosegado es el sentido del voto de Ciudadanos.

Albert Rivera y sus colaboradores han tratado de defender hasta la extenuación que su partido es el adalid de la lucha contra la corrupción. Por eso no se termina de entender que pueda conjugar su lema con el sentido de su voto en la moción de censura, de la mano del PP.

El repentino éxito de la moción de censura tiró por la borda los planes electoralistas de Ciudadanos consistentes en desgastar al Gobierno hasta provocar la disolución de las Cortes Generales. Es comprensible que estén enfadados por no haber podido llevar a cabo su plan, pero sigue sorprendiéndome que hayan votado de la mano del PP.

Seguir leyendo »

¿Una Constituyente?

La Constitución de 1978 no prevé el caso de la reciente sentencia del caso Gürtel  que pone en duda la veracidad de las declaraciones del presidente en sede parlamentaria.

Es, sin embargo, muy grave: el poder judicial no puede limitarse a emitir sospecha en un tema que afecta a los cimientos del Estado de Derecho: la separación de poderes.

El jefe del ejecutivo no puede mentir al legislativo y el judicial es a quien incumbe resolver las dudas que emite la sentencia.

Seguir leyendo »

Realidad vs Política en Educación

Ante el inminente final de curso, me gustaría comentar algunas opiniones y medidas lanzadas a los cuatro vientos por escritores, políticos y resto de iluminados.

Escritor de renombre: “Hay que triplicar el sueldo de los profesores”.

Hombre, a nadie le amarga un dulce, pero una cosa es que pidamos que se nos devuelvan todos los recortes que nos hicieron y actualicen los salarios (yo cobro casi lo mismo que hace diez años) y otra que se nos triplique el sueldo. De hecho, esto no lo pide nadie. Ni siquiera que se nos doble.

Seguir leyendo »

¿Y para los jóvenes qué?

Hace unos meses, la precariedad me golpeó por primera vez en la cara cuando, en una entrevista en un importante bufete, me dijeron que el sueldo de los becarios era de 300€ la jornada completa y 150€ la media jornada. A punto de terminar un doble grado en una buena universidad y con dos idiomas además del español, jamás me había sentido tan insultada.

Quizás por eso me alegré cuando me aceptaron en otro trabajo, esta vez por 300€ la media jornada, y que ahora compatibilizo con los estudios. La segunda bofetada de la precariedad laboral me la llevé ayer cuando me llegó mi "sueldo", descontado impuestos, y me di cuenta de que el insulto proseguía: 202€. En estas circunstancias no puedo evitar pensar de qué sirve que me quede hasta las 2 de la mañana estudiando para sacar buenas notas, cuando el futuro que me espera va a ser el mismo que si no me esforzara.

Mi situación es la de todas mis amigas y gente de mi alrededor. ¿Quién se preocupa por nosotros? ¿Va a haber alguna reforma de Ley, subvenciones, planes, algo que invierta en los jóvenes? ¿Cómo es posible que mi padre, con mi edad, no tuviera ni la mitad de la formación que yo y sin embargo gozara de mejores perspectivas de futuro y derechos laborales?

Seguir leyendo »

Paisajes, ideologías, política

De Sants a Atocha en AVE: 600 Kms, 3 horas; de Atocha a Horcajo de Santiago (Cuenca) en autobús: 100 Kms, 2 horas. Bromas de la tecnología.

Mas importante que el tiempo es la actitud. Si “te dejas llevar” puedes descansar, dormir, leer, escuchar música o ver el paisaje. Si “aprovechas el tiempo” podrás llamar a un cliente, escribir desde el portátil, resolver un problema con el banco… y llegar agotado a tu destino. Queda descartado entablar conversación con el vecino de asiento, no vaya a ser que te tome por un cotilla; aunque por el móvil, y en tono de discoteca, pueda contar su última fiesta familiar, sin ningún pudor.

Me gusta mirar por la ventana (salvando los túneles), da igual la velocidad, aunque se ven mejor los detalles desde el autobús; ahora dominan los verdes y las flores; pasos angostos, ríos, montañas, bosques, llanos inmensos. Tenemos un país muy variado, maravilloso (salvando el cemento de las ciudades).

Seguir leyendo »

Sí… derechos laborales decentes y dignos

El mundo del trabajo requiere crítica, el cambio es irreversible. 

Otros movimientos sociales han tomado el relevo y son, ahora, protagonistas reivindicativos de la sociedad. Algunos observadores de la información, en España, plantean que los grandes sindicatos clásicos, ponen a prueba su fortaleza con motivo del Primero de Mayo.

Vimos, el pasado 8 de marzo, una gigantesca movilización de mujeres. La cobertura legal de la huelga llegó desde organizaciones minoritarias, asamblearias, que convocaron huelga de 24 horas. Los grandes se limitaron a cubrir dos horas dentro de la jornada de trabajo. Los ninguneados pensionistas tienen la iniciativa de sus reivindicaciones, varios pasos delante de los clásicos representantes de lo social. Se instalan formas de organización de base con acción directa, en tanto los clásicos siguen bajo los efectos de la pájara...  ¿Despiste? ¿Falta de visión de la realidad imperante? 

Seguir leyendo »

"Hija, vuelve en taxi"

Llevaba preguntándome por qué casos como el de La Manada marcan tanto el imaginario colectivo. Mucho más que un parricidio; más que un atentado. La respuesta se me presentó ayer, como un caldero de agua fría, cuando estaba a punto de salir a tomar algo con mis amigas.

“Hija, vuelve en taxi”, oí pronunciar a mi madre desde el salón. Me asomé a la puerta y ella me miraba. En sus pupilas, una mezcla de vergüenza, de súplica para que no me rebelase, que ya sabes por qué debes hacerlo. Que ya sabes que voy a dormir mal. Que oye, no me lo tengas en cuenta, vive tu vida, pero es que si te pasa algo… Que sé que no te robarán (y si lo hacen me da igual). Que de lo que tengo miedo es de que te violen, de que no te defiendas, y no te crean. O de que te defiendas, y no sepa más de ti.

Todas esas ideas se amalgamaban en el corazón de mi madre, fuerte, trabajadora, luchadora, feminista, y se concentraban en un gesto opaco que escondía la vergüenza de saber que, pronunciando esas cuatro palabras, hacía una pequeña gran concesión al patriarcado.

Seguir leyendo »