eldiario.es

Ruth Toledano

Soy: Activista en defensa de los derechos animales. Tutora de proyectos en el Máster de Edición Santillana-Univ. Complutense. Primera mujer Cronista Oficial de la Villa de Madrid. He sido: Columnista de Opinión en El País (de 1998 a 2011) y en la red de diarios regionales del Grupo Prisa. Colaboradora en la Cadena SER. Editora en el Grupo Santillana y coordinadora de proyectos editoriales en El País. Colaboradora en publicaciones LGTB, como Zero y Shangay (compromiso reconocido con varios premios: Triángulo Rosa 2002; Premio Periodismo COGAM 2009; Premio a la Trayectoria Profesional AET-Transexualia 2011). Fui: Asesora literaria en la Agencia Literaria RDC. Creadora y directora de la sucursal en España de la Agencia Literaria Internacional Andrew Wylie. Poeta (Paisaje al fin y Ojos de quién, Huerga & Fierro Ed.).

Los ingredientes del gazpacho

Una jueza de Santa Fe, en Granada, ha denegado la nacionalidad española a un niño de dos años por “no estar integrado socialmente”. Un niño que ha nacido en España y cuyos padres, de origen senegalés, llevan diez años aquí y tienen contrato de trabajo. Un niño que nunca ha salido de este país y a cuya hermana mayor sí le fue concedida la nacionalidad española.

Cuando este niño tenga edad suficiente para enterarse de esta historia, ¿qué sentirá por el que naturalmente considerará su país?, ¿se sentirá integrado en un lugar que le mostró tal desprecio cuando era casi un bebé?, ¿se le podrá exigir que sea un españolito, que defienda su patria, que sea un ciudadano responsable?, ¿puede extrañarnos, ante tal despropósito, que los suburbios europeos se conviertan en polvorines de jóvenes que, sin arraigo en sus propios países, busquen identidad por caminos indeseables?

Seguir leyendo »

¿Serían los jueces brazos políticos de la Corona?

El Tribunal Supremo ha admitido a trámite la demanda de paternidad contra el rey Juan Carlos I interpuesta por la belga Ingrid Sartiau. Ella dice que no quiere perjudicar a la Casa Real pero que siente la necesidad personal de conocer sus orígenes. Resultaría comprensible. Sin embargo, la decisión judicial nos produce una sorpresa que va aparejada con ciertas sospechas. La principal: ¿por qué se ha admitido a trámite su demanda y no la del catalán Albert Solà, el otro presunto hijo del viejo Borbón?

El Tribunal Supremo alega que la demanda de paternidad de Solà se ha rechazado porque las pruebas aportadas no son suficientes. Ambos demandantes se hicieron hace años unos análisis de ADN en los que los marcadores genéticos dieron un 91% de consanguinidad. Presumiblemente, se hicieron un segundo, que arrojó una probabilidad del 87%. Y un tercero, que, según los expertos, arrojó una probabilidad del 35%, es decir, un resultado contrario al que se buscaba: que Sartiau y Solà no son hermanos. "Las primeras muestras arrojaban una probabilidad del 91%, pero más tarde recibí una nueva muestra del señor Solà que demostraba que no son hermanos. Ella recibió esa información a finales de 2012, pero no la ha querido comunicar públicamente",  ha asegurado a El País el reputado genetista belga Jean-Jacques Cassiman, profesor de la Universidad de Lovaina que estudió los análisis de ambos.

Seguir leyendo »

Morenés y los kalashnikov

Volvió a la carga el turbio ministro de Defensa, Pedro Morenés. El de los negocios con armas. El de las ventas de bombas de racimo a Gadafi. El de las vinculaciones con empresas denunciadas o investigadas en la Operación Púnica. El de los marines en la base de Morón. El de las visitas a Arabia Saudí y a Israel. El amigo de Juan Carlos de Borbón. Una joyita.

Seguimos sin saber cómo puede dormir tranquilo el ministro Morenés, con tanta potencial muerte en su haber, y boquiabiertos nos deja su desparpajo (por no decir su descaro, desvergüenza, morro o jeta) al dirigirse al nuevo rey pidiendo una "permanente renovación" del stock bélico del Ejército. Con motivo de su primera, aunque decadente, Pascua Militar, vino a decirle Morenés a Felipe de Borbón, literalmente, que no hay que "dormirse" al respecto. Suponemos que se refería a no dormirse en laureles pacifistas: el buenazo de Morenés lo definió como "superioridad disuasoria y operativa sobre los posibles adversarios". Un santo.

Seguir leyendo »

Los dibujantes asesinados eran antitaurinos y animalistas

El 7 de enero de 2015 asesinaron una parte de nuestra libertad. La intolerancia disparó balas contra personas cuyas armas siempre han sido lápices, pinceles y rotuladores. El fanatismo derramó una sangre que solo había atacado prejuicios e injusticias a través de la tinta, la irreverencia y el humor.

Atentando contra el satírico francés ‘Charlie Hebdo’, los asesinos han querido matar la libertad de expresión. Y, aunque no lo conseguirán, con su vileza han contribuido a silenciar, además, a los otros animales, víctimas de una violencia sistemática que los legendarios dibujantes asesinados Cabu, Charb, Wolinski y Tignous también reflejaron y denunciaron en sus viñetas.

Seguir leyendo »

El año del hombre del saco

Ahora se llevan las manos a la cabeza. Y, si pudieran, las llevarían al cuello de todos aquellos que suponen una alternativa a ellos. Son los políticos y voceros del bipartidismo. El espectáculo que están ofreciendo en los medios es bochornoso, repugna a la madurez democrática. Como niños malcriados que no quieren irse a la cama cuando ya es hora, y patalean. Como hombres celosos que no admiten que los dejes, y acosan y amenazan. Como jefes explotadores que cuando exiges tus derechos te advierten de que es eso o nada.

Da pena verlos, pena política. No les interesa la cosa pública, sino la cosa suya. No quieren irse, no quieren perder sus privilegios. El privilegio del mal poder. Como no quieren ceder el sitio, dicen y harían cualquier cosa para impedir que otra persona ocupe su lugar, aunque les jurasen en la bandera que acaso pudiera traer algo bueno para España. No les interesa España.

Seguir leyendo »

Defensores del lobo derriban 'casetas de la muerte' con motosierras

Ante las ilegalidades consentidas por la Junta de Castilla y León, y hartos de escopetas, defensores del lobo ibérico han cogido la motosierra. En la madrugada del 28 de diciembre, activistas de ‘ Lobo Marley’ se han adentrado en la Sierra de la Culebra (Zamora) y han derribado tres de las que llaman “casetas de la muerte”. Se trata de pequeños cobertizos desde los que los cazadores pueden disparar contra los lobos que cruzan desde Portugal, donde están protegidos, tras haberlos atraído con carroña y previos pagos que pueden alcanzar los 30 y 40 mil euros.

Seguir leyendo »

Para qué sirve un rey

Si fuéramos un pueblo soberano, no estaríamos analizando si el discurso de Felipe de Borbón estuvo mejor o peor interpretado; si movió demasiado las manos o tenía la boca seca; si ciertas alusiones eran más o menos veladas; si el escenario fue el adecuado; si pronuncia bien el catalán. Si fuéramos un pueblo soberano, asumiríamos sin ambages que el discurso de Nochebuena del nuevo rey consistió en una mera actuación, trascenderíamos los detalles que distraen lo esencial e iríamos al verdadero quid de la cuestión: nos preguntaríamos para qué sirve Felipe VI. Para qué sirve un rey. Para qué sirve este rey, aquí y ahora.

Si fuéramos un pueblo soberano, reconoceríamos que en su discurso navideño la Casa Real no dijo, en realidad, nada. Por supuesto, Felipe VI mencionó la corrupción, la crisis, el paro: lo que más preocupa a quienes la institución considera sus súbditos. No le quedaba otra. Pero lo que importa es que el emisor, a fuerza de unas generalidades consustanciales a su cargo, hizo de ello palabras huecas, consabidas, puro humo. Resulta así un tanto patético, como pueblo soberano, que estemos todos cogiendo la lupa para descifrar entre líneas lo que quiso decir el rey. Asumimos, como si fuera natural, que el lenguaje de un rey ha de ser enigmático y requiere de posterior aclaración: interpretar una interpretación que solo significa autoafirmación.

Seguir leyendo »

Los negocios de Morenés y la confianza borbónica

El ministro Pedro Morenés presentó el otro día el libro Defensa Nacional: la adaptación permanente de las Fuerzas Armadas, y dijo que "la cultura de defensa es una asignatura pendiente permanente" y que "la gente no sabe muy bien para qué" sirven las Fuerzas Armadas.

Sorprende que venga con estas preocupaciones un ministro al que ya hace un año la oposición acusó de "ningunear" al Congreso, acumulando entonces 48 peticiones de comparecencia no atendidas. Por otra parte, sabemos algo sobre "para qué" sirve su cartera: por ejemplo, para que el Consejo de Ministros le conceda en pleno agosto (y durante dos años consecutivos) un crédito extraordinario, en 2013, de 883 millones de euros y acordando aumentar su presupuesto en un 15%, mientras que por las mismas fechas los niños pobres y en riesgo de exclusión social se quedaban sin comedores de verano. Crédito extraordinario y aumento de presupuesto a una cartera que tenía 30.000 millones de deuda con la industria armamentística.

Seguir leyendo »

¿Qué país pretendemos?

Muchas gracias a la APDDA por este premio, especialmente a su coordinador, Chesús Yuste, buen político y mejor persona. Gracias también a Cristina Narbona por entregárnoslo y por su compromiso con los animales no humanos, especialmente difícil desde el entorno y los cargos políticos que ha ocupado. Tiene un valor especial que este premio lo otorgue una asociación parlamentaria porque su trabajo demuestra que otros políticos son posibles, incluso dentro de esta casa [el Congreso de los Diputados], que es del pueblo pero que tantas veces no cumple con su responsabilidad: la de estar al servicio de las personas.

Un valor aún más especial porque las personas de las que se ocupa la APDDA ni siquiera son humanas, ciudadanos con voz y voto, sino individuos a los que por no ser humanos no se les respetan sus derechos más básicos. Animales que no pueden votar pero que sufren a diario en las formas más horribles que pueda imaginarse. Gracias, pues, por traer su voz al que debe ser el órgano máximo de la expresión popular, también la de quienes representamos a esos que no tienen voz.

Seguir leyendo »

¿Vendrán a buscarnos a nuestras casas?

Ni la policía está conforme con una Ley de Seguridad Ciudadana que atenta gravemente contra derechos fundamentales de los ciudadanos. Los de manifestación y expresión se verán vulnerados como en la franquista Ley de Orden Público de 1959. No es de extrañar, ya que el encargado de pisotear esos derechos nuestros desde el Ministerio del Interior es el opusino Jorge Fernández Díaz, hijo de un militar franquista. En su permanente rictus de rencor, el represor Fernández rezuma una amargura que parece venir del contratiempo histórico de no haber nacido unas décadas antes. Habría sido feliz Fernández en una buena dictadura, y no teniendo que abortar, dios lo libre, la contra natura de una democracia.

Fernández es el mal cristiano capaz de devolver en caliente a una “pobre gente” que herida, aterida, hambrienta, huye de la injusticia, de la miseria, de la persecución política; el mal cristiano que pide a las ONG y al Consejo de Europa que le den la “dirección” donde enviarlos; el mal cristiano capaz de mentir sobre el número de lo que su Gobierno llama disturbios y no es sino la legítima defensa de la calle frente a la violencia institucional; el mal cristiano que sabía lo de los curas pederastas de Granada y calló como si el silencio no fuera cómplice. Debe de tener la conciencia muy intranquila para necesitar de mordazas que silencien la protesta contra el saqueo económico, ético y político de los suyos. “No acepto lecciones de humanitarismo por parte de nadie”, ha escupido, el soberbio. Va sobrado de pecados, Fernández.

Seguir leyendo »

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -