eldiario.es

Ruth Toledano

Activista en defensa de los derechos animales. Tutora de proyectos en el Máster de Edición Santillana-Univ. Complutense. Primera mujer Cronista Oficial de la Villa de Madrid. Durante 17 años, columnista de Opinión en El País (de 1998 a 2011) y en la red de diarios regionales del Grupo Prisa. Colaboradora en la Cadena SER. Editora en el Grupo Santillana y coordinadora de proyectos editoriales en El País. Colaboradora en publicaciones LGTB, como Zero y Shangay (compromiso reconocido con varios premios: Triángulo Rosa 2002; Premio Periodismo COGAM 2009; Premio a la Trayectoria Profesional AET-Transexualia 2011; Pluma de la FELGTB 2014). Poeta (Paisaje al fin y Ojos de quién, Huerga & Fierro Ed., así como antologías Ellas tienen la palabra, Mujeres de carne y verso, Poetas en La cacharrería...)

Cuando Quevedo, presuntamente, te llama puta

La otra tarde, en plaza de toros 'La Malagueta', una mujer saltó al ruedo y se abrazó a un novillo moribundo. Cuenta que aún pudo sentir los estertores de su aterrada respiración. Le había oído bramar de dolor por la tortura que le aplicaron -y que estaba siendo aplaudida por un público que de respetable no tiene ni el nombre- y se lanzó a ofrecerle unos últimos segundos de solidaridad y compasión: irse de esta vida con algo que no fuera solo maldad. Su nombre es Virginia Ruiz y su gesto ha dado la vuelta a un mundo cada día más horrorizado con la sádica violencia que se celebra en España como fiesta nacional.

Hace unos días escribí aquí sobre violencia machista y violencia torera, que relacioné como dos patas de un mismo monstruo estructural. Como había que entender la reflexión, y eso es demasiado pedir a quien ve arte en la tortura, muchos taurinos se llevaron las manos a la cabeza, aprovechando las dificultades en la compresión lectora para hacer pasar por indignación su ya definitiva desesperación: los estertores de muerte de sus víctimas son ahora también los de su excrecente negocio. Mi artículo se tituló El macho sanguinario y varios de esos taurinos, falazmente ofendidos por ver su mundo acusado de machismo, se apresuraron en las redes sociales a ilustrar su desmentido deseándome un buen macho que me diera mi merecido. Son dos formas distintas de apoyar una misma teoría.

Seguir leyendo »

El macho sanguinario

Vergüenza debería dar a Juan Carlos de Borbón haber reaparecido en San Sebastián para apoyar la primera corrida de toros que, gracias al españolismo vasco del PNV, se celebró en esa ciudad tras dos años sin tortura pública de animales. Aunque solo fuera vergüenza torera. Que, claro, no existe. Estómago agradecido, primero se pegó unas comilonas en los restaurantes de Subijana y de Arzak. Vergüenza también debería darle a Elena de Borbón seguir el rastro ensangrentado de su padre y obligar a sus hijos, menores, a presenciar y aplaudir ese martirio. Es pedir peras al olmo, claro.

De poco ha servido al lobby taurópata tirar de los cuatro Borbones y del despótico uso pepero de la televisión pública: la retransmisión por TVE del crimen  alcanzó su mínimo histórico de audiencia. No hay nada que hacer y lo saben: la tauromaquia tiene los días contados, como demuestra la tendencia social y política de los tiempos, que da mayoritariamente la espalda a esa violencia. A cualquiera con dos dedos de frente también le habría dado vergüenza tener que recurrir a un monarca que se vio obligado a salir por patas de elefante para no verse salpicado (más) por la corrupción familiar y así tratar de salvar los muebles de palacio. Y del suntuoso  pabellón de caza que se costeó con dinero público. Pero el lobby taurino está desesperado y tira de lo que sabe y puede: ese clasismo a través del que ven privilegio donde ya no hay más que bochorno.

Seguir leyendo »

La muerte moral o el exilio sexual

Leo La Voz de Galicia, la trae el panadero. Una vez al año, gozo del dejá vu del café con la lectura en papel y del fondo y la forma regionales. Poco después de llegar aquí, esa voz nos trajo la noticia más espeluznante. No es de ella de lo que quiero escribir: poco que decir ante el infierno en la tierra. Pero la información insistía en algo que interesa descontextualizar, una circunstancia relacionada con el presunto culpable del horrendo crimen y con su entorno social. Es difícil no correr un riesgo indeseable: que pueda parecer que hay justificación en lo injustificable. Hago y pido el esfuerzo. Solo podemos ver como algo monstruoso que un padre degüelle a sus dos hijas, y solo lo traigo a colación para reflexionar sobre aquello en lo que insistía la prensa (y de lo que no he vuelto a ver mención, quizá comprensiblemente, dadas las circunstancias).

La prensa local contó que el parricida se había separado de su esposa y había iniciado una relación sentimental con otro hombre, motivo por el que muchos, en el pueblo de poco más de 4.300 habitantes donde todos vivían, le hicieron el vacío y le mostraron un rechazo explícito. Llegaron las descalificaciones y hasta la negativa a que entrara en ciertos locales públicos. En La Voz de Galicia, el psiquiatra forense José Cabrera explicó que esa “sensación de muerte moral y vergüenza” podría haberle conducido a perpetrar sus horrendos crímenes. Me impactó ese crimen, pero también me impactó esta reflexión, referida a la homofobia en el entorno rural.

Seguir leyendo »

Una vidorra en París: el regalazo de bodorrio de Rajoy a Wert lo pagamos a escote

Es una forma de ser, de vivir. Un modus vivendi, un modus operandi. Un día nos enteramos de que hacer muy mal tu trabajo puede tener –si formas parte de las filas del PP- un reconocimiento y hasta un premio. Es el caso de Wert. Apenas repuestos del pitorreo que eso nos supone como ciudadanos, se nos informa de  las 70 ocasiones en las que el PP ha vetado la comparecencia de Rajoy en el Congreso para responder a cuestiones de enorme interés común. A saber: Bárcenas, la Gürtel, los pagos en B y la financiación ilegal de su partido, el rescate a la banca, la crisis del ébola. La última, dejar lo de la Púnica para septiembre. Llama poderosamente la atención las prisas que ha tenido Rajoy para presentar los presupuestos, que prácticamente ha habido que seguir desde la caravana de salida de vacaciones, y justo ese sea el motivo aducido por el presidente del Gobierno para no responder sobre la peste Púnica. Su modus operandi.

En la forma de ser y vivir del PP de Rajoy (heredero del PP de Aznar, a su vez heredero de la AP de Fraga, a su vez heredera del Caudillo de España) el modus operandi incluye también la celebración de bodorrios, entre cuyos invitados suele encontrarse lo peor de cada casa. Como paradigma de bodorrio, ha quedado para nuestra Historia el de la hija de Aznar, cuya lista de invitados ha sido después de gran ayuda a la Fiscalía Anticorrupción. En ese sentido, los bodorrios son muy prácticos. Y también en otro: los contrayentes reciben regalazos. Lo demuestra otro gran bodorrio de nuestra Historia: al casarse Carmencita Franco con Alfonso de Borbón, el dictador regalaba a su nieta un Reino que, magnánimo, quiso además dejar en herencia a todos los españoles. El Reino del que caza elefantes como cualquier vil sacamuelas yanqui.

Seguir leyendo »

Plantarle cara al sol

Ves a los delincuentes de ADN pepero con un pie en la cárcel y otro en la borda de un yate. Oyes a los mafiosos con ADN pepero en unas grabaciones que por sí solas bastarían para que dimitiera cualquier presidente de cualquier gobierno de cualquier galaxia. Lees esa trama propia de cartel de Sinaloa que ha butroneado las arcas públicas y la decencia política de la Comunidad de Madrid y, por extensión -cual hilillos de chapapote-, del PP nacional y del Gobierno de Rajoy.

Y te parece que no es posible mayor saqueo. Te equivocas. También quieren el sol.

Seguir leyendo »

"El colectivo animalista es uno de los primeros con quien se reunió la Marea Atlántica"

Tiene 29 años y lleva desde los 22 tratando de convencer a los políticos gallegos de que los animales importan. Diplomado en Trabajo Social y Posgrado en Dirección y Planificación de ONG, el activista por los derechos animales Rubén Pérez Sueiras se ha centrado en el campo de la incidencia política y la estrategia comunicativa de las organizaciones animalistas. Bajo su coordinación, la delegación gallega de la Asociación Animalista Libera! se ha convertido en referente en la Comunidad para los profesionales de los medios de comunicación. 

Pérez Sueiras ha elaborado más de 300 iniciativas para diferentes partidos políticos y cámaras legislativas (Concellos, Parlamento de Galicia, Europarlamento), impulsando una reforma histórica de la Ley de Protección Animal gallega, aprobada por práctica unanimidad, así como otras proposiciones, como la prohibición del acceso de menores de 12 años a eventos taurinos en la misma Comunidad. Actualmente, inicia el procedimiento para prohibir la munición de plomo en todos los espacios cinegéticos del territorio gallego, iniciativa legislativa admitida a trámite por todos los grupos.

Seguir leyendo »

El franquismo del PP

El otro día, en una fiesta de cumpleaños muy divertida, una joven artista me contó que su padre, que no había cometido otro delito que el de ser comunista, había pasado veinte años en una cárcel franquista. Me contó cómo la vida de su familia había sido truncada por el dictador y que su padre, una vez en libertad, nunca llegó a recuperarse del todo. Después seguimos bailando. Pero esa cifra, veinte años, vuelve desde entonces a mi cabeza una y otra vez. Y, con ella, los 500.000 encarcelados por el fascismo español. Y los 550.000 exiliados que huyeron del terror de ese fascismo. Y los 300.000 niños robados a sus madres por rojas. Y los cientos de miles de desaparecidos. Y los cientos de miles de depurados, despedidos de su trabajo y despojados de sus bienes por ser republicanos.

También, con esa cifra, vuelven los 80.000 republicanos asesinados entre 1936 y 1939. Y los 115.000 antifranquistas asesinados entre 1939 y 1975, año en que el general Francisco Franco murió en la cama de la impunidad. Con esa cifra vuelve también la tía abuela de Ismael Serrano, que aún sigue en una fosa común, como bien  recordó el cantante en un tuit a Pablo Casado (que se burló de quienes quieren recuperar de las cunetas los restos de sus familiares para darles digna sepultura y luego los suyos lo nombraron vicesecretario de Comunicación del PP). Y vuelve Emilio Silva Faba, fusilado por republicano en la comarca del Bierzo y cuyos restos fueron los primeros de un represaliado del franquismo identificados por una prueba de ADN. Su nieto, Emilio Silva Barrera, es el presidente de la  Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), que hace dos meses recibió en Nueva York el premio ALBA/Puffin al Activismo en Derechos Humanos, uno de los más prestigiosos del mundo.

Seguir leyendo »

El arco iris que dignifica el camino

“Hola, soy madre de una chica transexual de 15 años, apenas se abrió desde hace dos meses, no se cómo afrontar la situación. Es mi única hija, tengo dos varones. Me hago la fuerte para no confundirla más en el proceso, no sé si nunca quise ver, pero ha sido un golpe muy duro, por favor necesito orientación, cómo la ayudo, cómo manejo la situación. Con la familia, cómo. Salgo de esta depresión que me está dando. Ella está más tranquila porque cree que yo manejo ya la situación y voy a ser su guía pero no sé cómo. Ya la puse en tratamiento con terapeuta”.

Esta es el desesperado llamamiento que hace una madre en la web de Chrysallis, una asociación de familias de menores transexuales, niños y adolescentes transexuales. Chrysallis forma parte, junto con otras 30, de la Plataforma 28J, que en esta nueva edición del Orgullo recuperará en Madrid el espíritu reivindicativo de la emblemática y multitudinaria marcha LGTBI. Junto con ese espíritu, el Orgullo 2015 ha recuperado ya la colaboración del Ayuntamiento, que bajo el mando de Ana Botella lo entorpeció y boicoteó. Botella representaba a una derecha ultracatólica cuya seña de identidad, entre otras, es una homofobia y transfobia poco disimulada. En su caso, muy poco, dados los obstáculos de toda clase que se empeñó en poner a una cita que ha llegado a convocar hasta a dos millones de personas.

Seguir leyendo »

La cabeza como un bombo

Si dicen porque dicen. Si callan porque callan. Si van porque van. Si no van porque no van. Si tuitean porque tiutean. Si borran la cuenta en Twitter porque borran la cuenta en Twitter. El apremio mediático, en redes y personal que están sufriendo los nuevos equipos municipales, en especial el de Ahora Madrid, se puede calificar de auténtico acoso político. Lo de los cien días de cortesía se ha vuelto una quimera. No les han dejado ni empezar. Propios y extraños se han lanzado a la caza, a la crítica, a la exigencia, a la lupa. Y, en tal escenario, tal guirigay, tal confusión, la reacción se improvisa y se cometen errores. O no, pero también se consideran tales. Sin reflexión, sin análisis, sin margen, sin pausa.

Ni se puede dar respuesta a todo en un día, ni se puede resolver todo en una semana. Ante semejante presión, a duras penas se puede empezar a actuar de manera adecuada. La coacción de unos y de otros está obligando a estrenar a la defensiva el trabajo de gobierno, un trabajo que ni siquiera ha tenido los plazos mínimos necesarios para su planificación. De la carcundia oposición y de los Indas de turno no esperábamos más: sus pataletas, insultos, mentiras, manipulaciones y bochornosos espectáculos de corte televisivo vienen de antiguo y son señas de una identidad antidemocrática que desde el vuelco electoral del 24M se ha agudizado hasta la sociopatía. Su naturaleza en pleno tsunami.

Seguir leyendo »

El bosque de Manuela

De entre las muy constructivas consignas de mandato que Manuela Carmena desgranó en su intervención en el Ayuntamiento tras ser oficialmente nombrada alcaldesa de Madrid, una fue su deseo de que tanto a ella como a su equipo de concejales se les tuteara y llamara por su nombre. Apeló a una “llaneza” consustancial a la nueva forma de gobierno que ella y los suyos representan: de los ciudadanos para los ciudadanos. Una interpretación, más llana también en Manuela, de la fórmula “omnia sunt communia” con la que prometió su cargo el nuevo concejal de Cultura, Guillermo Zapata.

En apenas unas horas, sin embargo, y con el objeto de minar desde el principio tan nobles intenciones, Esperanza Aguirre puso a todo gas los motores del aparato destructivo que ya había puesto en marcha durante su vergonzosa campaña a la alcaldía. Con un trabajo de rastreo en la trayectoria personal y política de los candidatos de Ahora Madrid que ya hubiéramos querido para que investigara a sus corruptos y a sus tramas, si entonces fue la empresa del marido de Manuela, hoy son los tuits de Guillermo o de Pablo Soto, concejal de Participación Ciudadana y Transparencia.

Seguir leyendo »

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -