eldiario.es

Periodismo a pesar de todo

Ruth Toledano

Soy: Activista en defensa de los derechos animales. Tutora de proyectos en el Máster de Edición Santillana-Univ. Complutense. Primera mujer Cronista Oficial de la Villa de Madrid. He sido: Columnista de Opinión en El País (de 1998 a 2011) y en la red de diarios regionales del Grupo Prisa. Colaboradora en la Cadena SER. Editora en el Grupo Santillana y coordinadora de proyectos editoriales en El País. Colaboradora en publicaciones LGTB, como Zero y Shangay (compromiso reconocido con varios premios: Triángulo Rosa 2002; Premio Periodismo COGAM 2009; Premio a la Trayectoria Profesional AET-Transexualia 2011). Fui: Asesora literaria en la Agencia Literaria RDC. Creadora y directora de la sucursal en España de la Agencia Literaria Internacional Andrew Wylie. Poeta (Paisaje al fin y Ojos de quién, Huerga & Fierro Ed.).

¿Quién mató a Gustavo?

29 Comentarios

Asfixiado por las deudas, en plena noche de verano se quitó la vida Gustavo Arguellas Calvo. Empujado al abismo por la desesperación, no pudo volver la cabeza para mirar a sus dos hijos, de 11 y 3 años, ni para hallar una última dosis de fuerza en los ojos de su mujer. Con ella y con las compañeras de Stop Desahucios Granada había tratado una y otra vez de llegar a un acuerdo con el BMN (Banco Mare Nostrum) para renegociar su hipoteca en unas condiciones que fuera capaz de afrontar un albañil que llevaba cuatro años en paro. Según Stop Desahucios, cada acuerdo de refinanciación con el BMN aumentaba esa deuda y acercaba más el fantasma del desahucio de su vivienda, de encontrarse con su familia en la calle. Co su mujer, Loli, también en paro y trabajando él ocasionalmente de jornalero, Gustavo Arguella Calvo suplicaba al BMN una carencia en el pago de cinco años. Un acuerdo razonable que nunca llegó. Pero sí llegaron multitud de llamadas del banco y llegó el límite de las fuerzas de Gustavo.

Gustavo Arguellas Calvo no fue rescatado del pozo negro de la angustia. Obsesivas preguntas le ahogaban como una soga. ¿Qué hacer con su vida si llegaba el día en que no tenía un techo? ¿Dónde refugiar a sus hijos? ¿Hasta cuándo podría proteger su hogar? Cada vez más profundo, cada vez más oscuro, ese pozo se quedó sin salida para él. El BMN, sin embargo, que negó reiteradamente un horizonte vital a Gustavo, sí fue rescatado cuando estaba asfixiado por las deudas heredadas de las cajas de las que procede (Caja Murcia, Caja Granada y Sa Nostra): en marzo de 2013, el Estado, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), le inyectó 730 millones de dinero público. Es decir, dinero aportado a las arcas públicas por la mayoría de los que están leyendo esto; dinero aportado por mí misma (¡con mi dinero, yo habría preferido rescatar a Gustavo!). Más sangrante aún es que el Consejo de Administración del BMN ganara 1,102 millones de euros en 2013 y que en el primer trimestre de 2014 el banco obtuviera un beneficio de 23 millones. ¿Qué sienten hoy los consejeros ante el suicidio de Gustavo? ¿Mirarían a la cara de sus hijos de 11 y 3 años? ¿Qué les dirían? ¿Mirarían a los ojos de su mujer? ¿Qué le dirían?

En el comunicado sobre el suicidio de Gustavo Arguellas Calvo, Stop Desahucios Granada no se autoimpone mordazas, y responde sin titubeos a la pregunta que da título a este artículo: “Gustavo es una víctima más de este genocidio financiero que ya se ha cobrado demasiadas vidas. Hacemos responsable a BMN de esta muerte y esperamos que sus dirigentes sean considerados como lo que son: unos asesinos”. El BMN, por su parte, ha comunicado que “lamenta profundamente lo ocurrido” (cada palabra de esa frase es escalofriante: lo ocurrido…). Y a Gustavo lo llaman Don Gustavo. Como si fuera un consejero. Como si no lo hubieran tratado antes como a un albañil en paro cuya vida no importa, como a un jornalero ocasional cuya vida se puede tutear. Su vida, reducida a un tratamiento documental. Sin poder contener la indignación, Stop Desahucios Granada califica a los del BMN de “ organización criminal”.

Seguir leyendo »

Curas fascistas contra la mala hierba del trigal

37 Comentarios

Enardecido por la histeria de la derecha española, con Esperanza Aguirre a la cabeza, ante la reacción de la izquierda por los abusos de su Gobierno, el cura de la iglesia de los Jerónimos de Madrid, conocido por su franquismo, celebró el pasado 18 de julio el aniversario del golpe de Estado de 1936 con una homilía que IUCM (Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid) denunciará como delitos de incitación al odio por razones ideológicas y contra los derechos constitucionales. El cura de los Jerónimos, que vulneró la Ley 52/2007 al hacer apología de un golpe militar, evocó a Francisco Franco y a sus “hombres y mujeres valerosos” como “salvadores de España”, e hizo a los feligreses un llamamiento a estar preparados para una nueva cruzada “por Dios y por España ante el auge de la extrema izquierda”. Esta supuesta extrema izquierda estaría animada, según el cura fascista, por “los espíritus y las fuerzas sobrenaturales del mal”.

¿Qué pensará de esto Jorge Mario Bergoglio, el Papa Francisco? Aunque él ha dicho que nunca ha sido de derechas, muchos le acusan de haber colaborado con la dictadura de la Junta Militar de Videla. Dos veces ha tenido el Papa que declarar ante la Justicia argentina: una, por el secuestro y desaparición de curas y catequistas jesuitas; otra, a petición de la Fiscalía y las Abuelas de Mayo, relacionada con la apropiación por parte de militares de bebés nacidos en cautividad. La Iglesia Católica ha estado siempre cerca del poder, por corrupto, perverso y violento que éste haya sido. Por eso en España tenemos curas fascistas, como los tuvieron en Argentina o en Chile. Íntimos de golpistas, cómplices de genocidios y crímenes de lesa humanidad.

En Argentina, participaron en los vuelos de la muerte. Más de 4.000 personas secuestradas fueron arrojadas vivas al mar por los militares para que se ahogaran o fueran devoradas por animales, y hacer así desaparecer sus cuerpos, ya torturados en su mayoría. El torturador de la ESMA (Escuela Mecánica de la Armada) Adolfo Scilingo contó en una entrevista de 1997: “En la Armada no se fusilarían subversivos ya que no se quería tener los problemas sufridos por Franco en España y Pinochet en Chile. Tampoco se "podía ir contra el Papa" pero se consultó a la jerarquía eclesiástica y se adoptó un método que la Iglesia consideraba cristiano, o sea gente que despega en un vuelo y no llega a destino. Ante las dudas de algunos marinos, se aclaró que ‘se tiraría a los subversivos en pleno vuelo’. Después de los vuelos, los capellanes nos trataban de consolar recordando un precepto bíblico que habla de ‘separar la hierba mala del trigal’”. Los curas eran, según Scilingo, “invitados especiales” que daban “apoyo moral” a los asesinos. Identificó a varios capellanes en activo: Manceñido, Zanchetta, von Wernich…

Seguir leyendo »

García-Margallo y la buena voluntad homófoba rusa

España ha sido cómplice de Rusia en una operación repugnante. Desde hace un año, aquel país, del que proceden más de 12.000 niños adoptados en este, paralizó, exigiendo la firma de un convenio bilateral, la salida de casi 600 menores que ya habían encontrado una familia aquí. Muchos padres y madres habían viajado a Rusia, incluso en varias ocasiones, y habían conocido a sus hijos, que esperaban en los orfanatos rusos a poder reunirse definitivamente con ellos y con el resto de sus familiares españoles. Un año es mucho tiempo en la vida de un niño. Muchísimo, si esa vida transcurre en un lugar donde no recibe los cuidados y el afecto que un niño necesita. Decisivo, si en el lugar donde vive recibe malos tratos y abusos.

Los datos sobre niños rusos huérfanos y desaparecidos son escalofriantes. Según UNICEF, su número es muy superior a los 370.000 que en enero de 2013 se contabilizaban en los centros de acogida. El propio Ministerio de Salud ruso reconoce que, de los niños que proceden de orfanatos, un 40% se vuelve adicto a las drogas, otro 40% comete crímenes y un 10% acaba suicidándose. “Según otro informe de la Comisión para la Infancia en Riesgo”, cuenta Fran Martínez en el artículo de referencia, “de los cerca de 15.000 jóvenes que salen cada año de los orfanatos, 5.000 se quedan desempleados, unos 6.000 viven en la calle, 3.000 se dedican a la criminalidad y 1.500 se suicidan. De entre las chicas, la mitad son forzadas a prostituirse”.

Las carencias de todo tipo y las terribles condiciones en que puede llegar a transcurrir la infancia de cientos de miles de niños rusos, hacen muy difícil su integración posterior en la sociedad y su vida futura. Algunos, como vemos, ni siquiera serán capaces de vivir y optarán por la muerte. Putin, sin embargo, prefiere para los menores de su país ese destino, frente a la posibilidad de que sean adoptados, por ejemplo, en España, por una persona soltera o por un matrimonio o pareja del mismo sexo. Putin prefiere que sus niños se quiten la vida a que sean amados y protegidos por una familia monoparental u homoparental. Para evitar que un niño sea feliz con un soltero o con dos lesbianas, que una niña sea feliz con una soltera o con dos gays, Putin ha exigido la firma de ese convenio. Es escalofriante. Y el Gobierno español lo ha aceptado. La foto que muestra al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y al viceministro de Educación ruso, Veniamin Kaganov, firmando, con semejante acuerdo, ese destino de marginación, crimen y muerte para miles de niños, es de lo más repulsivo que hemos tenido la desgracia de ver en los últimos tiempos, que ya es decir.

Seguir leyendo »

El fotógrafo taurino que prohibiría los toros

Ensayo fotográfico "Toda la vida, toda la muerte". Monumental Plaza México. ©Enrique Villaseñor

Enrique Villaseñor es fotógrafo, periodista y arquitecto mexicano. Ha sido presidente del Consejo Mexicano de Fotografía. Fundó y ha impulsado la Bienal de Fotoperiodismo en México, que ha celebrado seis ediciones. Es promotor del Foro Iberoamericano de Fotografía, del que fue director académico. Como corresponsal del SELA, ha realizado reportajes y documentales sobre toda Latinoamérica. Ha participado en exposiciones individuales y colectivas en los cinco continentes y representado a México en prestigiosos certámenes internacionales de fotografía. Actualmente prepara una serie de publicaciones multimedia sobre fotografía, arquitectura y multimedia con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

¿Por qué su ensayo fotográfico Toda la vida, toda la muerte?

La fotografía es, ante todo, un medio de comunicación. Comunica lo que tú vives. No concibo un fotógrafo cuya fotografía esté separada de su vida. Cuando es así, es una fotografía que se quedó a mitad de camino, pues lo que tú eres es lo que conecta con el público. Siempre concebí la tauromaquia como una expresión de cultura, de arte, de testimonio de lo que es la sociedad en la historia. Más allá del colorcito, de la musiquita, esas imágenes han sido motivo de gran placer para mí.

Seguir leyendo »

Si mi barrio fuera Gamonal

En mi barrio hay una plaza encantadora, con suelo de tierra e hileras de plátanos frondosos. Todo su perímetro está delimitado por una doble fila de setos, y se divide en dos: una zona donde juegan los niños y otra donde tradicionalmente los vecinos disfrutamos sin restricciones del esparcimiento con nuestros perros (un oasis en una ciudad donde la absurda normativa municipal ni siquiera permite que los perros paseen, corran y jueguen sueltos en el parque del Retiro durante la mayor parte del día, solo en una zona delimitada para ello). Es la plaza de la Villa de París, una plaza histórica en el barrio de Justicia, en el centro de Madrid. El imponente Palacio de Justicia del Tribunal Supremo preside la tranquilidad de este espacio, inédita en el corazón de la creciente hostilidad ambiental madrileña. En la agresividad de esta ciudad, la plaza de la Villa de París es un reducto de recreo y concordia tanto para animales como para humanos.

Si mi barrio fuera Gamonal, esta tranquilidad, esta concordia no se romperían.

En la plaza de la Villa de París desemboca una pequeña calle donde se encuentra la Audiencia Nacional. Hace meses iniciaron la ampliación de sus dependencias, levantando un edificio que ha roto por completo el estilo del entorno y ha elevado sus alturas por encima de lo permitido. Los responsables urbanísticos dicen que entra dentro de la legalidad y recurren a explicaciones complicadas o a triquiñuelas que lo sitúan en esos límites kafkianos que siempre benefician al aparato del poder. Además, Madrid, y el propio barrio de Justicia, está lleno de edificios oficiales vacíos o infrautilizados que podrían, y deberían, haber sido aprovechados antes de perpetrar tal delito estético (refrendado por la Comisión de Protección del Patrimonio Histórico: esto es un cachondeo) y de acometer semejante gasto en tiempos de austeridad. Pero, claro, hay que dar trabajo a los amigos, que la cosa está muy mal para constructores, arquitectos y contratistas.

Seguir leyendo »

Rajoy gobierna pero no reina

21 Comentarios

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno del Reino de España, ha vuelto a hacer declaraciones acerca de la imputación de la infanta Cristina (¿o ya no es infanta y solo es la hermana escondida del rey, una Juana la Loca 2.0?). Si ya en enero dijo estar "convencido de la inocencia de la infanta y de que las cosas le irán bien", ahora se pone cernudiano y, ante el mantenimiento de su imputación, dice tener "el deseo y la convicción" de que podrá demostrar su inocencia en el proceso que se sigue contra ella en el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma de Mallorca. Cernudiano a medias, pues confunde su "convicción" con la realidad.

La de Rajoy al respecto no es una confusión espontanea ni inocente: busca influir. Es, por tanto, una presunta confusión gravísima, pues, tratándose del presidente del Gobierno, debiera tener, no ya un especial cuidado, sino la irrenunciable obligación de no interferir en los procesos del poder judicial. Máxime en un caso como el Nóos, en el que la Jefatura misma del Estado se ha visto salpicada. Pero, como certeza radical que presuntamente es, la convicción es contagiosa, por lo que el presidente la siembra y algún brote verde generará. Puede convencer a alguna persona cauta que lo oiga por la tele. Puede convencer a algún votante con ceguera ideológica. Puede convencer a alguien desinformado, despistado, crédulo. Su intención sería crear opinión pública, algo sorprendente en un presidente que se caracteriza, más bien, por esconderse como una infanta asustada.

Si esa intención resultada chocante y discutible, lo verdaderamente grave es su indisimulado objetivo de influir en la Justicia, una interferencia entre poderes de todo punto inadmisible en una democracia. De tal clase de interferencias pueden derivarse, se derivan, posturas como la del fiscal Horrach, que en su escrito de recurso a la impugnación a ¿la ciudadana a secas? Cristina de Bobón ha criticado duramente al juez Castro, convirtiendo al Ministerio Fiscal en lo más parecido a un despacho de abogados defensores. Comparado con Horrach, Miquel Roca ha quedado, como tal, a la altura de un estudiante en prácticas.

Seguir leyendo »

Ruptura, contestación y vitalismo

Ruptura, contestación y vitalismo: este es el título de la exposición que hasta el 21 de septiembre puede verse en las salas 1 y 2 del centro cultural Conde Duque de Madrid. Ruptura, contestación y vitalismo a través de un recorrido por las dos etapas que cubrió la emblemática revista Ajoblanco: de 1974 a 1980 y de 1987 a 1999. Creada por los intelectuales y agitadores culturales Pepe Ribas y Toni Puig, Ajoblanco fue una plataforma de crítica profunda al sistema, de disidencia frente a las sucesivas imposiciones políticas y de alternativas a la vida pública española. Voces independientes, colectivos marginados por el poder y células de pensamiento activo hicieron de la revista un referente cultural y político en sus 180 números, que pueden verse al completo en la exposición, junto con otros documentos y material histórico, esenciales para comprender qué ha pasado en el Estado español desde el final de la dictadura franquista hasta el principio del siglo XXI.

El proyecto, dirigido por Pepe Ribas y comisariado por Valentín Roma, se presenta “en un espacio social en el que las injusticias, los conflictos, las carencias y las incertidumbres propician revueltas, angustia y nuevos retos” y pretende “por una parte, revisitar Ajoblanco desde el presente, con el fin de explorar sus principales aportaciones y situarlas históricamente; por otra, profundizar en esa inquietud disidente, lúdica y libertaria de vivir la cultura, las ideas y los cambios colectivos y personales apasionadamente”. Unas jornadas ajoblanquistas, que se desarrollaron en paralelo a la exposición entre el 28 de mayo y el 18 de junio, han buscado “abrir debates innovadores alrededor de esta muestra, con la pretensión de buscar estímulos, armas, coraje e ilusiones que ayuden a revitalizar una sociedad muy castigada y para que estos cambios que no admiten demora se produzcan”.

La última de esas jornadas se celebró la víspera de la proclamación de Felipe VI. Mientras en el Conde Duque se evocaban las distintas revoluciones sociales y políticas vividas por cuatro generaciones y se apelaba a una, en última instancia, revolución personal, cientos de periodistas se agolpaban en el Senado tratando de sortear innumerables obstáculos para conseguir su acreditación a los fastos que se celebrarían pocas horas después. Moncloa convirtió la autorización –el derecho- a informar en un calvario ( como lo llegó a calificar eldiario.es). ¿Por qué? Según Moncloa porque se habían “estropeado dos ordenadores” o había fallado “una impresora”. Lo más parecido a una democracia 4.0, vamos.

Seguir leyendo »

Princesas ricas y niños pobres

El otro día, en el Congreso de los Diputados, durante la sesión que aprobó la ley orgánica de abdicación de Juan Carlos de Borbón, algunas señorías de la bancada popular (popular en sentido PP) aplaudieron cuando hablaba Alfredo Pérez Rubalcaba, aún jefe socialista (socialista en sentido PSOE). El aplauso dio mucha grima.

Por un lado, porque el aplauso lo daba un partido que, por ceñirnos al contexto, cayó en la parodia de decir lo que dijo Rajoy: “El modelo del Estado no está en el orden del día”. Vamos a ver, señor presidente, no es que estuviera en el orden del día: en realidad, era el orden del día (quiero decir que en la realidad debiera haberlo sido; será que confundo la realidad política con un axioma y el deber político con la deontología). Pero ustedes lo torcieron con los cuatro renglones de ese proyecto de ley que publicaron unos días antes. Como si fueran dios, y el pueblo, los ciudadanos, fuéramos locos, “errores de la Naturaleza”, como los definió Torcuato Luca de Tena, aquel escritor tan de su monárquico gusto. Si el día que se vota en el Congreso de los Diputados la ley orgánica de sucesión no está el modelo del Estado en el orden del día, es evidente que el presidente del Gobierno está haciendo luz de gas a los ciudadanos: nos toman por tontos para volvernos locos. Más.

El aplauso dio mucha grima, por otro lado, porque lo recibió un diputado, el aún jefe de esos socialistas, que insistió en “el alma republicana” de su partido para defender la continuidad del modelo monárquico de la jefatura del Estado: la luz de gas del aplauso de los contrarios convertida, directamente, en oxímoron. Imposible debatir el absurdo.

Seguir leyendo »

Cuando el chapapote se llama chirimoya, sandía o zanahoria

El concejal del PP en Lanzarote Roger Deing afirmó el otro día que “ un derrame de petróleo daría trabajo” en las islas. Una declaración que es violencia pura. Que, incluso, debería ser constitutiva de delito, pues supone apología de un posible atentado ecológico. El tipo, además de concejal, es director de un colegio, el Hispano-Británico, extremo que aterra tanto como imaginar un vertido de petróleo: chapapote en las costas, chapapote en los cerebros de los chavales.

Miles de personas han salido a la calle en todas las islas canarias contra las prospecciones previstas por Repsol a muy pocos kilómetros de Fuerteventura y Lanzarote, vendidas a la petrolera por el ministro Soria. El visto bueno definitivo, a través de un informe favorable de impacto ambiental que da vía libre a Repsol, lo ha dado el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente. ¡Medio Ambiente! Debe de ser porque a cada uno de los sondeos que Repsol va a realizar en perforaciones que alcanzarán los 6.000 metros de profundidad, y que arrasarán los ecosistemas marinos, los han llamado Chirimoya, Sandía y Zanahoria. Este es el disparate en el que vivimos.

La sociedad canaria está indignada, como lo estamos todas las personas con un mínimo de sensibilidad medioambiental, es decir, con los dos dedos de frente que faltan a los ministerios corruptos, serviles con el capital de unos pocos, cómplices de la destrucción del planeta que llevan a cabo las multinacionales y los bancos: La Caixa es la mayor accionista de Repsol. En una demostración más de su prepotencia, de ese desprecio ya cotidiano por los que deben ser los canales de una autentica democracia, el Gobierno central niega al pueblo canario la consulta al respecto por la que mayoritariamente clama. ¿Para qué existe entonces, en la tan manoseada Constitución, la figura del referéndum? Para nada. Es puro humo. La reclamada consulta sobre la Jefatura del Estado así lo demuestra también.

Seguir leyendo »

La casta científica y el paradigma ético de Podemos

1214 Comentarios

Ratón en laboratorio sometido a experimentación científica. Foto: ©Peta

El profesor Juan Carlos Monedero, politólogo y escritor, impulsor de Podemos, ha declarado en una larga e interesante entrevista que esta formación "tiene que ser capaz de mantener vivo el espíritu asambleario espontáneo y desobediente del 15M". Sin duda, el del 15M fue un espíritu ilusionante que se ha convertido en esperanza política a través de los votos recibidos por Podemos en las pasadas elecciones europeas. Una alegría que para muchos se ha visto empañada por las declaraciones de uno de sus cinco eurodiputados, Pablo Echenique-Robba, científico y compañero en este periódico, cuyo blog, De retrones y de hombres, he seguido siempre con interés y afecto.

Lo que nos ilusionó hasta el entusiasmo en el 15M, así como la bombona de oxígeno que para este Estado terminal ha supuesto Podemos, responde a la posibilidad de un cambio de paradigma: posibilidad que eclosionó en Sol hace tres años y que ha sido capaz de mantenerse viva y en pleno desarrollo, como las urnas han demostrado, sobre todo, a quienes, con poca amplitud de miras y escasa compresión de los procesos políticos complejos, reprochaban al 15M que el movimiento se hubiera quedado en nada. He de decir que a la mayoría de los defraudados con el 15M no la vi nunca en las asambleas ni en las plazas durante aquel mes de 2011 tan intenso que pareció una vida. Lo llamamos revolución porque lo era. Revolución, precisamente, porque suponía un cambio de paradigma. Solo tres años después, la revolución en las urnas que supone el avance electoral de Podemos nos ha hecho confiar de nuevo, e in extremis, en la posibilidad de ese cambio.

Para formar parte de esa revolución, para ser nuevo paradigma real, hay que evolucionar. Es el proceso que tendrán que seguir sectores que, como apunta Juan Carlos Monedero, se han hecho “régimen”: una parte de Izquierda Unida o una parte de los sindicatos, pone como ejemplos. La entrevista con el eurodiputado Pablo Echenique-Robba, investigador del CSIC, que ha generado enorme controversia por sus opiniones sobre transgénicos, energía nuclear y experimentación con animales, demuestra que parte de la comunidad científica aún forma también parte del “régimen” y debe evolucionar.

Seguir leyendo »

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -