eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Minuto político Los temas de este miércoles

Carlos Elordi

Carlos Elordi es periodista. Trabajó en los semanarios Triunfo, La Calle y fue director del mensual Mayo. Fue corresponsal en España de La Repubblica, colaborador de El País y de la Cadena SER. Actualmente escribe en El Periódico de Catalunya.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 16789

Sánchez ha cometido dos errores graves

Pedro Sánchez ha llevado las cosas hasta un punto en el que solo cediendo a las condiciones de Pablo Iglesias puede evitar la repetición de elecciones. Ha puesto a su rival, y posible socio, en una situación en la que aceptar un gobierno como el que propone el líder socialista, sin que él o los suyos figuren en el mismo, si no es de pega, equivaldría a una derrota sin paliativos de Iglesias. Y en esas condiciones, no hay acuerdo posible. Lo que cabe preguntarse es si el presidente del Gobierno podría haber evitado llegar a ese extremo si hubiera actuado de otra forma.

El repaso del proceso que ha seguido desde la noche de las elecciones, y sobre todo su conclusión hasta este momento, lleva a concluir que Pedro Sánchez ha cometido algún error que ya parece insalvable. La cuestión está en los motivos que le han llevado a eso. Y sobre este punto no cabe más que especular.

Seguir leyendo »

El sistema está gripado y nadie lo sabe arreglar

Todo apunta fatalmente a que habrá nuevas elecciones. Hoy por hoy, y las últimas declaraciones de unos y otros lo confirman, un acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos parece imposible. Lo mismo que la abstención del PP y/o Ciudadanos que evitaría el apoyo indirecto de los independentistas catalanes a Pedro Sánchez. Lo malo es que la repetición electoral no va cambiar sustancialmente el actual panorama político. Porque lo que está fallando es el sistema en sí mismo. No tanto las normas que lo regulan, sino la condición de los partidos políticos que le dan vida. Buena parte de ellos son caricaturas de lo que deberían ser en una democracia. Y con esos mimbres hay que poco que hacer.

Cualquier comparación con épocas pasadas desde la transición lleva a la melancolía. Gustara o no gustara cada una de ellas, en las etapas de Felipe González, de José María Aznar, de José Luis Rodríguez Zapatero, incluso en el primer tiempo de Mariano Rajoy, la política tenía un sentido, estaba anclada en relaciones de fuerza claras, en torno a las cuales se colocaban los distintos actores. Y más allá de la demagogia, que siempre la hubo, aquí y en todas partes, había una cierta seriedad, un compromiso con el papel que cada uno desempeñaba en la partida.

Seguir leyendo »

¿Van a propiciar que vuelva la derecha?

Aparte del oprobio para la izquierda durante unos cuantos años, la peor consecuencia de una repetición de elecciones sería que abriría la puerta a una victoria de la derecha. Es una posibilidad que distintos análisis demoscópicos avalan. Y la evidencia también: la diferencia en votos entre ambos bloques no fue muy grande el 26 de abril y una previsible caída de la participación del electorado potencial de izquierdas podría colmarla.

Los sondeos también apuntan a que el reparto de fuerzas entre las tres derechas se modificaría en unos nuevos comicios. Algo, según los sondeos hasta ahora publicados, bastante probable si Ciudadanos no consigue salir de su crisis actual. Y en todo caso, siempre a favor del PP. Vox lucha desesperadamente por defender su especificidad. Pero la posibilidad de que una parte significativa de su electorado vuelva al partido de Pablo Casado, de donde buena parte del mismo procede, es muy grande.

Seguir leyendo »

No hay más solución que entenderse

El PSOE y Unidas Podemos no tienen más remedio que entenderse. Porque la única alternativa a ese acuerdo es una repetición de elecciones que podría ser fatal para ambos y para la izquierda en conjunto. Se desconoce hasta qué punto han avanzado las negociaciones entre ambos partidos. Sólo se sabe lo que cuentan unos y otros y de eso no hay que fiarse mucho. Además, el único tema que han sacado al debate público, posiblemente porque es el más accesible a la opinión mayoritaria, es el de la composición del gobierno. Pero es seguro que hacer coincidir sus programas es un reto tan difícil o más que ese. Con todo, están obligados a superarlo.

La victoria socialista del 28 de abril se produjo gracias a una importante movilización del electorado, sobre todo del de izquierdas, que también permitió que Unidas Podemos obtuviera bastantes más votos que los que le auguraban las encuestas. Esa situación no se repetirá en unas nuevas elecciones. Todo lo contrario. Lo más probable es que muchos votantes de izquierdas, del PSOE y de UP, se abstengan como castigo a la incapacidad de esos dos partidos para ponerse de acuerdo.

Seguir leyendo »

La sentencia del procés atenaza la formación del Gobierno

La entrada o no de ministros de Podemos no es el principal obstáculo para la investidura de Pedro Sánchez. Cabe suponer que sobre eso se llegaría a un acuerdo si ambas partes cedieran en algo. El gran problema es que aun con los escaños de Podemos, los del PNV y otros partidos menores, la abstención de Esquerra sería imprescindible. Y aceptar ese apoyo antes de que se conozca la sentencia del procés le resulta muy difícil al líder socialista. No sólo por lo que el partido de Oriol Junqueras pediría a cambio, que puede que no sea mucho. Sino porque a los ojos de la derecha, de buena parte de los medios y también de la opinión pública el nuevo gobierno se habría colocado del lado del independentismo.

Y no en un momento cualquiera. Sino en vísperas de que se conozca la sentencia del Tribunal Supremo sobre el procés. Cuya decisión de este viernes de no poner en libertad a los presos hasta que se emita el veredicto es una señal que admite dos interpretaciones: una apuntaría a que Marchena y los suyos van a rebajar la petición fiscal, rechazando el delito de rebelión, y quieren seguir haciéndose los duros para ir preparando a los sectores de la judicatura, la política y la sociedad que exigen la máxima firmeza. La otra a que la sentencia va a ser tremenda y no quieren soltar a los presos para evitarse luego líos. Algo huele a que este segundo camino es más probable que el primero.

Seguir leyendo »

No pasa nada: están negociando

Para algunos, particularmente los periodistas que tienen que contar algo todos los días, es desesperante que pasen los días sin que haya noticias que indiquen por dónde van a ir los tiros en el panorama político. Pero es lo que hay. Una situación tan compleja como la que genera el multipartidismo exige tiempo y muchas idas y vueltas hasta llegar a soluciones. Miles de cuadros políticos están trabajando en ello. Hay que tener paciencia y fijarse en un dato básico: en las últimas semanas no ha ocurrido nada que se desvíe significativamente de la senda que marcaron los resultados del 28 de abril y del 26 de mayo.

Salvo las sorpresas de Burgos y de Huesca y el revolcón de Imbroda en Melilla, el signo político de los ayuntamientos ha sido sustancialmente el marcado por los resultados. Los saltos a derecha e izquierda de Ciudadanos también estaban en el guion (otra cosa es la imagen que está dando ese partido). La mayor irregularidad, y no es pequeña, es el guirigay de Madrid. Que todo indica que tiene su origen en las dudas que a última hora han podido asaltar al partido de Albert Rivera sobre los riesgos que supone entregarse de pies y manos al PP y a Vox. Y seguramente también a que el nuevo alcalde, Martínez-Almeida, y su equipo no son un prodigio manejando los hilos de la política.

Seguir leyendo »

Un tribunal atrapado por su propia infamia

Si hacemos caso a los muchos expertos que se han pronunciado en este sentido, este juicio nunca habría debido de celebrarse en el Tribunal Supremo, sino en el Superior de Justicia de Cataluña. Según esas mismas fuentes, este organismo no habría decretado, y mantenido durante más de un año, la prisión provisional para la mayoría de los encausados. El tribunal de Schleswig Holstein no vio delito de rebelión. Se han denunciado varias irregularidades en la instrucción del juez Llarena. Para tapar todo eso el magistrado Marchena se ha hecho el encantador durante la vista oral. Pero al final le ha asomado el pelo de la dehesa. ¿Será una sentencia terrible el remate de toda esa infamia?

¿Cuántos, catalanes y no catalanes, se consolarían con que dentro de unos años los tribunales europeos cuestionaran esos procedimientos y hasta anularan el juicio? ¿De qué valdría eso si antes, en el mes de octubre, una sentencia condenatoria sin paliativos hubiera roto cualquier posibilidad de distensión entre el independentismo y la política española?

Seguir leyendo »

Las derrotas son imposibles de ocultar

Las negociaciones para repartir el poder entre varios partidos no son fáciles, tienen sus idas y venidas y hasta prácticamente el último minuto no se alcanzan acuerdos. Ha ocurrido siempre. Eso es lo que está pasando ahora en España. Pero digan lo que digan unos y otros, el proceso avanza. Y es prácticamente seguro que habrá pactos para formar el gobierno central y los autonómicos y municipales. El PSOE y el PP se llevarán la mejor parte. Porque con todos los matices que se quieran, las urnas les fueron menos desfavorables que a los demás. Lo malo, lo que confunde, es que los perdedores del 28 de abril y del 26 de mayo estén haciendo todo lo que pueden para ocultar esas derrotas.

Ciudadanos es el ejemplo más claro. El partido de Albert Rivera quedó 9 escaños por debajo del de Pablo Casado en las generales. Y la diferencia entre ambos fue aún mayor en las municipales y autonómicas. Rivera perdió incluso en Madrid, en donde muchas encuestas le auguraban un sorpaso prácticamente seguro. El conjunto de esos resultados constituye un fracaso sin paliativos. Porque desde hace más de año y medio Ciudadanos ha empeñado todo, desde su programa a su acción política, pasando a veces hasta por su dignidad, como cuando defendió a Mariano Rajoy frente a la moción de censura por la corrupción, para alcanzar un objetivo que se le ha escapado. Y que seguramente nunca volverá a tener a su alcance.

Seguir leyendo »

España va bastante peor de lo que se dice

Aunque hayan terminado las campañas electorales, sigue la propaganda. Más sutil que la de los eslóganes de campaña, pero no menos contundente. Ahora es el momento de los mensajes optimistas sobre la marcha de la economía. Se pregona que casi se ha batido el récord de afiliados a la Seguridad Social, que el paro ha caído en 84.000 personas en mayo o que Bruselas ha suprimido la vigilancia especial al déficit español. Pero no se va más allá de esos titulares que, por otra parte, tampoco son para tanto. Y no se cuenta lo mucho que de verdad va mal en la economía española.

Sí, el desempleo se va reduciendo. Lo viene haciendo desde hace más de tres años. Pero a costa de que la mayoría de los nuevos puestos de trabajo sean temporales —el 90% este mayo— y mal pagados. De que millones de españoles, jóvenes y no tanto, no sepan lo que va a ocurrir con su vida dentro de pocas semanas. El gobierno alardea de que la subida del salario mínimo a 900 euros no ha tenido impacto alguno en la marcha en las contrataciones y uno de sus exponentes se atreve incluso a proponer que el Banco de España pida perdón por haber pronosticado lo contrario. ¿Y si lo que ha ocurrido es que ese impacto se ha retrasado en el tiempo?

Seguir leyendo »

Emoción e intriga hasta el minuto final

Como era de esperar, cinco días después de las elecciones -sólo cinco días-, el mapa final del poder local y autonómico sigue siendo una incógnita. Y lo que falta por conocer no es pequeño:  quién mandará en las dos principales ciudades del país y en una veintena más de tamaño medio e incluso grande. Y quién lo hará en al menos seis regiones. Todas las posibilidades están abiertas, digan lo que digan la lógica y los antecedentes. Por si fuera poco, también está en el aire, cuando menos en principio, el gobierno central. Esa es la consecuencia del fin del bipartidismo.

La situación es inédita. No tiene precedentes en nuestra historia democrática. En ocasiones anteriores hubo incertidumbre hasta el último minuto. Pero nunca tantas y tan hondas. Porque además del color de los gobiernos municipales y regionales, lo que se está dilucidando es la orientación política por la que optarán todos los partidos de cara a la legislatura que empezará en breve. Porque los resultados de las elecciones del 28 de abril y del 26 de mayo obligan a todos ellos a decidir si el planteamiento que han hecho hasta ahora sigue siendo válido o no. Y cuáles han de ser las modificaciones a introducir en sus líneas.

Seguir leyendo »

  • Mirada al mundo

    La crisis puede provocar la inestabilidad política del sistema

    #8 La explicación que yo doy al interés por España de los diarios que Vd. cita -y que no viene de las últimas semanas, sino de más atrás- es que España es el punto débil por donde puede romperse todo el entramado del euro y, si eso ocurriera, por donde podría empezar a producirse, lo dicen los expertos, un cataclismo similar al de Lehman Brothers. En definitiva, que es el sitio al que hay que mirar y, de hecho, al que miran no sólo esos periódicos, sino to el mundo económico y financiero. Si hubiera otros motivos menos claros, yo los desconozco y tampoco se me ocurren. Carlos Elordi