eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Carlos Elordi

Carlos Elordi es periodista. Trabajó en los semanarios Triunfo, La Calle y fue director del mensual Mayo. Fue corresponsal en España de La Repubblica, colaborador de El País y de la Cadena SER. Actualmente escribe en El Periódico de Catalunya.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 14648

Pablo Iglesias se ha llevado un chasco

“Agradecemos su solidaridad. Ha habido empatía entre nosotros. Pero quien tiene que negociar es el gobierno”. Más claro no ha podido ser Joan Tardá a la salida del encuentro que el líder de Esquerra Republicana y el de Podemos mantuvieron ayer en la prisión de Lladoners. Tan contundente era la imposibilidad de ir más allá de eso que el diputado de Esquerra ha añadido que en el encuentro no se hablado una sola palabra de presupuestos. Entonces, ¿para qué se ha montado ese número? Y más, ¿ese fiasco, totalmente previsible, va a tener consecuencias políticas negativas?

Cabe descartar, de entrada, que las vaya a tener para Junqueras. En todo caso, la reunión podría beneficiarle en un terreno que en estos momentos le importa mucho, que es el de la batalla que libra con Carles Puigdemont por la primacía en el independentismo. Porque el hecho de que el líder del tercer partido político español acuda a verle a la cárcel, aparte de una denuncia objetiva de su condición de preso político, es un reconocimiento de su importancia en la escena estatal, lo cual siempre es bueno para él. De cara al futuro y para distinguirse de Puigdemont, que en estos momentos es poco menos que un apestado en todos los ambientes institucionales y políticos españoles.

Seguir leyendo »

Pablo Casado avanza hacia su propio desastre

Veremos si los sondeos lo confirman. Pero la impresión de no pocos observadores es que el experimento Pablo Casado no está funcionando. Que el personaje tiene muy poco contenido y que su liderazgo es puramente de fachada. Cada día sus asesores ponen en su boca nuevos slogans, nuevas banderas que él enarbola disciplinadamente sin trasmitir nunca una convicción profunda en lo que dice. Entre otras cosas porque no tiene tiempo de asimilarlos pues al día siguiente tiene que decir otra cosa. Una dinámica construida sobre bases tan débiles va a tener inevitablemente poco recorrido. El PP vuelve a tener un serio problema.

A Casado le han construido un discurso muy poco original. Porque repite, casi sin puesta al día alguna, los que sus predecesores entonaron en otros momentos del pasado. Y más concretamente el del acoso a Felipe González por parte de José María Aznar y el José Luis Rodríguez Zapatero a cargo de Mariano Rajoy. El del “váyase señor González” y el de “con usted España va al desastre”.

Seguir leyendo »

Audaces fortuna iuvat (la fortuna favorece a los audaces)

Con el paso del tiempo empieza a estar claro que el rasgo principal de la acción política de Pedro Sánchez es la audacia. Fueron audaces, aunque también algo insensatos, sus intentos por hacerse con la presidencia del Gobierno tras las elecciones de 2015. Fue audaz su asalto a la dirección del PSOE tras haber sido apartado de ella. Fue audaz su moción de censura contra Rajoy. Y ha sido audaz su decisión de aceptar la subida del salario mínimo a 900 euros para poder pactar los presupuestos con Unidos Podemos.

Hace unos días ese acuerdo parecía inevitable. Porque ninguna de las partes quería una ruptura que podría haber llevado a unas elecciones en las que ambos partidos tendrían que explicar, y no sería fácil, por qué habían impedido la unidad de acción de la izquierda. Pero en el último momento Podemos hizo saber que no podía tragar con todo, que necesitaba imperiosamente que ese acuerdo recogiera puntos importantes de su programa. Si no, ese pacto no les valía para nada, habría sido tan malo para ellos como las elecciones a corto plazo.

Seguir leyendo »

¿A dónde se cree que va la derecha?

Empieza a estar claro que la derecha anda un tanto perdida. Que no tiene una sola idea nueva, ninguna bala en la recámara. PP y Ciudadanos caminan al paso de las noticias, reaccionan a las mismas con mensajes totalmente previsibles y ni el tono cada vez más ultra de su discurso tiene un contenido mínimamente sólido. Así no van a mejorar en los sondeos y la batalla por el predominio en el campo de la derecha es tan insensata y primitiva que puede terminar aupando cada vez más al PSOE.

El desembarco de José María Aznar en la dirección máxima del PP empieza a ser la evidencia de los enormes límites políticos que tiene ese partido. Pablo Casado está cada vez más desdibujado, es cada vez más la sombra de su líder y ya solo repite lo que éste ha dicho unos días antes. Lo de que la crisis catalana devuelve a España a la situación de los años 30 es la prueba patética de su incapacidad de decir algo distinto.

Seguir leyendo »

El que peor lo tiene es Quim Torra

Ningún partido tiene una idea para salir del agujero en el que la crisis catalana ha metido a la política española. A buena parte de ellos les importa poco eso. Están en otras cosas, en mejorar su posición en los sondeos y en erosionar la de sus rivales, en colocarse lo mejor posible de cara a las elecciones andaluzas, primero, y en las municipales y autonómicas después. Utilizan el conflicto que crece más allá del Ebro como un comodín, o un espantajo tenebroso, para esos fines. Y no aportan una sola iniciativa, sólo repiten lo que vienen diciendo desde hace años. Que no ha valido para nada.

Si no fuera porque lo que cada día se está gestando en Catalunya podría terminar muy mal en un futuro, nos conformaríamos con decir que hay poco más que teatro en la parafernalia de declaraciones con las que en los últimos días han pretendido abrumarnos. Porque detrás de tanto ruido lo cierto es que en el terreno de los hechos políticos no está pasando nada. Y porque todo indica que nada va a ocurrir en el horizonte previsible. A menos que se produzcan imprevistos catastróficos.

Seguir leyendo »

Catalunya es el escollo insuperable para Sánchez

El PP y Ciudadanos van a seguir tratando de hacer la vida imposible a Pedro Sánchez. Pero a menos que tengan en cartera algo mucho más gordo que lo que han sacado hasta ahora no van a obligarle a convocar elecciones. Lo que sí podría empujarle a dar ese paso sería un enfrentamiento real, no sólo verbal como hasta ahora, con el Govern de la Generalitat y las fuerzas independentistas catalanas. Y esa posibilidad no puede descartarse.

El presidente del Gobierno socialista acaba de advertirlo: "Si se prioriza el conflicto en lugar de la cooperación en Catalunya, la legislatura está acabada", ha dicho en Estados Unidos, en su primera referencia explícita a la posibilidad de un adelanto electoral. Puede que algo ocurrido en los últimos días le haya obligado a hacer esa declaración o puede simplemente que Pedro Sánchez haya analizado con frialdad, más allá de sus buenas intenciones, el panorama que se perfila para un futuro inmediato en Catalunya y llegado a la conclusión de que un conflicto abierto no es fácilmente evitable.

Seguir leyendo »

Pablo Iglesias no ha acertado esta vez

De entre las innumerables peticiones de dimisión de la ministra Dolores Delgado destaca sobremanera una de ellas: la de Pablo Iglesias. Porque es la única significativa que no procede del mundo de la derecha y porque sus críticas rompen, de golpe, el clima de buenas relaciones formales que hasta ahora existía entre Podemos y el gobierno socialista. Pero, más aún que por lo anterior, por el contenido de las mismas. “Alguien que se reúne de manera afable con una persona de las cloacas de Interior debe alejarse de la vida política”, ha dicho Pablo Iglesias.

¿En qué código político o ideológico de buena conducta está escrito eso? Son muchos, incontables, los políticos, de todos los colores, que se han reunido con personas de dudosa trayectoria porque eso es útil para su trabajo, porque de ellas pueden obtener pistas que en ambientes menos comprometidos no podrían obtener. ¿Deberían dimitir todos ellos? ¿Debería propiciarse una campaña para detectar y posteriormente denunciar públicamente encuentros de ese tipo? ¿Sería esa una tarea adecuada para mejorar la higiene democrática del país?

Seguir leyendo »

No habrá elecciones por lo menos en un año

A menos que el Gobierno sufra un accidente mucho más grave de los que ha conocido hasta ahora, hay que descartar la convocatoria de unas elecciones generales como poco en el horizonte temporal de un año. Es decir, hasta después de las municipales y autonómicas, lo cual, en la práctica, supone hasta otoño de 2019. Y no las habrá porque, pregonen lo que pregonen en la escena pública, ninguno de los partidos en liza quiere que las haya en estos momentos.

Porque ninguno está seguro de sus perspectivas electorales y porque todos ellos esperan, o no tienen más remedio que esperar, que con el paso de los meses sus posibilidades mejoren. Cuando se conozcan los resultados de las municipales y autonómicas será un momento crucial, la mejor encuesta, para valorar hacia dónde apuntan los humores del electorado. Hoy por hoy es, en buena medida, una incógnita.

Seguir leyendo »

Aznar ha vuelto a mandar en el PP

"No me arrepiento de nada", "El PP no es un partido corrupto". Son los gritos de guerra del Aznar que vuelve. A por todas. A colocarse a la cabeza de su partido, aunque formalmente no tenga títulos para hacerlo. Pablo Casado y los suyos no se lo van a impedir. La recepción que tributaron al expresidente a su llegada a la comisión de investigación del Congreso fue muy elocuente en ese sentido. Casi se pusieron a sus pies, admirados y serviles. Están felices de que vaya a mandarles. Porque él les da la fuerza de la que carecen. Aunque esta nazca de la mentira y la desfachatez.

Ese es el enjuague, el sentido del espectáculo antidemocrático e incivil de este martes en nuestro parlamento. Estaba perfectamente preparado, hasta la última coma: es sabido que Aznar no sabe improvisar y que hace el ridículo cuando lo intenta. Quería que ocurriera eso, quería transmitir lo que transmitió. Que el PP sólo puede recuperarse negando todo lo que le ha ocurrido en estos últimos años, borrándolo como si nunca hubiera existido. Y que sólo él puede hacerlo… de cara a los suyos.

Seguir leyendo »

La voz más influyente en las redes sociales italianas es un albañil en paro

No lo hace por razones políticas ni de militancia en partido alguno. Simplemente escribe para sacarse un dinero. No muchísimo. Unos 600 euros al mes como máximo. Pero las notas que publica en Facebook son seguidas, y apoyadas, por millones de italianos. Creando corrientes de opinión o alimentando las ya existentes, "la página de Francesco Gangemi, y las de otros espontáneos como él, aunque no tan seguidos, ha conquistado un espacio relevante en las conversaciones sobre política en Italia", escribe Il Corriere della Sera. "Se expanden porque son simples y brutales. Es imposible determinar cuánto orientan la opinión pública. Lo que es seguro, como le ocurrió a Donald Trump en 2016 cuando dobló el seguimiento en Facebook de Hillary Clinton, es que anticipan y amplifican las tendencias que luego emergen en las urnas".

Su página se llama 'sputtaniamotutti3.com' ("pongamos a parir a todos3"). Es la tercera de la serie. Tuvo que cerrar las dos anteriores porque el regulador de internet no le podía reconocer como gestor de contenidos. En agosto generó casi un millón y medio de interacciones. "Más que el primer ministro Giuseppe Conte, casi el triple que el fundador del Movimento 5 Stelle, Beppe Grillo. Y en sus dos encarnaciones anteriores 'sputtaniamo' alcanzó los diez millones de lectores con un solo post".

Seguir leyendo »

  • Mirada al mundo

    La crisis puede provocar la inestabilidad política del sistema

    #8 La explicación que yo doy al interés por España de los diarios que Vd. cita -y que no viene de las últimas semanas, sino de más atrás- es que España es el punto débil por donde puede romperse todo el entramado del euro y, si eso ocurriera, por donde podría empezar a producirse, lo dicen los expertos, un cataclismo similar al de Lehman Brothers. En definitiva, que es el sitio al que hay que mirar y, de hecho, al que miran no sólo esos periódicos, sino to el mundo económico y financiero. Si hubiera otros motivos menos claros, yo los desconozco y tampoco se me ocurren. Carlos Elordi