eldiario.es

Menú

Dani Pedrosa celebra su renovación en Honda con la 'pole' de Japón

CASEY STONER FALLA ESTREPITOSAMENTE CON SU DUCATI DESMOSEDICI

- PUBLICIDAD -

El español Daniel Pedrosa (Honda RC 212 V) marcó el ritmo y rozó el récord del circuito de Motegi durante los únicos entrenamientos oficiales que realizaron los pilotos de MotoGP para conformar la parrilla de salida del Gran Premio de Japón de motociclismo, en los que el australiano Casey Stoner y su Ducati Desmosedici fallaron estrepitosamente.

Por un motivo u otro -los neumáticos no debieran ser la causa principal pues Motegi es una pista en la que siempre han rendido a muy alto nivel los Bridgestone-, el líder del mundial Casey Stoner sucumbió a la superioridad de sus rivales en las pruebas oficiales previas, en las que acabó a una preocupante diferencia de 1,2 segundos respecto de la "pole position" de Pedrosa y con poco menos de un segundo respecto al italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1).

Pedrosa, quien este viernes anunció junto al presidente de HRC su renovación por dos años con Honda, celebró con la pole position esa buena noticia y lo hizo después de marcar un ritmo a lo largo de todos los entrenamientos que, de poderlo mantener en la carrera, le garantizaría prácticamente la victoria.

El comportamiento de Pedrosa fue impecable y todos los intentos de sus rivales por superarlo acabaron siendo infructuosos y eso que su mejor tiempo no llegó hasta el final de los entrenamientos, pero siempre estuvo entre los más rápidos a pesar de los esfuerzos de otro renacido Valentino Rossi, quien tras superar la rotura ayer del motor de su Yamaha logró estar a la altura de las circunstancias en todo momento.

Ellos, junto al todavía campeón del mundo estadounidense Nicky Hayden (Honda RC 212 V) fueron los que coparon las tres primeras posiciones de la formación de salida y entre ellos y Stoner hasta cinco pilotos, que pueden hacer muy complicada la consecución del título a Stoner, quien necesita que Rossi no acabe o lo haga por detrás de él, ya que de finalizar por delante del australiano sólo dos puntos más le bastarían para retrasar el "alirón".

Pero la noticia más importante podría producirse, a no tardar mucho, con los neumáticos como protagonistas, pues los rumores comenzaron a circular por el paddock de Motegi hablando de la posibilidad de que el mundial de MotoGP de 2008 se acabase convirtiendo en monomarca en ese sentido.

La petición de Daniel Pedrosa de usar los Bridgestone podría haber calado muy hondo en los organizadores de la competición y, después de que ésta dijese "no" tanto a Honda HRC como a Yamaha, podrían ser los primeros, o sea Dorna, los que impusiesen un sólo fabricante de neumáticos para 2008.

Al parecer, esta decisión se podría producir en Malasia y desde luego la opción es algo más que un simple rumor, aunque los buenos resultados de los pilotos de Michelin (Pedrosa y Rossi) tanto en Portugal como en Japón, podrían sembrar aún más dudas en esa alternativa única.

En los 250 c.c. si que se produjo una buena sorpresa, pues el japonés Shuhei Aoyama (Honda) logró la primera "pole position" de su carrera deportiva mientras el italiano Andrea Dovizioso (Honda) y el español Jorge Lorenzo (Aprilia) se fijaron tanto en lo que hacía el otro que no les dio ni tiempo a reaccionar ante el crono del nipón, que además logró un nuevo récord de vuelta rápida de esta pista.

Con Aoyama instalado en la primera posición, las siguientes plazas de la formación de salida recayeron en Dovizioso y Lorenzo, respectivamente, con menos de dos décimas de segundo entre ellos y a escasamente medio segundo del joven piloto teutón.

Héctor Barberá (Aprilia) supo aprovechar su oportunidad a pesar de todo y acabó cuarto, una más que meritoria plaza que le permite luchar por el podio de mañana, si bien las diferencias registradas hoy podrían marcar mañana las pautas de la carrera, ya que salvo los cuatro primeros pilotos el resto se encuentra muy alejado.

Si en el cuarto de litro hubo sorpresas, no pasó lo mismo en los 125 c.c., en donde Mattia Pasini (Aprilia) dominó las dos tandas de entrenamientos oficiales y confirmó que es uno de los pilotos más rápido, sino el que más, cuando se trata de luchar contra el reloj.

En la misma línea de salida que él se colocaron el japonés Tomoyoshi Koyama (KTM) y los aspirantes al título mundial y compañeros de equipo, el húngaro Gabor Talmacsi y el español Héctor Faubel.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha