eldiario.es

Menú

El 'Granca' realiza su mejor arranque liguero con el premio del liderato

HA GANADO CINCO DE LOS SEIS PARTIDOS JUGADOS

- PUBLICIDAD -

El Kalise Gran Canaria protagoniza su mejor arranque en la Liga al firmar cinco victorias en sus seis partidos iniciales, que le ha permitido alcanzar por tercera vez en su historia el liderato de la ACB.

El equipo amarillo ya fue el primero del ránking doméstico en el debut del técnico Salva Maldonado, en la campaña 2005-2006, tras ganar al Bilbao Basket por 85-64. Previamente, con Manuel Hussein como entrenador, el Granca fue líder durante dos jornadas, pues se impuso al Girona (89-59) y al Murcia (68-75).

En esta ocasión, el Kalise ha tenido el hándicap de descansar en la ronda inicial, que pagó con la derrota su ansiedad en la segunda, en la que se topó con un CAI Zaragoza mucho más rodado y acertado.

A partir de ahí, todo han sido triunfos, incluido un amistoso con el poderoso Real Madrid y el partido de ida de la fase preliminar de la Eurocopa con el Benetton Friburgo.

El Gran Canaria está invicto en los desplazamientos -ganó al Alta gestión Fuenlabrada y al MMT Estudiantes-, y en casa doblegó a rivales de entidad como Regal FC Barcelona, ViveMenorca y Unicaja, todo ello exhibiendo una de las mejores defensas del campeonato -sólo el CAI superó la barrera de los 70 puntos- y un ataque fluido, en el que la estrella es el canadiense Carl English -promedia casi 19 puntos-.

Con la filosofía del "partido a partido" el actual Kalise no renuncia a emular la racha de siete triunfos consecutivos que protagonizó en el curso 2005-2006, entre las jornadas sexta y duodécima, que le permitió coliderar la Liga ACB con el Barcelona y Tau, con nueve victorias y tres derrotas.

En esa ocasión, el Gran Canaria se impuso sucesivamente al Pamesa Valencia (74-78), Tau Cerámica (71-78), Leche Río (73-69), Real Madrid (74-78), Granada (85-64), Ricoh Manresa (64-67) y Fórum Valladolid (69-64).

Ahora, la bonanza deportiva ha disparado la euforia en todo el entorno del equipo. Sin embargo, la directiva que preside Lisandro Hernández se esfuerza en dosificarla y administrarla y, a la menor oportunidad, recuerda que el primer objetivo es la permanencia.

En su decimoctava experiencia en la elite española, los grancanarios viven su mejor momento deportivo cuando optaron por un nuevo proyecto -incorporaron a los jugadores sin peso en la ACB, como Kickert, Augustine, Sanders, Fisher y Moncasi- y recortaron el presupuesto por dictado de su dueño, el Cabildo de Gran Canaria.

Ahora, la economía de la entidad isleña no alcanza los seis millones de euros -500.000 de menos que en el pasado curso-, y aún no tiene cerrado el capítulo de ingresos. "Nos falta un copatrocinador para pensar exclusivamente en el crecimiento social y deportivo", dijo hoy a Efe su director general, Juan Ramón Marrero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha