eldiario.es

Menú

Lorenzo y Faubel vencen en el estreno del Mundial de motos

VICTORIA DE STONER Y PODIO PARA PEDROSA EN MOTO GP

- PUBLICIDAD -

El español Jorge Lorenzo (Aprilia) impuso la ley del campeón de motociclismo y ganó sin paliativos la primera carrera del año, el Gran Premio de Qatar de 250 c.c., que se disputó hoy en el circuito de Losail.

Autor de la pole position para la carrera qatarí, Jorge Lorenzo no dio prácticamente ningún respiro a sus rivales casi desde el momento de la salida, en el que no estuvo demasiado avezado, pero antes de que concluyese el primero giro superó al suizo Thomas Luthi (Aprilia), que fue el más rápido, y desde ese momento comenzó su propia carrera en pos de la victoria.

Con paso firme y a ritmo de vuelta rápida, Jorge Lorenzo impuso su condición de campeón del mundo del cuarto de litro y abrió un hueco que acabó siendo insalvable para sus rivales, entre los que destacó la actuación del sanmarinense Alex de Angelis y el español Héctor Barberá, ambos sobre motos Aprilia, pues el principal representante de Honda en Qatar, el italiano Andrea Dovizioso, no pudo plantar cara a sus oponentes.

La diferencia mecánica entre las Aprilia y el resto de marcas resultó preocupante en Losail, en donde todas las plazas del podio fueron para representantes de la fábrica de Noale, en particular para el campeón Lorenzo, que controló de principio a fin la prueba y mantuvo una ventaja respecto a sus rivales que pasado el ecuador de la carrera fue verdaderamente tranquilizador para el mallorquín.

Con Jorge Lorenzo firme en la primera posición, la atención se centró en la lucha por el resto de plazas de podio, en donde hubo inicialmente un grupo de hasta cuatro pilotos, el italiano Andrea Dovizioso, el suizo Thomas Luthi, el sanmarinense Alex de Angelis y el español Héctor Barberá.

El primero en caer de ese cuarteto al no poder aguantar el ritmo de sus rivales fue el novel Thomas Luthi, quien acabó viendo como el italiano Dovizioso era el siguiente en perder comba y tras un breve enfrentamiento supo imponer la velocidad punta de su Aprilia a la escasa efectividad en Losail de las Honda oficiales, muy por debajo en rendimiento frente a las motos italianas.

Alex de Angelis, que era el que más descolgado había iniciado la prueba, no tardó mucho en enlazar con Barberá, quien dio algunos síntomas de debilidad, que aprovechó el sanmarinense para doblegarlo y abrir un hueco lo suficientemente grande como para que el piloto de Dos Aguas no le pudiese inquietar en ningún momento.

El podio estaba definitivamente cerrado. El campeón del mundo volvía a defender su título con éxito y ganó con gran facilidad, mientras que Alex de Angelis y Héctor Barberá completaron el podio.

Los problemas físicos de Julián Simón no impidieron que el piloto de Villacañas -que tuvo que salir a disputarla infiltrado en el hombro por los dolores de su fractura, que se produjo en los entrenamientos IRTA de Jerez-, situase su Honda en una más que meritoria octava posición, tres posiciones por delante de Aleix Espargaró (Aprilia), quien con un rendimiento muy regular también pudo sumar sus primeros puntos.

No tuvo la misma suerte en su estreno mundialista en la categoría de 250 c.c. el campeón del octavo de litro, Alvaro Bautista (Aprilia), quien acabó rodando por los suelos en las vueltas iniciales y no pudo continuar la prueba, como tampoco finalizó la carrera el piloto castellonense Arturo Tizón (Aprilia), si bien en su caso fue como consecuencia de los problemas mecánicos.

También en el octavo de litro

El español Héctor Faubel (Aprilia) se ha convertido en el primer líder del mundial de 125 c.c. al vencer por rebufo en el Gran Premio de Qatar de la cilindrada al húngaro Gabor Talmacsi (Aprilia), su propio compañero de equipo y el único que pudo aguantar su ritmo durante toda la carrera.

Hasta cuatro pilotos españoles consiguieron finalizar la carrera inaugural del campeonato entre las diez primeras posiciones, al situarse séptimo Pol Espargaró (Aprilia) y a continuación Esteve Rabata (Honda) y Pablo Nieto (Aprilia).

Si bien en los entrenamientos fue el húngaro Gabor Talmacsi el que consiguió el mejor tiempo, luego en la carrera la situación cambió considerablemente, porque prácticamente desde que se apagó el semáforo en rojo el ritmo que impuso Faubel fue tal que en la primera vuelta ya abrió un hueco que acabó siendo definitivo y que el único que fue capaz de enjugar fue el piloto de Budapest.

Con paso firme, Héctor Faubel abrió diferencias paulatinamente en la clasificación de la prueba, programada a dieciocho vueltas, y sólo Talmacsi, que dio buena cuenta del resto de rivales, entre los que destacaron el checo Lukas Pesek y el italiano Raffaele de Rosa (Aprilia), pudo mantenerse con opciones de "achuchar" al líder de la carrera.

Poco después de la salida comenzaron, por contra, los problemas para otros pilotos, pues el italiano Mattia Pasini, compañero de Joan Olivé, tuvo problemas mecánicos con su Aprilia y aunque intentó aguantar al final tuvo que tomar el camino de los boxes al perder muchos kilómetros la velocidad punta de su moto, algo semejante le ocurrió más tarde a Sergio Gadea, quien tampoco pudo completar la carrera qatarí.

Delante, Faubel vio como Talmacsi se le iba aproximando poco a poco y al final optó por darse un respiro -le dejó pasar en el decimocuarto giro- y ver de lo que era capaz su rival.

Un par de vueltas después Faubel recuperó el liderato e intentó forzar el ritmo, pero el piloto húngaro se pegó tras su rebufo y así llegaron hasta la última vuelta, en la que el piloto magiar superó a su rival a final de recta pero el piloto de Lliria sabía que su gran oportunidad le podía llegar por rebufo en la recta de meta.

Una situación semejante la vivió Gabor Talmacsi en 2005 cuando ganó de esa misma forma, por el rebufo de la moto de un rival, la carrera qatarí, si bien en aquella ocasión su rival el finlandés Mika Kallio (KTM) se estaba jugando el título mundial con el suizo Thomas Luthi (Honda) y su propio compañero de equipo -Talmacsi- se lo entregó en bandeja a la competencia al derrotarle.

Aquella victoria de Talmacsi le costó el puesto en KTM, pero hoy, el húngaro fue víctima de su propia estrategia de entonces y Héctor Faubel, que entró literalmente pegado a él en la recta de meta supo aprovechar el rebufo para imponerse por muy escaso margen y convertirse en el primer líder del mundial 2007 del octavo de litro.

Si magnífica fue la carrera de Héctor Faubel, no lo fue menos la del joven Pol Espargaró, que acabó liderando un grupo de pilotos que lucharon por la quinta plaza, si bien el más pequeño de la saga familiar -su hermano Aleix disputa el mundial de 250 c.c.- se tuvo que acabar conformando con la séptima posición, un excepcional resultado en su primera carrera del mundial 2007, que realizará al completo, al igual que Esteve Tito Rabat, quien situó su Honda oficial justo a continuación.

Pablo Nieto luchó con ellos en el mismo grupo y acabó noveno la prueba, en tanto que Joan Olivé (Aprilia), que sufrió un fuerte caída en los últimos entrenamientos, se colocó undécimo, con Nicolás Terol (Derbi), a la puerta de los puntos en el decimosexto lugar.

Victoria de Stoner y tercera plaza para Pedrosa en Moto GP

El australiano Casey Stoner (Ducati Desmosedici GP 7) se adjudicó su primera victoria de la temporada a pesar de los intentos del ex campeón mundial italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) en el Gran Premio de Qatar de MotoGP que se disputó en el circuito de Losail.

Rossi tuvo que conformarse con la segunda plaza en el año que él denomina de la "reconquista" del título mundial, al enfrentarse a un rival con una moto mucho más veloz que la suya, lo que en un trazado como el de Losail, con la línea de llegada a unos setecientos metros de la salida de la curva de entrada en la recta, era y fue una derrota prácticamente segura.

Aunque en los entrenamientos fue Valentino Rossi quien marcó el mejor registro, el australiano Casey Stoner aprovechó la velocidad punta de su Ducati en el momento de salida para colocarse primero y llevarse tras su estela a las principales figuras de la categoría, que aguantaron bastante bien el ritmo inicial pero fueron perdiendo "fuelle" una vez que se cumplió el primer tercero de la prueba.

Entre los hombres de cabeza iba el español Daniel Pedrosa, quien a pesar de sufrir una caída durante los entrenamientos libres matinales fue capaz de conseguir el mejor tiempo y, con ello, partir desde la parrilla de salida con muchas opciones de luchar por la victoria o, cuando menos, por el podio en Qatar, lo que prácticamente no pudo hacer en ningún momento el vigente campeón del mundo, el estadounidense Nicky Hayden, que no logró un buen compromiso de puesta a punto con su Honda RC 212 V.

Con Stoner tirando al frente de la prueba, Valentino Rossi, Daniel Pedrosa y el estadounidense John Hopkins, que tuvo que remontar desde posiciones más retrasadas, fueron los únicos que pudieron aguantar en las posiciones de cabeza, en las que también estuvo el español Toni Elías (Honda RC 212 V), que poco a poco fue cediendo terreno y algún error posterior le acabó relegando fuera de las diez primeras plazas de carrera.

Según fueron pasando las vueltas Stoner y Rossi confirmaron sus posiciones y el italiano probó en más de una ocasión doblegar al australiano, pero la velocidad máxima de su Ducati devolvía las aguas a su cauce en plena recta, en donde el australiano literalmente humillaba al siete veces campeón mundial.

Aún con todo, el ritmo impuesto por los dos hombres de cabeza propició un error de Daniel Pedrosa en la entrada de una curva que le hizo perder un tiempo precioso a él y a quien marchaba por detrás, el americano John Hopkins, que se quedaron definitivamente cortados del dúo de cabeza.

La carrera acabó siendo un mano a mano entre Stoner y Rossi, pero la ventaja era claramente para el joven piloto de Australia, que literalmente "abrasaba" a su rival en la recta de llegada y eso acabó por desesperar a Rossi -lleva seis grandes premios sin ganar-, quien a pesar de intentar superar a su rival y marcharse no pudo conseguirlo y tuvo que conformarse con la segunda plaza, que no deja de ser un buen resultado máxime cuando el campeón del mundo, Nicky Hayden, acabó en una discreta octava plaza.

La tercera posición del podio fue para Daniel Pedrosa, quien supo defenderse de los ataques del estadounidense John Hopkins y con ese resultado colocarse, como estaba previsto, entre los aspirantes a un título mundial que acaba de comenzar a disputarse y que tendrá por delante todavía diecisiete carreras más.

No tuvieron tanta suerte el italiano Loris Capirossi (Ducati Desmosedici GP 7), el francés Randy de Puniet (Kawasaki ZX RR) y el español Carlos Checa (Honda RC 212 V, que se fueron por los suelos en el transcurso de la misma. En el caso de Checa cuando había remontado desde la duodécima plaza de entrenamientos hasta la novena.

Toni Elías fue otro de los pilotos que no estuvo demasiado afortunado ya que llegó a ir con el grupo de cabeza, cedió terreno para caer hasta la octava plaza pero luego, en la última parte de la prueba, cometió un error que le hizo salirse de pista y acabar en las últimas posiciones de la clasificación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha