eldiario.es

Menú

Luces y sombras para el final de temporada

2ª B / EL VECINDARIO SE METE EN PROBLEMAS

El Tenerife depende de sí mismo para lograr disputar la promoción y el Vecindario se sitúa en puestos de descenso a falta de dos partidos.

- PUBLICIDAD -

Antes de que arrancase la jornada dominguera en Segunda División B, tanto el Tenerife como el Vecindario sabían que no había espacio para la derrota en los planes de los conjuntos canarios. Los chicharreros se medían a un rival directo como el Oviedo en un duelo casi definitivo por la promoción y el Vecindario se enfrentaba al Getafe B, un rival sin aspiraciones ni necesidades para seguir en su intento de mantener la categoría. Entre luces y sombras, se desarrolló la jornada.

Perona celebra uno de los tres goles que consiguió (ACFI PRESS).

Perona celebra uno de los tres goles que consiguió (ACFI PRESS).

Perona optó por olvidar su pasado y le endosó un hat-trick a su ex equipo para dejar la promoción de ascenso a segunda a tan solo una victoria a falta de dos jornadas. Un resurgir del cuadro tinerfeño que llegó justo a tiempo para no mandar al traste el trabajo hecho durante toda la temporada con el marcado desplome de los últimos meses, tras pasarse gran parte de ésta anclado a los puestos de prestigio a pesar del desfile de entrenadores que pasaron por el banquillo blanquiazul.

Para poner el broche final a la temporada tendrá dos oportunidades, ya que los blanquiazules han logrado situar un colchón de cuatro puntos con respecto a sus perseguidores a falta de dos encuentros para el final del campeonato. En primer lugar, el Marino de Luanco se interpondrá en el camino de los de medina en un partido totalmente intrascendente para los asturianos, lo que deja el Municipal de Miramar como un terreno idóneo para lograr el objetivo en el primer 'match ball' de los chicharreros. En caso de que no fuera posible, aún quedaría el Heliodoro para recibir al Alcalá, encuentro en el que se podría materializar el objetivo tinerfeño además de echar un cable al Vecindario, ya que se trata de un rival directo de los blanquinegor por la permanencia.

Además, aún podrían permitirse el lujo de caer derrotado en ambos encuentros los de Medina, siempre y cuando el Atlético de Madrid B y el Oviedo perdiesen ambos uno de los dos encuentros que restan de temporada. El filial colchonero se verá las caras ante el Sanse y el Leganés, ambos inmersos en la lucha por la permanencia, mientras que los asturianos se enfrentarán al Rayo Vallecano B y al Sanse.

La cruz de la moneda le tocó al Vecindario cuando menos se podía ceder. Un gol en el minuto 87 de partido anuló el empate logrado en el 70 por Pollo y complica la existencia de los sureños, que lucharán a vida o muerte en los dos envites restantes del campeonato. La derrota les deja inmersos en los puestos de descenso a Tercera División, aunque a tan solo un punto tanto del puesto de promoción de descenso como de la salvación.

Con cuatro rivales luchando por lo mismo en una distancia de tan solo dos puntos, el Vecindario se verá obligado a luchar contra viento y marea y sin opción al fracaso en las dos últimas jornadas de la competición, además de cruzar los dedos para que alguno de los optantes a la permanencia de categoría sucumba en su empeño.

Ante el Montañeros vivirán su primer duelo a vida o muerte, quedando nada más y nada menos que el Real Madrid Castilla, ya campeón de la categoría, para cerrar la temporada en tierras madrileñas con los tres puntos como obligatorios. Una dura gesta la que se pone por delante de los blaquinegros en su duro empeño por no caer en el hondo pozo de la Tercera División española.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha