eldiario.es

Menú

Las Palmas se aferra a su nueva hoja de ruta y logra un punto en el Carranza

PRIMER ENCUENTRO FUERA DE CASA QUE LOS AMARILLOS NO PIERDEN (0-0)

- PUBLICIDAD -

No abandonará la zona fea de la tabla clasificatoria la UD Las Palmas tras sacar este sábado un punto del Ramón de Carranza, ni disipará las muchas sombras que se ciernen sobre su rendimiento futuro en pos de la permanencia, pero indudablemente consiguió ante un buen equipo como el Cádiz subir su nivel habitual cuando actúa como foránea, además de mostrarse ante sí misma como un conjunto mejor adaptado a lo que preside en la Segunda División, poco fútbol, mucho trabajo y las menos tonterías posibles cerca de la portería propia.

Todo eso, en un partido a ratos más propio de la Segunda B que de una división de plata. La primer parte resultó una apología al error, al conservadurismo y a la falta de pericia. El Cádiz, que se reencontraba en su banquillo con José González, intentaba llevar el mando desde el principio, pero ofreciendo sólo empuje. La UD Las Palmas, pese a su situación clasificatoria, tiró de historia y de camiseta para no dejarse amilanar con tan poco.

Incluso se atrevió a salir de la cueva para asustar mínimamente a su oponente. Como casi siempre, la tripleta Darino, Márquez y Nauzet Alemán exhibió gotas de calidad, que no obstante se convirtieron en un espejismo con el paso de los minutos. Lo mismo había ocurrido antes con Lobos, argentino del Cádiz que enseñó pero no dio.

Así, y después de un remate forzado de Darino a un envío de Nauzet, el sobresalto lo produjo Pindado, a quien pareció pasarle factura en algunos lances del partido los extravagantes días previos que él mismo decidió protagonizar. El guardameta de la UD Las Palmas y su salud mental parecen perderse en cosas superfluas cuando su equipo más concentrado lo necesita. Un mal despeje en el minuto 15 de encuentro bien pudo traducirse en el único tanto de la tarde.

Hasta el tiempo de descanso todo transcurrió de manera muy sosa, sin acercamientos a las áreas, salvo una internada del canario Sesma que aprovechó un despiste de Aythami a la hora de adelantar la línea defensiva del fuera de juego.

Tras el parón reglamentario, no se despertaron las excelencias futbolísticas, pero el rigor defensivo y la posición de los jugadores en el campo fue cediendo ante el cansancio y los espacios empezaron a divisarse con mayor claridad.

La vanguardia de la Unión Deportiva dimitió, y con Nauzet Alemán ya en la banqueta, el soplo de aire fresco que para su equipo supone a día de hoy Roberto Trashorras se activó. De forma especial en el 27, cuando trazando una diagonal desde la derecha hacia la portería de Armando, lanzó un zapatazo que no fue gol por centímetros.

Hasta el minuto 40 no hubo mucho pescado que vender. El Cádiz, un equipo que evidenció mucho potencial pese a su pésimo encuentro, era pitado por un Carranza colorido y lleno hasta la bandera. Y entonces llegó la sacudida final como epílogo del partido.

Primero los locales en el 41 tuvieron el tanto muy cerca, en un pase desde la parte izquierda de su ataque que Medina no supo tocar, lo único que necesitaba para salir del campo como un héroe. Casi en la siguiente acción, Txiki pasó por igual trance. Su cabezazo estuvo a punto de dar a la UD su primera victoria peninsular del ejercicio. Cuando todo se antojaba finiquitado, Txiki otra vez y Arriaga en su rechace olieron el gol, pero el resultado permaneció inmóvil.

La UD Las Palmas sale reforzada en su nueva hoja de ruta para caminar por la Segunda División, en su intento de ser un equipo más rudo y tosco, directamente relacionado con el cliché que supuestamente da el éxito en esta categoría, como si Capello estuviera influyendo en todos los entrenadores de España. Los grancanarios tuvieron que salir seis veces de su campo para lograr un punto, y además ante un rival en horas bajas que las tendrá mejores en el futuro. Pero, incluso practicando algo parecido al fútbol, Las Palmas parece más hecha y más fuerte en pos de su objetivo. Ayer empezó a demostrarlo también fuera de su casa y en un estadio de solera.

Ficha técnica:

Cádiz CF: Armando, Raúl López, Paz, De Quintana, César Caneda, Fleurquin, Bezares (Morán, m.77), Nano (Enrique, m.63), Sesma, Lobos y De Paula (Medina, m.74).

UD Las Palmas: Pindado, David García, Aythami, Víctor, Ione, Aday, Siro Darino (Cobas, m.87), Nauzet Alemán (Arriaga, m.58), Fredy (Txiki, m.68); Trashorras y Marcos Márquez.

Árbitro: Mateo Lahoz (C. Valencia). Mostró tarjeta amarilla a Fleurquin, Lucas Lobos, Sesma y Enrique, por el Cádiz, y Fredy, Márquez, Darino, Víctor, Aday e Ione, de Las Palmas

Incidencias: Partido disputado en el estadio Ramón de Carranza ante unos 16.500 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. Tras finalizar el partido, se alertó sobre una amenaza de bomba que obligó a deslojar rápidamente el estadio sin que se produjera ningún incidente relavante.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha