eldiario.es

Menú

Stoner también gana sobre mojado

EL ESPAÑOL DANI PEDROSA, CON PROBLEMAS EN SU MOTO, FINALIZÓ OCTAVO

- PUBLICIDAD -

El australiano Casey Stoner (Ducati) demostró este domingo que su primera posición en el Campeonato del Mundo no es sólo cuestión de que su Ducati se adapta muy bien a los circuitos rápidos o fruto de una buena racha de fortuna, sino que se impuso con el piso mojado y en Donington Park, una pista que a priori no favorece a la máquina italiana.

Stoner parece ir directo a por el título tras dos victorias consecutivas y el desplome este domingo sobre el trazado mojado de la pista inglesa de sus dos máximos rivales, el italiano Valentino Rossi (Yamaha), siete veces ganador en Donington Park, y que quedó cuarto, y el español Dani Pedrosa (Honda), octavo.

Si hace quince días batió en Barcelona a Rossi en la última vuelta este domingo ganó en solitario dominando sobre la mojada pista de Donington.

El estadounidense Colin Edwards (Yamaha) aprovechó su pole para situarse en primera posición al comienzo de la carrera, seguido de Pedrosa, de su compatriota Nicky Hayden (Honda), de Rossi, del estadounidense John Hopkins (Suzuki), del australiano Chris Vermeulen (Suzuki), del italiano Marco Melandri (Honda) y del español Carlos Checa (Honda). Otro español, Toni Elías (Honda), era décimo sexto.

Pedrosa pasaba primero en el giro inicial, pero era un liderato efímero porque Edwards iba a recuperarlo pronto. El español vio cómo cuatro pilotos le superaban en una sola vuelta y le relegaban a la quinta posición de golpe.

El español, con evidentes problemas en su moto, se vería minutos más tarde superado también por Rossi y por el australiano Anthony West (Kasaki), un especialista en rodar sobre mojado que este domingo debutaba en MotoGP.

Mientras tanto iban al suelo Hayden y Checa y en su remontada, cuando ya era quinto, también lo hacía West, que había sido el más rápido en la sesión de calentamiento y había disparado las apuestas a su favor.

Edwards y Stoner ya se habían marchado y Rossi daba cuenta del estadounidense Hopkins para ser tercero, pero inmediatamente se salía de la pista sin caerse y tenía que batir de nuevo al californiano en la undécima vuelta.

Pedrosa seguía sufriendo por detrás y le alcanzaban el italiano Loris Capirossi (Ducati) y el brasileño Alex Barros (Ducati), relegándole a la novena posición. Curiosamente fue a partir de entonces cuando, mediada la carrera, el español empezó a bajar sus tiempos.

En la decimosexta vuelta Stoner pudo con Edwards al abrirse éste mucho en Melbourne Hairpin. Hubiera dado igual que se hubiera abierto o no porque el ritmo de la Ducati era mucho mejor que el de la Yamaha cómo puso de manifiesto la ventaja que consiguió nada más sobrepasarle.

El líder del mundial lograría la vuelta más rápida en la vigésimo primera sin importarle que la carrera estaba ya ganada. Probablemente la explicación esté en que la pista se iba secando poco a poco.

Pedrosa bajaba sus tiempos en una bonita pelea con Barros, pero finalmente fue el brasileño el que se hacía con la séptima posición al batir al español y al aprovecharse de la espectacular caída de Capirossi en la vigésimo cuarta vuelta.

Por delante, Rossi no solo no podía acercase a su compañero de equipo, sino que veía cómo se le echaba encima Vermeulen que le adelantaba a falta de tres giros y le arrebataba tres buenos puntos en su pelea con Stoner por el título.

Elías, por su parte, finalizaba duodécimo por detrás de West y por delante del estadounidense Kurtis Roberts (KR), que sustituyó en Inglaterra a su hermano Kenny.

Stoner aventaja ahora en el campeonato a Rossi en 26 puntos, y Pedrosa, tercero, se ve acosado ahora por Vermeulen que tiene 88 puntos por 106 del español.

Los españoles se caen y Dovizioso recorta sobre Lorenzo bajo la lluvia

Los españoles Jorge Lorenzo, Álvaro Bautista y Julián Simón se cayeron sobre el trazado inglés de Donington Park, en una carrera en la que el italiano Andrea Dovizioso vio cómo todos sus rivales, una a uno, se iban al suelo para que él ganara la carrera y le recortara a Lorenzo 25 puntos en el campeonato.

Lorenzo vio este domingo cómo su segundo título, que muchos daban por ganado hasta hace poco tras cinco victorias de siete posibles, está de nuevo en juego y ante un temible e inteligente rival, Dovizioso, quien el año pasado apretó hasta el final del campeonato al español con una máquina inferior.

Diluvió antes de la carrera del cuarto de litro y llovió durante la misma, lo que este domingo quería el líder del mundial y campeón en título, pero no era su día y se fue al suelo cuando disputaba con el italiano la segunda posición detrás del sanmarinense Alex de Angelis (Aprilia).

De Angelis salió el primero desde la pole con Dovizioso (Honda) Lorenzo (Aprilia), el italiano Marco Simoncelli (Aprilia) en cuarta posición seguido de Simón (Honda) y Bautista (Aprilia).

El primero en irse al suelo fue el español Héctor Barberá (Aprilia) y más tarde y nada más empezar la carrera lo hicieron Simoncelli y el irlandés Eugene Laverty (Honda).

Barberá se cayó ya en la vuelta de calentamiento y lo haría tres veces más. Vivió un fin de semana negro.

Simoncelli tras su caída dejaba la segunda plaza a Dovizioso que estuvo a punto de seguir el camino de aquel, hecho que aprovechó Lorenzo para hacerse con la segunda plaza.

El italiano de Honda lograba la vuelta rápida en la quinta y se acercaba al español de Aprilia, con el sanmarinense ligeramente destacado.

Bautista, por su parte, recuperaba una plaza al adelantar a Simón pero anticipaba la peligrosidad de la curva Coppice cuando perdía contacto con el suelo y vaticinaba la caída de Lorenzo en ese mismo sitio.

Además al campeón del mundo de 250 c.c. y líder del campeonato se le bloqueaba con el golpe el freno delantero y él y los comisarios eran incapaces de devolver la moto a la pista.

Dovizioso se quedaba solo en su lucha por alcanzar a De Angelis y a Simón se le presentaba la oportunidad de pelear por el podio con el japonés Hiroshi Aoyama (KTM), que se encontraba en tercera posición.

Simón se acercó y dio alcance al nipón en la vuelta 20, pero hoy no era el día de los españoles en Inglaterra y siguió el camino de Lorenzo y Bautista, aunque el de la Honda sí era capaz de volver a la pista y llegar séptimo.

Mientras tanto, Dovizioso ya había dado caza a De Angelis, que compite en el equipo que dirige el español Jorge Martínez, "Aspar", y se disponía a librar el último combate de la carrera cuando el de San Marino no sabía aguantar la presión y daba con sus huesos en el suelo.

De Angelis, finalmente, se levantó para entrar detrás de Dovizioso y delante de Aoyama.

El mismo camino seguirían en el final de la carrera el suizo Thomas Luthi (Aprilia), el finés Mika Kallio (KTM), el italiano Roberto Locatelli (Gilera) y el español Aleix Espargaró (Aprilia). Todos al suelo.

Pero el que no se cayó fue el español Efrén Vázquez (Aprilia) debutante en el Campeonato del Mundo, y que aguantó como un jabato sobre la deslizante pista de las Midlands inglesas para quedarse a un puesto de los puntos, el 16.

Dovizioso se queda ahora a once puntos de Lorenzo, 153 por 142, con De Angelis en la tercera posición con 135 puntos por Bautista, cuarto con 100, y Barberá quinto, con 71.

Pasini vence a la mala suerte y Faubel recupera el liderato

El piloto italiano Mattia Pasini (Aprilia), perseguido esta temporada por la mala suerte, venció en la carrera de 125 c.c. del Gran Premio de Gran Bretaña por delante del japonés Tomoyoshi Koyama (KTM) y del español Héctor Faubel (Aprilia) y puso fin a la maldición de los últimos cuatro meses.

La tercera plaza le sirve al español para desbancar de la primera plaza del campeonato al húngaro Gabor Talmacsi, uno de sus compañeros en el equipo Aspar.

En cuarta y quinta posición, respectivamente, se clasificaron otros dos españoles, Sergio Gadea (Aprilia) y Joan Olivé (Aprilia).

El palmarés negativo del italiano este año era impresionante: cinco primera posiciones en parrilla de salida, ningún gran premio; siete carreras disputadas, dos finalizadas, ninguna de ellas en el podio. Su mejor posición era la sexta en el Gran Premio de Italia.

Hace quince días en el Gran Premio de Cataluña el piloto de Rímini la emprendió a patadas con su Aprilia después de una nueva avería y ayer, tras lograr la pole, reveló en una rueda de prensa que creía que sobre el pesaba "una maldición" que se pone en marcha a partir de las 10.00 horas de cada domingo.

El italiano se hizo con la primera plaza al comienzo de la carrera pero comandando un grupo que llegó a ser de hasta trece pilotos.

Tras Pasini se situaron Koyama, Faubel, el italiano Simone Corsi (Aprilia), el español Pablo Nieto (Aprilia), el francés Alex Masbou (Honda), Gadea, el italiano Raffaele de Rosa (Aprilia), el suizo Randy Krummenacher (KTM), Talmacsi, el británico Bradley Smith (Honda), el francés Mike di Meglio (Honda) y el español Pol Espargaró (Aprilia).

Olivé y otro español, Esteve Rabat (Honda) salieron muy retrasados, decimoséptimo y decimoctavo, respectivamente.

El grupo de cabeza fue perdiendo efectivos poco a poco. Corsi tomó el mando y fueron ocho pilotos los capaces de seguirle, Faubel, Pasini, De Rosa, Di Meglio, Koyama, Gadea, Nieto y Talmacsi. Y otro por detrás con Espargaró, Olivé, Smith, Krummenacher y Rabat.

Espargaró se salió en la novena vuelta pero regresó a la pista inmediatamente.

Pasini recupero el liderato y marco la vuelta rápida a catorce giros para el final para comenzar a poner tierra de por medio, al tiempo que Koyama y Faubel se distanciaban de los demás para pelearse solos por la segunda posición.

Corsi les ayudaba al salirse también de la pista minutos después de que se fueran al suelo Rabat y Krummenacher cuando quedaban once vueltas para que finalizara la prueba.

Talmacsi sufría una avería en su Aprilia y Olivé y Gadea peleaban por la cuarta posición, mientras que Faubel lo hacía con Koyama por la segunda.

Pasini ya no tenía ningún problema para hacerse con su primera victoria de la temporada y amagaba ponerse de pie al cruzar la meta y se volvía a sentar no fuera a ser que el gafe reapareciera sobre Donington Park en el peor momento.

Vivió su momento de gloria con todo el circuito haciendo el mismo comentario sobre su suerte y él haciendo como si tocara el violín de pie sobres su moto y acariciando a su Aprilia a la que hasta hace quince días trataba a patadas.

Nieto acabó noveno por detrás de De Rosa y Enrique Jerez (Honda) decimocuarto y Nicolás Terol (Derbi), vigésimo cuarto.

Faubel, por su parte, se pone al frente de la clasificación con 118 puntos por 115 de Talmacsi y 94 del checo Lukas Pesek (Derbi), hoy decimoctavo y 92 de Gadea.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha