eldiario.es

Menú

La UD deja al juez las cuentas claras

PEDIRÁ UNA CITA AL MAGISTRADO PARA DEMOSTRAR QUE SÓLO DEBE 600.000 EUROS A 'DESAPARECIDOS'

- PUBLICIDAD -

Las cuentas claras y, a ser posible, hasta con el chocolate del loro. Una providencia dictada el pasado viernes por el juez del Concurso de la UD Las Palmas, Miguel Losada Terrón, en la que eleva a 1.433.692,03 euros la deuda del club, tras el informe reclamado hace un mes y presentado por la UD un día antes, llevará esta semana al presidente, Miguel Ángel Ramírez, a pedir una cita al magistrado para explicarle, punto por punto, que sólo están pendientes de pago inmediato 830.900,54 euros.

La mayor parte de ese dinero corresponde a acreedores que no han reclamado el ingreso. Son créditos ordinarios que, como recoge el informe de la UD, "la gran mayoría provienen de acreedores que no se han personado en el concurso, o acreedores con los que la entidad se ha puesto en contacto y no han presentado la documentación precisa (cuenta corriente, poderes de administradores, número de NIF, o de certidicado de estar al corriente de los pagos impositivos con los que son gravados) para poder abonarles el crédito". Y la UD estima que debería pagar sólo unos 600.000 euros.

Esta alegación de la UD Las Palmas mereció la consideración del juez en su providencia, en la que, si bien primero "se le recuerda a la concursada que puede obviar tal situación consignando en este Juzgado y ofreciendo el pago a aquellos", una cuestión que el club no está obligado por ley a pesar de contar con 700.000 euros en su cuenta destinada al pago de acreedores, el juez admite, "a la vista de tales alegaciones y la cuantía de lo adeudad, 1.433.692,03 euros, según la concursada, dése traslado de esta providencia y de su informe a los acreedores, para que insten lo que a su derecho convenga".

Lo cierto es que la UD Las Palmas no está de acuerdo ni con la suma de 1,4 millones de euros que hace el magistrado ni con que los 830.000 euros correspondientes a los créditos ordinarios de acreedores desaparecidos tengan que ser abonados en su totalidad. Como ejemplo, dos datos: Las Palmas demostrará esta semana que dentro de esos 830.000 euros la Administración Concursal incluyó unos 180.000 euros de deuda al ex jugador Óscar Celada, cuando obra en poder del club una factura de pago de ese dinero al asturiano y que, además, no ha reclamado, como muchos otros.

Y otro: en estas reclamaciones no efectuadas se encuentran casos como los representantes que trajeron a la UD Las Palmas a Zeljko Cicovic hace diez años, en paradero desconocido, y otros casos en los que el club ha enviado "hasta cuatro y cinco faxes solicitando datos para saber dónde se ingresa el dinero", explicó Miguel Ángel Ramírez, presidente de la entidad, a este diario.

También existen dentro de esos 830.000 euros créditos de difícil encaje en el ordenamiento jurídico español, sin que, en el caso de que sean solicitados unos 240.000 euros, el club, obligado a pagarlos, se vea inmediatamente en la necesidad de presentar una querella por estafa al acreedor solicitante que, por supuesto, todavía no lo ha reclamado.

Son casos dispares que dejarían esos 830.090,54 euros en menos de 400.000 euros pendientes de pago -incluídos los 240.000 euros de difícil justificación- y sin destinatario indentificado, además de otros 8.724,08 euros correspondientes a un crédito privilegiado general que este mismo lunes será satisfecho a su acreedor, tras detectarse el error.

El resto está pendiente de juicio

En la suma de 1,4 millones de euros con la que no está de acuerdo la UD Las Palmas figuran también créditos subordinados por valor de 105.953,27 euros que el club ha explicado ya al juez, por medio de su escrito, y lo hará en persona que "está haciendo gestiones para ofrecer a estos créditos acciones como contraprestación al pago en la próxima ampliación de capital", ya que no hay obligación de abonarlos al ser subordinados y no tener liquidez la entidad, aunque el Consejo amarillo "realizará un esfuerzo por compensar las expectativas de estos acreedores" con las acciones de la entidad.

El resto del dinero, como ya explicó CANARIAS AHORA en su edición del pasado sábado, queda pendiente de juicio. Corresponden a créditos contingentes 488.114,14 euros, de tres juicios sin sentencia firme: Argoem [empresa del ex jefe de los servicios médicos, Arturo Gómez, con 114.005 euros], Alexis Trujillo y otros [28.725 euros] y otra vez Iñaki Urquijo Goitia [346.383 euros].

En estos casos, la UD ha ganado el primer juicio a Arturo Gómez y éste ha recurrido, se está en fase de acuerdo con Alexis Trujillo y otros ex jugadores del club y Urquijo ganó su primera demanda, recurrida a su vez por la UD.

El juez, eso sí, no incluyó en su suma los 2,6 millones de euros que reclaman, vía créditos privilegiados especiales, las compañías Freiremar, Canaria de Remolques y Proimco, de Juan Manuel Freire, Vicente Boluda y José Sánchez Peñate, por aquel préstamo de 9,6 millones de euros otorgado al club en el verano de 2002.

La Ud entiende que "se ha pagado en especie con palcos VIP y palcos de empresa, en cumplimiento de un contrato de pignoración que en su día estos acreedores aceptaron, si bien está pendiente de resolución judicial, aunque el pago por parte de la UD Las Palmas SAD ha sido satisfecho".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha