eldiario.es

Menú

Valverde conquista su primera 'Grande'

''HOY SE CUMPLIÓ UN SUEÑO'', CONFIESA

"Cada día que iba pasando, se acercaba un poco más mi sueño. Por eso no dejé de luchar ni de centrarme un solo momento", comentó.

- PUBLICIDAD -

El ciclista alemán André Greipel (Columbia) se adjudicó este domingo la última etapa de la sexagésimo cuarta edición de la Vuelta a España, entre Rivas Vaciamadrid y Madrid sobre 110,2 kilómetros, en una jornada que sirvió para homenajear al murciano Alejandro Valverde (Caisse D'Epargne) al lucir el jersey dorado como vencedor final de la ronda española.

Valverde, que llevó el dorsal 51, el que más veces ha ganado el Tour de Francia, se enfundó el último jersey de oro de la Vuelta. (REUTERS)

Valverde, que llevó el dorsal 51, el que más veces ha ganado el Tour de Francia, se enfundó el último jersey de oro de la Vuelta. (REUTERS)

El de Las Lumbreras de Monteagudo quedó finalmente secundado en el podio final por el asturiano Samuel Sánchez (Euskaltel), campeón olímpico, y por el australiano Cadel Evans (Silence-Lotto), segundo y tercero, respectivamente, en el primer galardón del líder del conjunto bancario en una competición de tres semanas.

Por su parte, el velocista teutón y lanzador del británico Mark Cavendish en el Tour de Francia, completa de este modo una gran participación al imponer su dominio en las llegadas masivas al certificar su cuarto éxito de etapa, tras los cimentados en Lieja (Bélgica), Vinarós y Puertollano.

El sprinter germano cubrió la distancia requerida por la organización en 3 horas y 11 minutos, un segundo menos que el resto del destacamento, en el que el italiano Daniele Bennati (Liquigas) quedó segundo, y el eslovaco Borut Bozic (Vacansoleil), tercero.

De este modo, el Greipel alcanza su primer maillot verde de la regularidad al demostrar su conjunto estadounidense su hegemonía en los finales masivos, como bien demuestra sus más de setenta triunfos de etapa a lo largo del año, dieciséis de los mismos en las tres Grandes Vueltas.

Final de champagne y felicitaciones

El transcurso de la última jornada en la travesía madrileña se cubrió en sus primera parte con relajación de un pelotón que acudía para felicitar al bloque más fuerte de la carrera, el Caisse D'Epargne, y en concreto, a su líder Alejandro Valverde.

Con la entrada al anillo del Paseo de la Castellana, en la que la masa ciclista debía cubrir seis vueltas, los equipos con intereses en la lucha de la etapa fueron tomando los puestos de privilegio al frente de un pelotón que aceleró el ritmo.

Tras varios intentos fallidos de escapada, el Liquigas, el Saxo Bank y el Columbia fueron disputándose la cabeza del grupo, y tras un final desordenado, en el que Bennati se tomó la delantera, fue finalmente la fortaleza de Greipel la que se impuso, que entró con enorme suficiencia.

Montaña para Moncoutie y para el Xacobeo-Galicia por equipos

Mención señalada merece el veterano francés David Moncoutie (Cofidis), que vuelve a enfundarse la maglia granate de la clasificación de la montaña por segundo año consecutivo tras hacer gala de su veteranía en las faldas levantinas y andaluzas, y sobre todo en su triunfo de etapa en Sierra Nevada, lo que le ha valido la renobvación un curso más como profesional.

Por su parte, el conjunto gallego de Álvaro Pino, el Xacobeo-Galicia, confirmó su gran dedicación en la ronda española y acabó llevándose la clasificación por equipos al mostrar su fortaleza como bloque, pese a no asegurar su presencia en el pelotón internacional para el próximo año.

"Un sueño hecho realidad"

El corredor del Caisse d'Epargne afirmó que "hoy se cumplió un sueño" tras adjudicarse la 64 edición de la Vuelta ciclista a España, que concluyó este domingo en Madrid, la primera de las tres 'grandes' que añade a un palmarés repleto de éxitos.

"Han sido tres semanas durísimas pero todos los esfuerzos y los sacrificios realizados merecían la pena. El día en que cogí el maillot amarillo en la etapa de Xorret de Catí, me emocioné mucho a la hora de subirme al podio. Cada día que iba pasando, se acercaba un poco más mi sueño. Por eso no dejé de luchar ni de centrarme un solo momento", comentó.

Para Valverde, cruzar la línea de meta de Madrid con el jersey de oro y saber que la Vuelta es "definitivamente" suya es una "emoción que no se puede describir".

"He crecido mucho. He aprendido de los errores del pasado y ahora sé que sí, soy un corredor hecho para las carreras de tres semanas. En el futuro seguiré luchando para conseguir otra grande", manifestó el líder del Caisse d'Epargne.

Valverde, que llevó el dorsal 51, el que más veces ha ganado el Tour de Francia, se enfundó el último jersey de oro de la Vuelta, pues en la próxima edición, que arrancará en Sevilla, el líder de la clasificación general portará un jersey de color rojo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha