eldiario.es

Menú

¡Vámonos de pesca!

COLABORACIÓN / ESPECIAL COPA DEL REY MADRID 2009

- PUBLICIDAD -

La Bahía del Confital es un buen sitio para ir de pesca. Te levantas temprano, preparas tu caña, un par de anzuelos, por si otra vez se te enroca el sedal, pan mojado en agua para engoar a los futuros pescados y por supuesto, el arma definitiva: gambas frescas como carnaza. Lo de la neverita hasta arriba de cervezas no es obligatorio, pero si muy recomendable.

Desde las 6 de la tarde del jueves 19, el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid se convertirá en una peculiar réplica del Confital, pero sin rocas claro. En las gradas del pabellón habrá de todo, fanáticos aficionados llegados desde todos los puntos del territorio basket español, infinidad de periodistas acreditados y muchos, muchos ojeadores de la NBA que han cruzado el charco para irse de pesca.

En Estados Unidos se les conoce como NBA Scout, tipos serios y estirados que recorren el planeta en busca de nuevos valores con los que reforzar a la franquicia que representan. Si alguna vez te cruzas con alguno lo reconocerás por su extraño rictus facial, similar al que lucían los espías en las películas clásicas del cine negro. Otra característica clave es que como prolongación de su mano, siempre llevarán una libreta llena de infinitas anotaciones y comentarios sobre tal o cual jugador.

Muchos se preguntarán ¿pero es suficiente ver un par de partidos de la Copa para saber si alguien es válido para jugar en la NBA? La respuesta es claramente NO. Los NBA Scout manejan informes precisos de todos los jugadores que están siguiendo. Sus números al día, su rol dentro de la plantilla, importancia en el equipo para jugarse los balones decisivos y detallados dosieres sobre su capacidad física para aguantar una temporada regular de 82 partidos. A la Copa las franquicias NBA vienen en busca de otra cosa. Quieren descubrir ese talento innato que todo jugador lleva en su interior y que no aparece reflejado en ninguna estadística. Es esa cualidad que diferencia a un deportista normal de una estrella, y que sólo sale a relucir en una cita tan especial como la Copa. Un torneo a vida o muerte, los mejores jugadores de la liga frente a frente, luchando por conseguir uno de los títulos más prestigiosos del baloncesto europeo.

Este año las libretas de los NBA Scout están que echan humo. Desde la mítica final olímpica de este verano contra Estados Unidos, el baloncesto español y la liga ACB, por alusiones, han pasado a ser referentes mundiales. Pau Gasol, José Manuel Calderón, Rudy Fernández, Marc Gasol y Sergio Rodríguez se encargan semana a semana de garantizar el talento de nuestros jugadores al otro lado del Atlántico. Por eso durante este fin de semana, el baloncesto yankee no estará pendiente de lo que ocurre dentro de sus fronteras, sus ojos y libretas de espía estarán al acecho en Madrid.

Les propongo un juego. De los ocho equipos que participan en la Copa, estos son mis candidatos para jugar en un futuro no muy lejano en la NBA. ¡Hagan sus apuestas señores, hagan sus apuestas!

Tau Cerámica: Tiago Splitter es el hombre a seguir. 24 años, 2'11 y unos movimientos en el poste bajo que nada tienen que envidiar a lo que hay en Estados Unidos. Versatilidad en ataque y seguridad defensiva son sus credenciales. El único problema es que acaba de salir de una lesión, pero la Copa lo cura todo.

Regal FC Barcelona: Víctor Sada y Fran Vázquez son dos jugadores que están llamando a la puerta de Scariolo de cara al próximo europeo. El base tiene sólo 24 años y muchos ven en él al futuro Calderón. Es alto, sabe dirigir al equipo, rebotea como nadie y no se achica ante jugadores más rápidos. El caso del pivot lucense es todavía más flagrante. Orlando Magic apostó por él en el draft del 2005 y lo eligió en el puesto número 11. Sin embargo el ex del Gran Canaria decidió quedarse en España y fichar por Akasvayu Girona. En Estados Unidos todavía le están esperando, pero su credibilidad como profesional ha quedado en entredicho. Tal vez sea el que más cosas tiene que demostrar en esta Copa si quiere acompañar algún día a Dwight Howard.

Real Madrid: Sergi Llull y Felipe Reyes son los nombres propios en el equipo anfitrión. El base está en un estado de forma sensacional y en las últimas jornadas ha sido protagonista en las remontadas del equipo de Joan Plaza. Es eléctrico, juega siempre muy intenso y es capaz de cambiar un partido. Prototipo de base NBA. El caso de Felipe es una pataleta personal. Viendo los pívots que hay en Estados Unidos me parece absurdo que el pequeño de los Reyes no tenga sitio. Batallador incansable, gran reboteador, buena muñeca y uno de los mejores jugadores del continente. En su contra, que tiene ya 28 años ¿o eso juega a su favor? Nunca me queda claro con la NBA.

DKV Joventut: La gran joya de la corona de esta Copa. Sito Alonso tiene en su poder una de las más prometedoras generaciones de toda Europa. De Ricky Rubio está todo dicho y cuando se convierta en el primer español en ser número 1 de un draft, brindaré a su salud. Pero atentos, no sólo Ricky estará en las agendas de los NBA Scout. La capacidad de liderazgo de Pau Ribas, el pivot holandés de 2'12 Henk Norel y el joven Pere Tomás y su desparpajo para entender el basket con sólo 19 años estarán bajo la luz de los focos.

Unicaja: Del rival del Granca en la Copa he destacado a Carlos Cabezas. Un base curtido en mil batallas internacionales y que con el paso de las temporadas se ha convertido en indiscutible para uno de los equipos punteros de Europa. En Estados Unidos están escasos de bases puros que anoten con facilidad. Su nombre ya sonó el verano pasado en alguna quiniela NBA.

MMT Estudiantes: El nivel del conjunto invitado, y nunca mejor dicho, para esta Copa deja mucho que desear. Carlos Suárez es el único jugador apetecible. Por tener sólo 22 años y ser ya uno de los líderes del equipo colegial, sin embargo y para serles sinceros, no creo que tenga calidad suficiente para dar el salto. Por lo menos de momento, claro.

Pamesa Valencia: Víctor Claver sigue lesionado, así que no le voy a perder la pista a Kosta Perovic. No hay muchos 2'18 por el mundo que jueguen tan duro como el pivot croata. El único problema es que la temporada pasada ya jugó con Golden State Warriors, pero sólo pudo disputar 7 partidos en la Bahía de Oakland. A sus 23 años no supo adaptarse a la ajetreada vida NBA y ya sabemos cómo son en Estados Unidos con los proyectos fallidos.

Kalise Gran Canaria: Muchos no quieren darse cuenta, pero es posible que en el Centro Insular estemos disfrutando de los últimos minutos en Europa de Joel Freeland. El pivot británico tiene un físico prodigioso para esto del baloncesto y en Portland, equipo que tiene sus derechos NBA, lo están siguiendo muy de cerca para en cualquier momento reclamarle. A sus 21 años Joel tiene muchas cosas que aprender, pero ojo, el pibe aprende rápido.

Este es el menú y la cena está servida. Así que si usted no es uno de los afortunados que ya están en Madrid para vivir en directo el espectáculo de la Copa, les propongo un plan: Póngase cómodos en el sofá de su casa, avisen a la parienta de que van a estar cuatro días viendo baloncesto en la Televisión Canaria, y llenen hasta arriba la nevera de cerveza, que como en la pesca, no es obligatorio, pero si muy recomendable.

(*) Redactor de la Televisión Canaria,

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha