eldiario.es

Menú

De vacaciones

COLABORACIÓN / ESPECIAL COPA DEL REY MADRID 2009

- PUBLICIDAD -

Hay muy pocas diferencias entre un periodista y un bastardo. Al menos, para los protagonistas de la actualidad, que tienen que soportar, casi a diario, impertinencias y preguntas antipáticas por nuestra parte. Es cierto que nuestro trabajo es preguntar, y si la pregunta es incómoda, lo siento, amigo. Pero también lo es que a veces preguntamos con toda la mala intención del mundo. Eh, si fuera buena persona no me habría licenciado en Ciencias de la Información, qué quieren que les diga. Ahora bien, con la cantidad de gente que conozco con leche agria en la venas, no había escuchado yo una pregunta tan hiriente como la que hizo un compañero catalán a Lisandro Hernández, presidente del CB Gran Canaria, el día del sorteo de la Copa del Rey: "Y el Granca, ¿qué? ¿Otra vez a la Copa de vacaciones?".

Tan mala fue la pregunta como diplomática la respuesta de Lisandro: "No, el Granca nunca va de vacaciones a la Copa. De vacaciones vamos a Gran Canaria, que tiene mejor clima". ¡Ese es mi presi, sí señor! ¡Dale, Lisandro! ¡A por ellos, que son pocos y cobardes! Además, ¿por qué pregunta este desalmado que si el Granca va de vacaciones a la Copa?

Pues porque nunca ha ganado un partido de Copa, por eso.

La pregunta fue tan dura, y a la vez tan cómica, porque, como un buen chiste, tiene algo de verdad. Ya son muchos años disputando la Copa como si fuera un regalo, algo que no se puede afrontar. Como si el CB Gran Canaria fuera un cantante novato que tiene que sustituir a Freddie Mercury en Queen. Yo no sé si a ustedes les suena este discurso, pero yo lo tengo casi memorizado: "Haremos todo lo que podamos, pero con el presupuesto que tenemos ya es casi un milagro estar aquí. Esto ya colma nuestras expectativas?" Bla, bla, bla. Discurso de perdedor. Y con un discurso de perdedor, claro, se pierde. Cuando te clasificas una vez para la Copa del Rey, es un discurso aceptable. Cuando lo haces cinco veces, ya menos. Y cuando lo haces, o estás a punto de hacerlo, cada año, no cuela: eres uno de los equipos habituales de la competición, amigo. Asúmelo y compórtate como tal.

Estoy un poco cansado de escuchar cada año el mismo discurso conformista y timorato. Este año lo he vuelto a escuchar alguna que otra vez, pero con la boca más pequeña. Como si la directiva del Gran Canaria empezara a asumir de una vez en lo que se ha convertido el equipo, peor aún le diera algo de miedo dejar atrás el conformismo. Mientras la directiva se quita un poco la piel de cordero, Salva Maldonado ha dicho que este año hay un gran equipo. Ha dicho que esta vez el objetivo es hacer grandes cosas en la temporada. Me cae bien este tipo. Dice lo que dice un deportista ganador. Así que, de una maldita vez, vayamos a Madrid a ganar. Y ganemos. Ganemos, que tenemos el equipo y la experiencia para ello. Si consideramos que hemos cumplido sólo con estar, si no entendemos la derrota como un fracaso, es mejor quedarse en Gran Canaria. Que tiene mejor clima.

(*) Redactor de la Televisión Canaria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha