eldiario.es

Menú

Sin 'La Vanguardia' en catalán no hay 'nació'

- PUBLICIDAD -

Y habrá que contentarse con la lapidaria afirmación del consejero Tresserres cuando dice que "Cataluña es una nación posible, no es una nación inevitable". De aquí las desazones que se viven y los esfuerzos que se invierten para la "construcción nacional" de Cataluña; de lo que se deduce que está en fase de "construcción".

Cataluña "es una nación posible -añade Tresserres- si la gente quiere; y la gente querrá o no según qué se le ofrezca y según cómo se la seduzca". O sea, primeramente la gente tiene que querer, y en segundo lugar, se le tendrá que ofrecer algo interesante y que la seduzca. Y no está nada claro que quiera ni se sienta seducida para ser nación si lee, ve y escucha mayoritariamente medios de comunicación en castellano.

De aquí, el esfuerzo que hace años se viene llevando a cabo para construir "un espacio catalán de comunicación", pues, como argumenta el consejero, "sin un espacio de comunicación bien establecido la nación no es posible; si no hay un espacio de cultura y comunicación compartido la nación no es posible, ni antes ni ahora"

Este proceso, de lo que la fundación ESCACC conmemoró los veinte primeros años, tubo un hito histórico, como remarcó Gifreu, en el año 1991 cuando el presidente Jordi Pujol presentó el informe Construir el espacio catalán de comunicación, elaborado con las aportaciones y reflexiones de consultores de todos los Países Catalanes, y bajo la dirección de los profesores Josep Gifreu y Maria Corominas, por encargo del Centre d'Investigació de la Comunicació, que tuve el honor de dirigir.

Los resultados prácticos, sin embargo, no parecen demasiado esperanzadores si nos atendemos a las tiradas, audiencias y a la grave problemática de los medios en catalán a pesar de las fuertes subvenciones oficiales. ¿Como construir, entonces, el espacio catalán de comunicación que haga posible una nación? Porque para Tresserres "la catalanidad tiene todavía sentido hoy como espacio histórico y es posible y conveniente pensar Cataluña como un proceso histórico abierto de construcción nacional".

Como preguntaba irónica y cáusticamente, hace ya años, el profesor Miquel de Moragas, para escándalo de algunos: ¿qué le pasaría a La Vanguardia si se publicara en catalán? En la respuesta está el verdadero quid de la cuestión del punto en que se está de este "proceso histórico de construcción nacional"

* Comentarista político y ex director del Centre d'Investigació de la Comunicació

Wifredo Espina*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha