eldiario.es

Menú

Un error y un desvío

- PUBLICIDAD -

En cuanto al mentado desvío presidencial me refiero al que Paulino Rivero ha realizado muy astutamente al apartar de sí las críticas que ha recibido por la elección del nuevo director general de la Cosa radiotelevisiva Autonómica y dirigirlas hacia el propio elegido. Pero, no. Lo que se ha puesto en solfa ha sido la opción. No tanto al premiado con el cargo que ha hecho bien en aceptarlo. (Uno, por poner otro ejemplo, asumiría, si le nombraran, el puesto de Seleccionador Nacional de Fútbol, que debe cobrar más aún que Willy García a partir de ahora).

Hasta el propio Willy parece convencido de que los tiros van más contra él que contra Paulino. NO ha sido así. García es un currante radiofónico que ha demostrado a lo largo de estas dos últimas décadas su conocimiento del oficio y que en la tele ha presentado un programa que puede gustar o no, pero que es del tipo de espacios que se emiten en todas las cadenas porque hay un público que lo demanda. Los opinadores, comentaristas y analistas que, a raíz de la propuesta de nombramiento, han hablado del tema, ha sido, en general, para asombrarse de la determinación del presidente.

Y que yo recuerde, ningún colega ha mencionado la falta de titulación académica de Willy, aunque el presidente haya hablado de titulitis (¿) por parte de quienes han criticado su decisión. Quizás alguien lo haya hecho, pero no es ésa la cuestión. Paulino hizo una apuesta arriesgada y el riesgo de la apuesta ha sido reflejado en los medios que también se han preguntado por los motivos del envite, sospechando afinidades entre los protagonistas de la polémica. Sin embargo, no ha habido dudas sobre el enchufe de la señora de Larry. Eso es puro y duro nepotismo al que Paulino ha dado el visto bueno.

A Willy casi nadie lo ha criticado directamente. A lo sumo se ha dicho que carece del perfil profesional adecuado (es un modo de reconocer su pertenencia al gremio) y, después, se le ha deseado suerte en la gestión. Por el bien de la tele pública. Y de nuestros dineros a manejar, que no son moco de pavo, por cierto.

José H. Chela

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha