eldiario.es

Menú

Daniele Bennati obtiene su segunda victoria de la Vuelta Ciclista a España

EL RUSO DENIS MENCHOV MANTIENE UN DÍA MÁS EL JERSEY ROJO

- PUBLICIDAD -

El italiano Daniele Bennati, del Lampre, alcanzó su segunda victoria en la Vuelta al imponerse por velocidad en la decimoséptima etapa disputada entre Ciudad Real y Talavera de la Reina, de 175 kilómetros, en una jornada de transición que llegó con adelanto a la ciudad de la cerámica y con el ruso Denis Menchov un día más con el jersey oro.

Bennati, el hombre que estrenó la Vuelta en Vigo, completó un podio italiano, ya que adelantó en la recta de meta a Paolo Bettini (Quick Step) y Alessandro Petacchi, todos con un tiempo de 3h.56.57, exhibición que no le servirá para ir al Mundial con su selección, muy a su pesar. "Soy un ciclista completo y un profesional serio, un corredor importante en Italia", recordó.

El corredor de Arezzo alcanzó su novena victoria del año, un velocista de calidad que demostró enorme poderío al arrancar a 150 metros de meta, rebasar a Bettini y Petacchi y alzar los brazos con una bicicleta de ventaja. El español Koldo Fernández de Larrea (Euskaltel) se metió en la refriega pero solo pudo ser décimo.

Así se cerró una jornada de mucho calor, en la que se dejó notar la política de ahorro de los favoritos, el atrevimiento de los modestos y la definición a alta velocidad de los guepardos. Y sin cambio alguno en la general, con Denis Manchov a resguardo, con 2.01 y 2.27 sobre sus perseguidores, Vladimir Efimkin (Caisse d'Epargne) y Cadel Evans. Sastre, al acecho, continuó en la cuarta plaza a 3.02.

Saltaron de inicio Juan Olmo (Andalucía) y Jorge García (Relax), apenas cumplido el kilómetro 10, como Quijotes, por las cálidas tierras manchegas, pero eso sí, cargados de ilusión por poner a sus modestos equipos en la lista de ganadores de la Vuelta. El pelotón no se complicó y permitió la osadía de dos bravos modestos.

Sin una sola dificultad en todo el recorrido, sin contar el fuego que caía del cielo, Olmo, sevillano de 29 años formado en Portugal y el aragonés García, dos años más joven que su socio y experimentado en la Vuelta con tres participaciones, galoparon por el asfalto contra su destino. Llegaron a tener una ventaja de 5.30 minutos en el km 95, pero los equipos de los esprinters ya estuvieron de rebajas en Puertollano y decidieron preparar la caza.

Y así fue, el Milram de Petacchi y Zabel y el Lampre de Bennati, pusieron el turbo; incluso el Euskaltel de Koldo Fernández se unió a jalear el ritmo del grupo. Fuerza bruta contra el dúo de la ilusión, que cedió los trastos al pelotón a 6 kms de Talavera, la capital de la cerámica, que recibía la Vuelta por tercera vez.

Se abrió el baile por la victoria. Lampre y Milram pusieron el pelotón en fila a 55 por hora, colores rosas y azules celestes al frente. El italiano Bettini (Quick Step) merodeaba entre gregarios para despedirse de la Vuelta y del maillot arco iris en el podio. Los hombres de Petacchi lanzaron bien a su jefe, pero en esta ocasión Ale Jet no despegó como suele hacerlo. Se puso a su rueda Bettini, siempre hábil en ese tipo de maniobras, pero ninguno de los pudo reaccionar ante el cambio de ritmo de Bennati, convertido en el ídolo local talaverano Alvaro Bautista, campeón del Mundo de motociclismo (125 cc). Su motor rugió en la ciudad toledana, tarde para que lo oyera el seleccionador italiano. Se quedará sin el Mundial.

La decimoctava etapa trasladará al pelotón desde Talavera de la Reina a Avila a través de 153 kilómetros, con el Puerto de Mijares (1a) y Navalmoral (2a) como dificultades. Penúltima opción para los que quieran poner en aprietos al líder.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha