eldiario.es

Menú

Un grandísimo Rossi pone fin a su crisis y aplaza el título de Stoner

LOS ESPAÑOLES BAUTISTA Y FAUBEL SE IMPONEN EN SUS RESPECTIVAS CATEGORÍAS

- PUBLICIDAD -

El circuito de Estoril vivió, de nuevo, una carrera histórica, casi como la del año pasado, pero esta vez fue el italiano Valentino Rossi (Yamaha) el que se impuso en la última vuelta, puso fin a la crisis más fuerte de su carrera deportiva y aplazó la consecución del título del australiano Casey Stoner (Ducati).

El oceánico fue tercero tras el español Dani Pedrosa (Honda), el único que plantó cara al siete veces campeón del mundo transalpino.

Investigado por el fisco italiano, con una moto inferior a las demás y sin ganar una carrera desde el mes de junio, Rossi volvió esta tarde en Estoril a ser el más grande.

Stoner salió en cabeza con Pedrosa detrás y el estadounidense Nicky Hayden (Honda) y el italiano Marco Melandri (Honda), en tercera y cuarta posición, respectivamente. Rossi era quinto en las primeras curvas, pero en el paso inicial por la meta ya era cuarto tras Hayden.

En la tercera vuelta ya había dado cuenta de Melandri, y éste a su vez de Hayden. Los dos primeros, el australiano y el español, pusieron un segundo y medio entre ellos y el campeón italiano.

Pedrosa rebasaba a Stoner en la recta principal del sexto giro, mientas que Rossi se pegaba a ellos y superaba al piloto de la Ducati oficial en la novena.

El piloto de Tavullia ponía así fin a una pesadilla al superar a la moto construida en Bolonia, a pocos kilómetros de donde él nació, y a la que ha sido incapaz de derrotar en los cuatro últimos grandes premios. "Me pareció un sueño", dijo luego.

Hayden, por su parte, recuperaba una posición sobre Melandri, y el español Toni Elías (Honda), ganador del Gran Premio de Portugal 2006 al batir a Rossi sobre la misma línea de llegada, encontraba un buen ritmo de carrera y superaba al brasileño Alex Barros (Ducati) en la lucha por el octavo puesto.

Pedrosa y Rossi se destacaban y Hayden daba la sensación de que cogería a Stoner, pero el de Ducati apretaba el ritmo ante la presencia del estadounidense de Honda e impedía que le diera caza.

Daba la sensación de que el italiano estudiaba las debilidades del español y no tenía intención, de momento, de pasarlo.

A cinco vueltas para el final, Rossi superaba a Dani y éste se la devolvía inmediatamente al abrirse mucho su rival. Empezaba la verdadera batalla, cara a cara de los dos primeros, que recordaba la carrera del circuito checo de Brno en 2006, donde por primera vez mantuvieron solos un mano a mano.

La caída del japonés Makoto Tamada (Yamaha) daba una posición mejor a Elías, octavo cuando la prueba llegaba a su final.

A dos giros para el término, Rossi superaba de nuevo a Pedrosa, éste se la devolvía, y Valentino hacía lo propio para afrontar la última en cabeza y no dejarla hasta cruzar la meta.

Rossi lo celebraba a lo grande y ponía fin a los peores meses de su carrera deportiva con el público, español en su mayoría, entregado, coreando el nombre de "Vale, Vale, Vale".

Hayden fue finalmente cuarto por delante de Melandri, el estadounidense John Hopkins (Suzuki) y los españoles Carlos Checa (Yamaha) y Toni Elías, séptimo y octavo, respectivamente.

Stoner sigue teniendo un gran ventaja en la clasificación a pesar de su derrota de hoy y a cuatro grandes premios para el final del mundial, Japón, Australia, Malasia y la Comunidad Valenciana, suma 287 puntos por 211 de Rossi y 188 de Pedrosa.

Bautista remonta trece puestos para ganar su segundo gran premio de 250 c.c

Bautista, que es el campeón de 125 c.c. y venció su primera carrera del cuarto de litro en junio pasado en Italia, se impuso al italiano Andrea Dovizioso (Honda) y al español Jorge Lorenzo (Aprilia).

Este continúa teniendo su segundo título al alcance de la mano pues tiene 51 puntos de ventaja sobre Dovizioso, quien hoy sólo le recortó cuatro a falta de solo cuatro carreras para el final de la temporada.

Bautista, natural de Talavera de la Reina (Toledo) a 400 kilómetros de Estoril, no salió bien, y, aunque lo hacía desde la quinta plaza de la parrilla, pasó en decimocuarta posición por la primera curva y era duodécimo en el primer paso por la meta del circuito de Estoril.

La habitual selección natural de esta categoría pronto dejó a Dovizioso y a Lorenzo en primera posición, pero con el transalpino escapándose del español, y con Héctor Barberá (Aprilia) tras él, pero perdiendo posiciones.

Mientras, el a la postre ganador iba dando cuenta, uno a uno, con su nueva Aprilia RSA del suizo Thomas Luthi (Aprilia), del sanmarinense Alex de Angelis (Aprilia), del japonés Shuhei Aoyama (Honda), del hermano de éste, Hiroshi (KTM), del italiano Marco Simoncelli (Gilera), del español Julián Simón (Honda) y de Barberá.

Ante su afición, Bautista marcaba, sin piedad, una vuelta rápida tras otra hasta situarse detrás de Lorenzo hasta cogerle en la decimocuarta. En este momento, el líder de la clasificación daba caza a su vez a Dovizioso. En el decimosexto giro Alvaro rebasó a los dos. A Lorenzo al final de recta y a Dovizioso en la chicane.

Dio la sensación de que Lorenzo podría entrar en la batalla con Dovizioso, pero el italiano mantuvo las distancias para descontar esos cuatro puntos a su rival en la lucha por el título.

Los problemas en el motor que había tenido en los entrenamientos, de la máquina de Lorenzo le impidieron acercarse a la Honda del transalpino.

Bautista no levantaba el acelerador, a pesar de que tenía la victoria muy cerca y siguió a un ritmo tan fuerte que en la penúltima vuelta casi se va al suelo. Sólo su pericia logró controlar la Aprilia y evitar la caída.

Culminaba así una remontada en la que recuperó desde el decimocuarto puesto al primero con doce adelantamientos, pues el finés Mika Kallio (KTM) se retiró por una avería mecánica antes de que le adelantará el español.

En cuarta posición cruzó la meta Luthi, por delante de Barberá quinto, De Angelis, Simoncelli y Simón, mientras que otros dos españoles, Aleix Espargaró (Aprilia) y Alvaro Molina (Aprilia) fueron duodécimo y decimosexto, respectivamente.

Lorenzo lidera el campeonato con 257 puntos por 206 de Dovizioso, 197 de De Angelis y 130 de Bautista cuando quedan cuatro grandes premios: Japón, Australia, Malasia y la Comunidad Valenciana.

La venganza de Faubel llega en quince días

El español Héctor Faubel (Aprilia) se vengó de la derrota que sufrió hace quince días en el Gran Premio de San Marino y se impuso al húngaro Gabor Talmacsi, líder del mundial, al vencer en el Gran Premio de Portugal.

Faubel se cayó hace dos semanas en Misano y se sintió perjudicado por Talmacsi, quien en una carrera le arrebató veinte puntos y el liderato del mundial pues al llegar al Gran Premio de San Marino tenía diez de ventaja y salió con diez de desventaja.

Pero hoy el español pudo con el magiar en los últimos metros de una carrera apasionante en la que otro español, Pol Espargaró (Aprilia), fue tercero y subió al podio por primera vez en su carrera deportiva.

Faubel salió bien y Talmacsi mal. El italiano Mattia Pasini (Aprilia), que había hecho la pole, fue el más rápido en la salida y encabezó la prueba con Espaargaró segundo; el italiano Simone Corsi (Aprilia) tercero; Faubel cuarto; el checo Lukas Pesek (Derbi), cuarto; y los españoles Joan Olivé (Aprilia) y Sergio Gadea sexto y séptimo, respectivamente.

El piloto húngaro era octavo en la primera vuelta y enseguida comenzaba su recuperación. Al mismo tiempo, Faubel se situaba en segunda posición por delante de Corsi.

Los tres primeros se distanciaron con Pasini en cabeza y Talmacsi se quedaba peleando con los otros dos españoles. El magiar hacía la vuelta rápida y dejaba atrás a Olivé y Espargaró.

Talmacsi cogía poco a poco al los tres de cabeza y en la décima vuelta ya estaba con ellos. La situación era igual que en San Marino: Pasini, primero destacado, y luego Faubel, Corsi y Espargaró.

Sin embargo, un elemento nuevo iba a aparecer hacia el final de la prueba: el factor Espargaró.

Pol y Olivé se recuperaron y contactaron con los de cabeza que ya eran sólo tres pues Pasini se había ido al suelo en la 'chicane'.

Espargaró pasó a Faubel en el decimoquinto giro y en el siguiente a Talmacsi. La emoción era máxima. Dos pilotos del mismo equipo luchando por el título y otro por ganar su primera carrera entrando, junto a Olivé y Corsi, en batería a final de recta.

Pol Espargaró era líder en la decimosexta seguido por Corsi, Olivé, Talmacsi y Faubel. Estos volvieron a la carga y afrontaron la última vuelta con Faubel en la primera plaza por delante de Talmacsi y Espargaró.

El húngaro superó al español en la chicane y se puso al frente de la carrera. Sin embargo, Faubel aguantó a su rebufo para rebasarle a la salida de la última curva, muy rápida, y limarle cinco puntos en la lucha por el campeonato y dejar la ventaja del magiar en otros cinco.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha