eldiario.es

Menú

Canarias Ahora Deportes Canarias Ahora Deportes

Carla Suárez: "Mi objetivo sigue siendo acabar el año entre las diez primeras"

La tenista grancanaria ha valorado su año como "positivo" en una entrevista donde ha repasado la temporada desde su título en Doha pasando por Río 2016 hasta la lesión en su muñeca derecha en Rusia 

- PUBLICIDAD -
La tenista grancanaria Carla Suárez.

La tenista grancanaria Carla Suárez. Alejandro Ramos.

Carla Suárez (Las Palmas de Gran Canaria, 1988) ha estado a punto de conseguir el objetivo marcado durante la temporada pasada: acabar en el top-ten de la WTA y clasificarse para el Master de Singapur.

Para la tenista grancanaria el año comenzó de forma inmejorable, con el título en Doha y su ascenso a la sexta posición en el ranking mundial. De enero a septiembre se mantuvo entre las diez primeras, periodo en el que también disputó la Copa Federación y los Juegos Olímpicos de Río 2016 con España, pero una lesión en la muñeca derecha la obligó a retirarse en octubre de la Copa Kremlin (Rusia), donde si vencía conseguía el billete para participar en el Masters de Singapur (el torneo que reúne a las ocho mejores del mundo al final de la temporada).

Parecía que Suárez acabaría el año en la undécima posición, a las puertas del top-ten, pero el llamado 'masters de consolación' (prueba para aquellas tenistas que no lograron clasificarse para Singapur) celebrado en Zuhai (China), haría que descendiese un puesto más tras la victoria de Petra Kvitkova, quien le arrebataría dicha plaza.

¿Cómo va la lesión en tu muñeca derecha?

La lesión está mejor, es algo que con reposo mejora bastante y llevo unas semanas sin jugar. Es una lesión normal y común que sale de vez en cuando por sobrecarga, pero por suerte me ha ocurrido a final de año y puedo reposar para volver con fuerza en la nueva temporada. 

¿Cuándo llegaste a Gran Canaria?

Llegué el viernes 11 y me marcho el próximo domingo 20. Ahora aprovecho para descansar, para ver a la familia y la isla es un sitio tranquilo que me permite relajarme. Además hace buen tiempo y se agradece. Me gustaría venir más pero es muy complicado, así que los días en los que estoy aquí los aprovecho al máximo.

¿Cuándo fue la última vez que estuviste en la Isla?

La última vez que estuve en Gran Canaria fue por estas misma fechas en el 2015. La verdad es que se echa de menos, sobre todo la comida que, aunque cuando voy fuera como bien, no es lo mismo. Aquí puedo ir a comer con la familia y los amigos y lo agradezco mucho.

Hablando del año de competición, ¿cómo valoraría este 2016?

Ha sido un año positivo, aunque no he podido cumplir dos objetivos que me había marcado, como son mantenerme en el Top-ten e intentar estar en el Máster de Singapur. Pero bueno, esos objetivos seguirán estando ahí y con el título que conseguí en Doha hace que el año sea positivo porque esa competición es muy importante para nosotras.

En Catar estaban todas menos Serena, Venus y Sharapova. Son torneos que te dan confianza y que hacen que el año sea bueno y también hemos tenido buenos resultados en los Grand Slam. Es cierto que la intención siempre es ir a por más, seguir mejorando, hacerlo lo mejor posible en todos los torneos pero también me he sentido muy bien físicamente, así que creo que es una temporada positiva.

¿Qué sentiste al ganar ese torneo de Doha?

Es una sensación muy gratificante. Son torneos especiales. Estamos acostumbrados a ver a Serena Williams o a Sharapova ganar diez torneos al año, por decir una cifra. Y cuando cuesta tanto se valora muchísimo.

Esa semana fui de menos a más. En la final estaba un poco nerviosa al principio, la otra chica empezó muy suelta y se me complicó, pero al final seguí luchando, continué estando ahí y logré darle la vuelta al marcador.

Fue una sensación brutal porque también tuvo a principios de año y me dio confianza. La verdad es que ganar un título se agradece mucho.

Ese torneo te colocó como sexta del ranking. ¿Qué supone estar entre las diez primeras del circuito?

Realmente no lo pensaba mucho, nosotras vamos cambiando cada semana, casi con cada torneo. Pero sí es verdad que son cifras que me hacen pensar que el trabajo que hago da sus frutos y me ayuda a seguir adelante, hacia objetivos más ambiciosos, como estar entre las cinco primeras. También sirve de espejo para seguir mejorando, que es lo importante.

¿Hay más presión?

Sí, suele haber presión externa, porque internamente tanto el equipo como yo tenemos las cosas claras. Creo que también con el paso del tiempo se aprende a gestionarlo. Cuando más tiempo pase una tenista estando arriba más se van a interesar por ella y va a aparecer en más sitios. Esto es algo que hay que saber gestionar.

Tras el trofeo llegó una lesión y te recuperaste justo para jugar la Copa Federaciones con España. ¿Cómo viviste ese proceso, que finalmente desembocó en la clasificación?

Cuando te lesionas y vuelves a jugar todo se valora mucho más. Lo pasas mal porque ves a tus compañeras que siguen compitiendo y siempre quieres estar y más con España. Se puede decir que aprendes e una cosa y luego la disfrutas con la otra, cuando vuelves y se dan bien las cosas.

¿Qué tal es la relación con las compañeras y el equipo técnico en España?

Es muy buena. Son pocas las semanas en las que podemos jugar con España y el ambiente es muy positivo, nos llevamos muy bien y se disfruta mucho en las comidas, en las cenas en grupo. Siempre hay muchas risas pero sabemos compaginar muy bien los momentos y cuándo hay que ponerse seria.

Este año, al ya de por sí exigente calendario de tenis, se sumaban los Juegos Olímpicos de Río.

Es cierto que nosotros tenemos torneos muy importantes e incluso de mayor prestigio que los Juegos, pero al final siempre son especiales porque juegas con España, un evento que se hace cada cuatro años que no te quieres perder y esa semana lo pasamos bien.

El rendimiento fue bueno aunque es una pena quedarse tan cerca de conseguir medalla. En general fue una buena experiencia y yo la disfruté muchísimo.

Además en esos Juegos competiste en individuales, dobles y dobles mixtos.

La verdad es que acabé bien porque tuve la mala suerte de que en mixtos, con Ferrer, nos tocó un mal sorteo y sólo pudimos jugar un partido. Al final el tenista está acostumbrado a jugar muchos partidos y era algo que sabíamos que podía pasar. Nos gestionamos para afrontarlo lo mejor posible, aunque evidentemente es una semana estresante, pero fue bien.

Los dobles los jugaste con Garbiñe Muguruza. ¿Volverán a jugar juntas?

Nosotras cuando empezamos a jugar dobles hace dos años nos marcamos como objetivo jugar en Río y a partir de ahí ya veríamos. Es cierto que durante esos dos años jugamos muchos partidos y la evolución a nivel individual fue creciendo. Pero llega un momento cuando juegas muchos partidos que no es fácil seguir rindiendo a nivel individual. Entonces acordamos jugar dobles hasta los Juegos Olímpicos y después pararnos, porque el objetivo era llegar a esa cita y lo cumplimos

Tras haber sido sexta en el ranking finalmente te quedas fuera del top-ten y no puedes participar en el último torneo de la temporada por lesión y lo gana precisamente  Petra Kvitkova, la tenista que iba decimosegunda y que, al vencer, te arrebata el puesto. ¿Cómo se afronta una situación así?

De enero a septiembre estuve entre las ocho o nueve primeras y luego bajé a la undécima posición y al final estoy en la duodécima. Se me queda un sabor agridulce pero bueno, soy consciente que el año es de enero a octubre, que todos los torneos cuentan y que es una pena la lesión.

Son cosas que pasan, hay quien se lesiona al principio y otros al final, pero todas nos perdemos algún torneo por este motivo. La verdad es que tenía ganas de acabar entre las diez primeras, pero bueno, me tocó este año la duodécima posición así que para el año que viene hay que intentar mejorarlo.

¿Se asume con positividad?

Sí, porque la competitividad que hay es muy alta. Todas vamos a por los mismos objetivos y hay que saber aceptar cuando no se consiguen.

Además esto ocurre en un circuito que ha experimentado varios cambios, por ejemplo, Angeline Kerber ha destronado a Serena Williams como líder de la WTA, algo que parecía impensable hace años.

La verdad es que cuando Serena está a un gran nivel es la número uno indiscutible pero este año Kerber ha competido de una forma inmejorable y se lo merece, ha ganado dos Grand Slam, ha hecho final en otros y creo que es algo histórico.

¿Crees que entre Muguruza y tú han hecho que vuelva el interés en España hacia el tenis femenino?

Podría ser. La gente cada vez nos conoce más, ve más tenis femenino o quizá hay más ilusión por las niñas pequeñas por jugar al tenis y eso también lo hacen mucho los medios de comunicación. Que se vean partidos nuestros por la televisión es positivo así que intentaremos seguir ayudando para que los aficionados se enganchen y continúe en el futuro.

Y en tu juego ¿cómo valoras tú evolución?

Creo que he podido ser más agresiva en mi juego, porque hay que ser más valiente y esto es algo que estamos intentando conseguir. A nivel mental no me vengo abajo con tanta facilidad, algo que te da la experiencia. Pero ya las mejorías son escasas, son pequeños detalles.

Tras las imágenes del tenista australiano  Nick Kyrgios dejándose ganar de malas maneras en el partido de octavos de segunda ronda del Masters 1000 de Shanghái, ¿no es una sensación común de los tenistas en los partidos?

Sí, hay muchas veces en las que me dan ganas de romper la raqueta en pleno partido, contestar mal o chillar y es algo común que nos pasa a todos y a todas. Pero hay que saber controlarse porque hay un árbitro, los directores de los torneos quieren una buena imagen… Hay jugadores que tienen más carácter que otros y eso es bueno también en el tenis, que haya mucha variedad.

¿Qué objetivos te marcas para la siguiente temporada?

Mi objetivo siempre será intentar acabar cada temporada entre las diez primeras, algo que todavía no he podido cumplir a pesar de haberlo tenido tan cerca. Y sobre todo intentar conseguir buenos resultados en un Grand Slam, donde nos dan más puntos y tiene más prestigio.

¿Dónde empiezas?

La competición empieza con la gira australiana en Brisbane el 2 de enero, luego Sidney y el Australia Open.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha