eldiario.es

Menú

Asociaciones de Vecinos/Tanausú

“Sin un local vecinal no podemos dinamizar el barrio de El Planto”

El presidente de la Asociación de Vecinos Tanausú de Santa Cruz de La Palma, Javier Brito Hernández, demanda unas instalaciones para la realización de actividades. “He presentado más de siete instancias a diferentes Alcaldías pero no hemos conseguido nada”, asegura.

- PUBLICIDAD -
Javier Brito (i), Ángela Marlen Expósito y  Justo Castro. Foto: LUZ RODRÍGUEZ.

Javier Brito (i), Ángela Marlen Expósito y Justo Castro. Foto: LUZ RODRÍGUEZ.

“Sin un local vecinal no podemos dinamizar el barrio de El Planto”. El presidente de la Asociación de Vecinos Tanausú de Santa Cruz de La Palma, Javier Brito Hernández, demanda a las autoridades municipales unas instalaciones para poder realizar actividades. “He puesto unas siete instancias a las diferentes Alcaldías solicitando un local, pero no hemos conseguido nada”, ha asegurado a La Palma Ahora. “La anterior Corporación nos concedió una ayuda de 2.500 euros y  me han comunicado que tengo que justificarla, pero no puedo porque no hemos podido gastarla al no disponer de un local, así que tendremos que devolverla o no solicitar ninguna subvención este año”, ha explicado. 

La Asociación de Vecinos Tanausú, fundada en la década de los setenta, cuenta con unos 70 socios y está muy vinculada a la iglesia de El Planto, un templo que cuidan los vecinos con esmero. 

La antigua escuela unitaria de El Planto, según afirma Javier Brito, “está ocupada por colectivos que no pertenecen al barrio, aunque nosotros somos personas mayores y ahí tampoco queremos un local porque no podemos estar subiendo y bajando escaleras”. “La alternativa que le he planteado a este alcalde –y a los anteriores-  es construir un local en el solar que linda con el colegio, al lado de la iglesia, que parece que es del Obispado, pero yo me comprometo a hablar con el obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, para que nos cedan ese espacio”, dice. 

Las actividades que realizan los vecinos se han desarrollado en el interior del templo o en casas particulares, en las que han tenido hasta que desmontar muebles para disponer de suficiente espacio. “La iglesia, a los creyentes como yo, no nos parece un lugar apropiado para estas cosas; no está bien que utilicemos este lugar”, subraya Javier. 

Ángela Marlen Expósito Hernández y Justo Castro Ortega, dos vecinos muy activos de El Planto, son de la misma opinión. “En la iglesia no se deben realizar actividades, necesitamos un local para poder reunir a la gente del barrio y ofrecerle ocio a los jóvenes”. 

Y en cuanto a limpieza, Javier indica que “en este barrio estamos bastante mal, porque desde que bajó la Virgen de Las Nieves han crecido las hierbas y llegan hasta el centro del camino”. Además, “con la instalación de los contenedores de basura, hay gente mayor que no puede llegar a ellos y deja las bolsas en la puertas de sus casas y, claro, no las recogen”. 

Pero “el principal problema de El Planto” es la ausencia de un local de reunión. “En estos tiempos en los que hay que fomentar la convivencia, porque cada uno va a lo suyo, no podemos reunir a los vecinos porque carecemos de un espacio adecuado”, se lamenta Javier Brito.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha