eldiario.es

Menú

“En La Palma necesitamos centros específicos para personas con autismo”

Rocío Cabrera es miembro de la Asociación Conexión Autismo y madre de un niño afectado por este trastorno. “Este problema es una lucha constante, diaria, tienes que trabajar, trabajar y trabajar”, asegura.

- PUBLICIDAD -
Rocío Cabrera González es madre de un niño con autismo. Foto: LUZ RODRÍGUEZ.

Rocío Cabrera González es madre de un niño con autismo. Foto: LUZ RODRÍGUEZ.

El objetivo de la Asociación Conexión Autismo es “lograr la inclusión y la integración en la sociedad de los niños y personas adultas con autismo”, ha señalado a La Palma Ahora Rocío Cabrera González, miembro de este colectivo y madre de un niño de 7 años afectado por este trastorno que provoca profundas alteraciones en el sistema nervioso. 

Conexión Autismo es una asociación de ámbito regional que se ha constituido recientemente en La Palma y que está integrada por familiares de once niños con autismo. “Nos hemos centrado en concienciar a la población sobre el Trastorno del Espectro  Autista (TEA)”, explica, y añade que la venta de pulseras, camisetas u otros artículos tiene como objetivo recaudar fondos para “desarrollar actividades lúdico-deportivas al aire libre”. “Hemos hecho ya iniciación al surfing, terapia con caballos y con perros en la playa y canicross,  y después de Navidades empezaremos con la práctica de senderismo”, dice. “Aún no tenemos sede pero nos reunimos donde podemos para desarrollar las actividades”. 

Rocío es madre de un niño de siete años que “fue diagnosticado con veinte meses, y hay que trabajar con él a diario, es una lucha constante: trabajar, trabajar y trabajar”,  señala. “El problema del autismo es que no entienden nuestro mundo, se aíslan, no comprenden nuestra sociedad, hay que explicárselo todo, hablarle de forma muy lenta para que te entiendan, ponerle nombre a todo…”, detalla. “Mi hijo hasta los cuatro años era no verbal, aunque ahora va hablando poco a poco, pero algunos de la asociación son no verbales”. 

En autismo, como en otros trastornos de la salud, las islas no capitalinas están en desventaja. “En La Palma tenemos muchas dificultades porque no hay colegios ni centros específicos para trabajar con ellos, a diferencia de Tenerife”, afirma. “En la Isla solo contamos con el aula en clave en los colegios o centros como El Dorador y Triana, pero no se trata de instalaciones específicas de autismo, y hay toda clase de síndromes mezclados”, se queja Rocío, y reclama “más preparación en autismo por parte de profesores, logopedas y pedagogos”. 

La Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, en su opinión, “debería ayudar más, porque lo importante es lograr algún día un centro específico, es difícil, pero a ver si lo conseguimos”, comenta con esperanza.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha