eldiario.es

Menú

El Cabildo concentra en tres años su inversión prevista de 48 millones en saneamiento y depuración

Aurelio Abreu recalca que las necesidades inversoras de la isla para resolver los problemas existentes con las aguas residuales llegan a los 1.000 millones, de los que 400 deben ser cubiertos por administraciones supramunicipales

El presidente Carlos Alonso indica que el 40 por ciento de las aguas negras que se generan en Tenerife van al subsuelo

- PUBLICIDAD -
Aurelio Abreu, vicepresidente primero del Cabildo tinerfeño

Aurelio Abreu, vicepresidente primero del Cabildo tinerfeño

El Cabildo de Tenerife ha presentado este miércoles el nuevo Plan de Cooperación Municipal cuya ejecución pasará de cuatro a tres años -entre 2018 y 2020-, con una inversión prevista de 48 millones de euros y más de una treintena de obras de saneamiento y depuración en todos los municipios de la isla.

Los detalles del plan han sido expuestos por el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, y por el vicepresidente primero, Aurelio Abreu, quienes han abierto la posibilidad a que los fondos se incrementen el 25 por ciento si hay disponibilidad presupuestaria de la Corporación.

En total, el Cabildo aportará 38,1 millones y los ayuntamientos casi 9,9 millones, destacando que los más poblados, como Arona, Santa Cruz de Tenerife y La Laguna, aportarán el 50 por ciento de cada proyecto.

Para dar mayor agilidad a la tramitación, cada proyecto contará con su propio expediente, y la intención del Cabildo es empezar la redacción de proyectos a final de año -tiene una partida prevista de 2,8 millones-, para que las licitaciones culminen a finales del primer trimestre de 2018.

Alonso ha comentado que la selección de proyectos y el reparto de fondos se ha realizado con "criterios técnicos y no políticos", por consenso con todos los ayuntamientos. Resaltó que, aparte de este inversión, hay otras por valor de 38 millones vinculadas a obras hidráulicas.

Además, ha destacado que en los últimos veinte años se han invertido unos 200 millones en depuración y saneamiento en la isla -130 del Cabildo-, si bien no ha ocultado que "queda mucho por hacer" porque el 40 por ciento de las aguas negras que se generan van al subsuelo.

"Invertir en tuberías no da votos y poner una tasa los quita, pero hay que ser responsables", ha señalado, pidiendo que la mejora del saneamiento de la isla es un "esfuerzo de todos" y los ayuntamientos deben tener ordenanzas de alcantarillado y saneamiento.

Por su parte, Abreu ha agradecido el "ejercicio de responsabilidad" de los ayuntamientos por decidir que el cien por cien de los fondos se destinen al saneamiento, y ha apuntado que las necesidades inversoras de la isla para resolver los problemas ascienden a unos 1.000 millones, de los que 400 deben ser cubiertos por administraciones supramunicipales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha