eldiario.es

Menú

Inician los estudios para conocer las causas del derrumbe del edificio de Los Cristianos

El Ayuntamiento de Arona ha encargado una investigación propia sobre las causas del siniestro en el que perdieron la vida siete personas 

Se empleará ultrasonido y drones para evaluar la estructura y la próxima semana se realizarán las catas

- PUBLICIDAD -
El edificio que se derrumbó parcialmente en la localidad de Los Cristianos / Ayuntamiento de Arona

El edificio que se derrumbó parcialmente en la localidad de Los Cristianos / Ayuntamiento de Arona

El Ayuntamiento de Arona ha encargado una investigación propia sobre las causas del derrumbe del edificio número 12 de la calle Amalia Alayón en Los Cristianos, que se produjo el pasado 14 de abril con el resultado de siete personas fallecidas.

Este jueves comenzarán los estudios de ingeniería forense a cargo de varias empresas especializadas, que emplearán ultrasonido, tomografía eléctrica, escáneres y drones para evaluar la estructura y que, la próxima semana, tomarán ya muestras en el lateral de la construcción que sigue en pie. Este es un paso previo a su demolición, que se espera comience dentro de dos semanas y que requerirá el desalojo de varios edificios colindantes por razones de seguridad y salubridad.

El Ayuntamiento ha informado de que hace unos días se formalizaron las contrataciones para los trabajos de ingeniería forense y la obtención y análisis de las muestras (obtención de testigos de hormigón y estado del acero), también por procedimientos no destructivos. El procedimiento incluirá todas las labores de investigación y evaluación preliminar tendentes a conocer el estado del edificio antes del siniestro (recopilación y estudio de la documentación disponible; inspección preliminar in situ; estudio del sistema estructural y de posibles patentes constructivas empleadas; análisis de la capacidad portante y aptitud al servicio de los elementos estructurales, etc.)

Además, se llevará a cabo una evaluación detallada del estado actual de la parte del edificio no derruida y del resto de elementos y materiales escombrados. Asimismo, se incluye el trabajo de evaluación avanzada tendente a conocer los posible factores y actores desencadenantes del siniestro (elaboración de hipótesis; situaciones de dimensionado; análisis estructural detallado; determinación de la seguridad residual en el momento que se construyó el edificio; posibles detonantes del siniestro; etc.).

El trabajo de ingeniería forense finalizará con la elaboración de un informe que deberá ser entregado al Ayuntamiento de Arona en un plazo no superior a dos meses a contar desde el día siguiente al de la puesta a disposición de los resultados de los ensayos destructivos y no destructivos que se realicen. Las empresas deberán guardar absoluta confidencialidad sobre los resultados obtenidos, quedando prohibida la difusión de los mismos o su entrega a terceros, salvo autorización expresa del Ayuntamiento de Arona.

Las providencias de contratación recogen que interesa al Ayuntamiento conocer las causas técnicas del siniestro, también para evitar que acontecimientos similares se repitan en el futuro en el municipio de Arona.

El Ayuntamiento indica que ha decidido contratar los servicios técnicos externos cualificados para efectuar la investigación, habida cuenta de la inexistencia de recursos y organización propia con capacidad para ello, de la complejidad del asunto y de la especialización que requiere la materia.

El Pleno municipal aprobó, en la sesión del 28 de abril, una modificación de crédito de 242.000 euros con la que afrontar los gastos necesarios para la investigación y la demolición.

Demolición, también en horario nocturno

En cuanto al derribo de la parte que continúa en pie, está previsto que comiencen en un plazo de dos semanas. Los trabajos se realizarán también en horario nocturno para finalizar lo antes posible.

El Servicio de Disciplina y Licencias emitió un informe el 22 de abril de 2016 en el que, por razones de seguridad y por concurrir diferentes supuestos de ruina, se proponía la demolición controlada del tercio edificatorio no desplomado, bajo la supervisión de la correspondiente dirección facultativa cualificada y previa redacción del oportuno proyecto técnico.

Por una parte, con un coste de casi 14.000 euros, se ha procedido a la redacción del proyecto y dirección facultativa de la obra de demolición, un coste que incluye la ejecución posterior del cerramiento perimetral de la parcela. Por otra, con un presupuesto de casi 98.000 euros más IGIC, se ha contratado el derribo, que incluirá la realización de todos los trabajos necesarios para la correcta ejecución de la demolición, incluidos los preparatorios previos y los posteriores de desescombro y limpieza.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha