eldiario.es

Menú

ULL: empezar las clases a las diez

- PUBLICIDAD -

Permítaseme numerar lo que sigue para mayor claridad:

1) La exasperante situación del tráfico en la autopista del norte (TF-1) entre las 7.00 y las 9.00 lleva lustros causando trastornos y perjuicios cotidianos a decenas de miles de ciudadanos, entre los que se encuentran:

a) Los estudiantes de la Universidad de La Laguna que viven en los municipios de Tacoronte, El Sauzal, La Matanza, La Victoria, Santa Úrsula, La Orotava, Puerto de la Cruz, Los Realejos, La Guancha, San Juan de la Rambla, Icod, Garachico, Los Silos, El Tanque y Buenavista.

b) Los profesores de la ULL y el personal de administración y de servicios que asimismo residen en dichos municipios.

c) Los trabajadores y profesionales que viven en el norte de la isla y trabajan en Santa Cruz o La Laguna.

d) Los enfermos del norte con citas tempranas para consultas, atención o pruebas en centros médicos del área metropolitana.

e) Los residentes o turistas que, saliendo del norte de nuestra isla, deben coger aviones en Los Rodeos o barcos en los muelles de Santa Cruz o de Los Cristianos.

2) La mayoría de estas personas necesitan levantarse antes de las seis de la mañana para, en las guaguas o en sus coches, intentar llegar a tiempo a sus destinos. Y aún así, muchas veces no lo consiguen.

3) En el caso de los trabajadores y estudiantes, la actual situación deriva, por su cotidianeidad, en un déficit crónico de sueño con la consiguiente merma en su rendimiento y perjuicios para su salud.

La solución es simple y barata. Basta con que, a partir del curso 2017-18, la ULL no programe ninguna clase teórica ni práctica antes de las diez de la mañana

 

4) La solución es simple y barata. Basta con que, a partir del curso 2017-18, la ULL no programe ninguna clase teórica ni práctica antes de las diez de la mañana. Esto resolverá totalmente y de un plumazo el problema de quienes trabajan o estudian en la ULL, y de paso aliviará de forma muy significativa los trastornos que sufre el resto de los colectivos: es sabido que en verano los atascos matutinos en la TF-1 son muy esporádicos.

5) Los estudiantes y trabajadores universitarios residentes en el sur de la isla se verán igualmente beneficiados al disponer de más margen para sus desplazamientos y ahorrarse la hora punta de entrada a Santa Cruz por la TF-1 (autopista del sur).

6) En cuanto al alumnado y personal universitario residente en Santa Cruz y La Laguna, a pocos les amargará empezar el día más tranquilos, dormir un poco más y desayunar con calma. Cosas todas muy saludables física y psíquicamente.

7) Es comprensible que el cambio incordie un poco a los madrugadores natos pero “a grandes males, grandes remedios”. Si a estos conciudadanos, a quienes se les agradece su solidaridad, les sobra tiempo a primera hora de la mañana, siempre podrán dedicarlo a hacer deporte, a estudiar o a preparar clases y exámenes antes de las diez.

8) En todo caso, la Universidad abrirá sus puertas a las nueve con un turno mínimo para atender las conserjerías, biblioteca, bares, etcétera. En suma, para posibilitar que quienes lo deseen puedan ir a sus facultades a partir de las nueve, aunque las clases comiencen a las diez.

9) La experiencia piloto de comenzar las clases a las diez se prolongará durante los cursos 2017-18 y 2018-19. Durante esos dos cursos, la ULL recibirá un ingreso supletorio de dos millones de euros anuales como compensación por facilitar una transición que beneficiará al conjunto de la ciudadanía.

10) Nada de lo antedicho excluye la implementación paralela de alguna que otra medida complementaria de bajo coste para la mejora de la fluidez del tráfico en la TF-1.

11) Con toda probabilidad, el cambio horario en la ULL:

a) Hará innecesarias obras faraónicas con sus trastornos inherentes.

b) Nos ahorrará una millonada que podemos invertir en cosas que sí van a seguir siendo necesarias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha