eldiario.es

Menú

La teoría de los conjuntos

- PUBLICIDAD -
Noemi Galván, periodista.

Noemi Galván, periodista.

Tirando de repertorio musical, podríamos empezar esta canción a ritmo del Se acabó de María Jiménez. Se acabaron la campaña, los ataques programa en mano por la calle, las sonrisas tirantes y, por fin, todo vuelve a la calma. Las elecciones han dejado un panorama parlamentario que cada día va camino de parecerse más a las fichas del trivial. Hay quesitos de todos los colores, pero para ganarlos hay quien se enfrenta a una partida más larga que un día sin pan. 

El sistema electoral canario tiene más barreras que la valla de Melilla y los equilibros entre circunscripciones se han convertido en concertinas por las que se desangran miles de votos que no llegan a ninguna parte. 

No sé cuántos años se lleva hablando de reformar el sistema, pero lo cierto, es que el que se convierte en anfitrión en la partida, nunca quiere cambiar unas reglas del juego que le pueden ser desfavorables en un momento dado. Así que, de momento, la reforma se queda en el apartadero de las tareas pendientes, o como dicen los mayores, hasta más ver.  

De poco sirve reclamar un sistema electoral más equitativo, si cuando llega la hora de votar nos quedamos sin sangre. Da lástima ver colas y movilizaciones para chorradas varias y el total desinterés que, cita tras cita con las urnas, demostramos con la alta tasa de abstención. Nos hemos convertido en quejicas de barra de bar, pero el movimiento se demuestra andando. 

Con un panorama más plural, comienzan los días de sacar la calculadora, hacer recuento y desempolvar la teoría de los conjuntos. ¿Se acuerdan? A pertenece a B, la unión, la intersección, la diferencia...sumen y multipliquen, pero -por favor- no resten ni dividan. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha