eldiario.es

Menú

Viajar Ahora Viajar Ahora

Todo lo que, de ninguna manera, puedes perderte de tu primer viaje a Lisboa

Desde un viaje en el mítico tranvía 28 a los mejores locales de fado en directo pasando por sus lugares más emblemáticos

- PUBLICIDAD -
Los barrios de baixa y Alfama desde el Elevador de Santa Justa.

Los barrios de Baixa y Alfama desde el Elevador de Santa Justa.

El Tranvía 28 une las estaciones de Martim Moniz y la Basílica da Estela en un recorrido que hiende sus raíles por las calles más céntricas y bonitas de la ciudad de Lisboa. Uno de los ritos viajeros que tenemos la costumbre de hacer cada vez que nuestros pies nos llevan a la capital lusa es tomar el 28 en alguna de las paradas hasta da Estela y, desde allí, hacer toda la línea hasta Martim Moniz o, si tenemos la suerte de llegar a últimas horas de la tarde, hasta el Mirador de Santa Lucía para ver como el sol tiñe de rojo las orillas del Tajo y los tejados del Barrio de Alfama. Lisboa… Una ciudad increíble que hay que ir descubriendo con calma dejando que la casualidad vaya poniendo ante nuestros ojos sus secretos y rincones.

Pero hay rituales de obligado cumplimiento: como este paseo por el ‘Tramvía’ 28 que baja desde el Bairro Alto por Chiado hasta Baixa y, desde ahí hasta San Vicente da Fora atravesando la mítica Alfama. Casi nada. Una forma ideal de encontrarse con esta joya pequeña pero intensa que es Lisboa, una de las capitales europeas que más nos gustan y a la que volvemos sin parar y sin cansarnos. Pequeña… El tamaño de Lisboa es el ideal para explorarla a fondo en tres o cuatro días. Ya te darás cuenta de que esto es así cuando veas que ya has pasado por los mismos lugares tres o cuatro veces a lo largo de tu viaje. En Viajar Ahora te vamos a dar un par de consejos con lugares que sí o sí, tienen que estar en tu cuaderno de viajes al volver a casa. Ya te hemos dado uno de esos consejos. Inicia el viaje dando ese paseo en el tranvía más famoso de la ciudad. Es la mejor manera de empezar a enamorarse de Lisboa.

El famoso tranvía 28 a su paso por el barrio de Alfama.

El famoso tranvía 28 a su paso por el barrio de Alfama.

Una mañana en Alfama.- Imprescindible. Si acabas de llegar aprovecha el paseo en el 28 para ir desde el Mirador de Santa Lucía al impresionante Castelo de San Jorge (Dirección: Rua de Santa Cruz do Castelo, sn; Tel: (+351) 21 880 0620; Horario: L-D 9.00 – 21.00; E-mail: info@castelodesaojorge.pt) y, desde ahí, ir descendiendo dando un rodeo hasta Plaza Figueira. El barrio de Alfama es el corazón de Lisboa ; aquí se localizan los restos más antiguos de la ciudad como el recién habilitado Teatro Romano (Dirección: Pátio do Aljube 5; Tel: (+351) 21 882 0320; Horario: M-D 10.00 – 18.00; E-mail: museudelisboa@cm-lisboa.pt), el propio Castelo, que data de la época de dominación árabe, o la Se Medieval (Dirección: largo da Se, sn. Tel: (+351) 218 876 628; Horario: L-D 10.00 – 19.00), catedral románica construida sobre la antigua mezquita de la ciudad. Callejear por Alfama sin rumbo es dar pie a la sorpresa. Eso sí, hay lugares imprescindibles como las escalinatas que parten de la Rua de San Miguel, las callejuelas que conducen al Mirador de Las Puertas del Sol o el Palacio Renacentista de la Casa dos Bicos (Dirección: Rua dos Bacalhoeiros, 10), que hoy acoge la sede de la Fundación José Saramago.

Rossio, Baixa y la orilla del tajo.- Las plazas de Figueira y Rossio son la mejor manera de empezar a pasear por Baixa. Desde la primera se obtienen magníficas vistas sobre Alfama y el Castelo, mientras que la segunda permite ver, desde abajo, la grandiosidad de las ruinas del Carmo. También merece la pena darse una vuelta por la Estación de tren de Rossio para hacer un par de fotos. Los portugueses sienten verdadera pasión por lo extraordinario. Por eso hasta las estaciones de tren o metro son una verdadera obra de arte. Dicen que la multicolor Estación de Olaias es una de las más bonitas de Europa. Pero nosotros seguimos hacia Baixa. Las calles que conducen hasta la Plaza del Comercio son un ejemplo de la vocación comercial y universal de la capital de un país de comerciantes. La Rua Augusta es la mejor manera de llegar a pie a la Plaza do Comercio. Antes de pasar bajo el Arco de la Rúa Augusta los interesados en la historia pueden dar un pequeño rodeo para visitar las Galerías Romanas (Dirección: Rua da Prata, 77; Tel: (+351) 912 016 064) o el Núcleo Arqueológico de la Rua dos Correiros (Dirección: Rua dos Correeiros, 21; Tel: (+351) 211 131 004; Horario: L-S 10.00 – 12.00 y 14.00 – 17.00), un interesante museo de sitio que explora la historia de la ciudad a través de los restos que dejaron las civilizaciones que pasaron por aquí los últimos 2.500 años. La Plaza del Comercio se abre al estuario del Tajo a través del Casi das Columnas en lo que, durante siglos, fue la puerta de entrada de las riquezas de Asia y América a Portugal. Los atardeceres en este lugar son gloriosos.

El Barrio Alto y el Chiado.- El Elevador de Santa Justa (Dirección: Rua Aura sn; Tel: (+351) 214 138 679) es una de las imágenes paradigmáticas de la ciudad de Lisboa y es mucho más que una forma cómoda de subir desde Baixa al Carmo. Es todo un símbolo de la ciudad y, también, un mirador excelente sobre la propia Baixa, Alfama y el estuario del Tajo. Sencillamente impresionante. A dos pasos del elevador se encuentra el Convento do Carmo (Dirección: Largo do Carmo, sn; Tel: (+351) 213 478 629), un impresionante convento gótico parcialmente destruido por el devastador terremoto que asoló la ciudad en 1755 y que aún muestra sus huesos en forma de arcos y columnas a cielo abierto. El Carmo es la puerta de entrada al Barrio del Chiado, centro literario y bohemio de la capital lusa. Antes de empezar a explorar el lugar te recomendamos una visita a la Cervecería da Trindade (Dirección: Rua Nova da Trindade, 20; Tel: (+351) 213 423 506; gral@cervejariatrindade.pt), como dicen ellos mismos, la más antigua y bella cervecería de Portugal. Y, por lo menos lo de bella, es verdad. El corazón del Chiado se localiza en torno a la Plaza de Luis de Camoes desde dónde salen callejuelas plagadas de tiendas que van desde lo más tradicional al más moderno diseño. Para mitómanos queda la Livreria Bertrand (Dirección: Rua Garret, 73) en funcionamiento desde 1732 y considerada la más antigua del mundo y el Café A Brasileira (Dirección: Rua Garret, 120), local dónde pasaba horas y horas el escritor Fernando Pessoa. Una estatua recuerda la relación del inmortal poeta luso con este lugar. Y también hay multitud de locales dónde se escucha buen fado.

Arte, historia y pasteles en Belem.- Otro de los lugares imprescindibles de Lisboa es el Barrio de Belem . Cualquier hora del día es buena para visitar este lugar a orillas del Río Tajo pero a nosotros nos gusta ver el atardecer junto a la Torre de Belem (Dirección: Jardines de la Torre de Belem; Horario: De Miércoles a Lunes de 10.00 a 17.00 (invierno) y de 10.00 a 18.00 (verano); Cierra el 25 de diciembre, el 1 de enero, el Domingo de Pascua y el 1 de mayo; Tel: (+351) 21 362 00 34; E-mail: mjeronimos@ippar.pt), antiguo fuerte artillado que guardaba la entrada al puerto lisboeta y que hoy comparte espacio con el grandilocuente pero imponente Monumento a los Descubridores (Dirección: Avda de Brasilia; Horario: Martes a Domingo de 10.00 a 19.00 (verano) y de 10.00 a 18.00 (invierno); Cierra el 25 de diciembre, el 1 de enero y el 1 de mayo; Tel: (+351) 213 031 950; E-mail: padraodosdescobrimentos@egeac.pt) que rinde homenaje a los protagonistas de las gestas marítimas portuguesas durante los siglos XV y XVI. Otro de los hitos indispensables del barrio es el Monasterio de Los Jerónimos (Dirección: Plaza del Imperio sn; Horario: De Miércoles a Lunes de 10.00 a 17.00 (invierno) y de 10.00 a 18.00 (verano); cierra el 25 de diciembre, el 1 de enero, el Domingo de Pascua y el 1 de mayo; Tel: (+351) 213 620 034; E-mail: mjeronimos@ippar.pt) una verdadera extravagancia arquitectónica que es considerado uno de los edificios más hermosos del mundo. En el barrio hay multitud de museos y centros culturales . Para los golosos queda otro mito lisboeta: Pasteis de Belem (Dirección: Rua de Belem, 84; Tel: (+351) 213 634 423; Horario: De 8.00 a 24.00 horas; E-mail: pasteisdebelem@pasteisdebelem.pt), donde se hacen las mejores natas –pasteles tradicionales- de la ciudad.

Escuchar el mejor fado.- Otra cosa que no puede faltar en una visita a Lisboa es escuchar fado en directo. Hay multitud de locales repartidos por toda la ciudad. Algunos son turísticos; otros no tanto. A nosotros nos gustan estos últimos. En Chiado recomendamos Tasca do Chico (Dirección: Rua do Diário de Notícias, 39; Tel: (+351) 965 059 670), un local auténtico poco frecuentado por turistas y otro lugar que hemos probado es Adega Machado (Dirección: Rua do Norte, 91). Más turístico es el Clube do Fado (Dirección: Rua S. João da Praça, 92), en Alfama, que ofrece cenas típicamente portuguesas acompañadas de música. También en Alfama se puede combinar el mejor bacalao y la música tradicional lusa en A Baiuca (Dirección: Rua de São Miguel, 20; Tel: (+351) 218 867 284). Otro de nuestros lugares preferidos es Señor Fado (Dirección: Rua dos Remédios, 176; Tel: (+351) 218 874 298).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha