La portada de mañana
Acceder
Israel se prepara para una ofensiva en Rafah mientras el mundo mira a Irán
EH Bildu, una coalición que crece más allá de Sortu y del pasado de ETA
Opinión - Pedir perdón y que resulte sincero. Por Esther Palomera

Coalición Canaria recorta 50.000 euros a una asociación para el tratamiento de la bulimia y la anorexia en Gran Canaria

Noemi Castellano

0

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, dirigida por Esther Monzón (Coalición Canaria), ha restado 50.000 euros al importe de la subvención que cada año se prevé en los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para la Asociación Gull Lasègue, una organización sin ánimo de lucro que opera en Gran Canaria para tratar a las personas con anorexia y bulimia.

Desde años atrás, la entidad recibía una cantidad de 100.000 euros por parte de la Consejería, pero esta se incrementó el pasado 2023 hasta alcanzar los 200.000. Sin embargo, con los nuevos Presupuestos de 2024 han visto rebajada su subvención a 150.000 euros.

Un hecho con el que la institución está disconforme y ha pedido explicaciones a la consejera de Sanidad, quien a través de una reunión ha comunicado a la entidad que la disminución se debe a que han redirigido esos 50.000 a la Asociación Alabente, la cual se ocupa de tratar estos trastornos de la conducta alimentaria (TCA) en Tenerife, y de esta manera igualar la cantidad que reciben ambas organizaciones. Gull Lasègue considera que esa desviación de la partida es “injusta”. Señalan que están de acuerdo con que le den ese dinero a Alabente, pero sin quitárselo a ellos, según Julia Castellano, miembro de la junta directiva.

Gull Lasègue sostiene que la consejera Esther Monzón había pedido un plazo de dos meses para otorgar la cantidad reclamada. No obstante, ha pasado un mes y no han recibido nada aún. Por su parte, la Consejería de Sanidad ha trasladado a este medio que “se está buscando la fórmula que compense la diferencia en la cuantía respecto a lo que había recibido el año anterior”, pero que todavía no saben cuándo les harán llegar esa partida.

El Servicio Canario de la Salud asegura que está trabajando para poner en marcha este semestre una Unidad de Atención a la Anorexia y a la Bulimia en Gran Canaria, tal como contempla el Plan de Salud Mental del SCS, ya que hasta ahora esa Isla carecía de este recurso específico.

De momento, Gull Lasègue no ha despedido a ningún trabajador, pero asegura que si no recibe pronto el dinero, no podrá seguir manteniendo a parte de la plantilla, ya que esta se aumentó en 2023 con la ampliación económica para hacer frente a la mayor demanda de sus servicios a raíz de la pandemia y sin esa porción de 50.000 euros ve imposible tener el mismo número de profesionales.

En el caso de tener que despedir a personal, parte de las 200 personas que la asociación atiende se quedarán sin tratamiento, ya que el total de terapeutas que ejercen actualmente en Gull Lasègue tiene su agenda completa y si despiden a varios de ellos los pacientes no se van a poder reasignar entre los trabajadores restantes. Además, la lista de espera se congelará y nuevas personas no podrán acceder a las terapias de la asociación.