eldiario.es

Menú

eldiario agrícola eldiario agrícola

Agricultura extrema los controles para evitar que el aguacate robado sea comercializado

La Consejería que dirige Narvay Quintero pide a la Delegación del Gobierno que potencie la vigilancia en las zonas rurales, a la vez que eleva las inspecciones en los centros de distribución y entre los comercializadores de esa fruta

El Gobierno de Canarias invita a los agricultores a que se agrupen y creen un distintivo de calidad para facilitar la identificación del origen y activar las ventas

- PUBLICIDAD -
Frutos en un árbol de aguacate

Frutos en un árbol de aguacate

La preocupación por los continuos robos en cultivos a punto de recolectar es máxima en la Consejería de Agricultura, sobre todo para la fruta aguacate, que sigue teniendo un buen precio de transacción en el mercado interior canario y ello potencia esos delitos.

Por esta misma razón, el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, mantuvo este jueves en la Escuela de Capacitación Agraria de Los Llanos de Aridane una reunión con productores de aguacate de La Palma, durante la que anunció que ya había solicitado a la Delegación del Gobierno que aumente la vigilancia en zonas rurales de la provincia occidental de Canarias para evitar el creciente robo de ese producto en las fincas de varias islas.

Acompañado en esa reunión por el director general de Agricultura, César Martín, Quintero explicó que la Dirección General de Agricultura y el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA) intensificarán en los próximos días las inspecciones que se realizan a los operadores de frutas para controlar la trazabilidad y evitar, si así fuera, que el producto robado llegue a la cadena de distribución alimentaria.

Narvay Quintero ha informado a los agricultores y asociaciones presentes en la reunión que, además de a la Delegación del Gobierno, “se ha remitido otro escrito a la Dirección General de Comercio para que intensifique sus inspecciones, sobre todo en las islas de La Palma, Tenerife y El Hierro, en las que se han detectado robos de ese tipo, con el objetivo de evitar que se puedan comercializar aguacates robados”.

El consejero ha apostado ante los agricultores por que estos impulsen un sello de calidad para el aguacate canario, “que es de una calidad extraordinaria”, y ha indicado que los productores y los operadores deben confluir y organizarse, “para mediante la búsqueda de figuras de calidad que reconoce la Unión Europea diferenciarse del aguacate de otros lugares”. “Esta Consejería”, ha ofrecido Quintero, “está dispuesta a ayudarlos y asesorarlos, pero deben impulsar el expediente ustedes, una vez se hayan organizado”.

El aguacate es un cultivo que ha crecido sobremanera en los últimos años sobre todo en la provincia occidental del archipiélago y solo en la isla de La Palma se destina a él más del 50% de las ayudas de modernización del Plan de Desarrollo Rural de Canarias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha