eldiario.es

Menú

Adoctrinados

- PUBLICIDAD -

Cuando el ministro calvo-calvinista-liberal se cargó la Educación para la Ciudadanía, por orden de Rouco, para potenciar la religión (y la rebelión) en las aulas, no parecía que la consecuencia iba a ser que desde los telediarios públicos estatales nos iban a adoctrinar con sandeces tales como que rezando y encomendándonos a la virgen de Fátima Báñez nuestros problemas económicos iban a desaparecer como los empleos en la España cañí de 2013.

Cuanto más liberal es el gobierno más preocupado está en acabar con asignaturas cívicas y laicas y más empeñado en colocarnos materias confesionales y sectarias. Rajoy es el hombre de los obispos en el Gobierno porque siempre hace las cosas como dios manda, pero no como le ordenamos los ciudadanos a los que se debe ya que somos los que le pagamos.

Tiene bemoles que TVE recomiende rezar a los parados para reducir su ansiedad y nos cuente los beneficios balsámicos que tiene poner una vela en el altar: una a dios y otra al diablo, por si acaso. El Gobierno ha trasladado a las 625 líneas las riñas entre las clases de Religión y Educación para la Ciudadanía.

La Televisión Canaria también adoctrina lo suyo, especialmente los fines de semana, que nos atonta con el fútbol, sus galas y el blog de Paulino Rivero. Como no tienen tema para rellenar el espacio, la locutora tira de manual y nos cuenta lo que dice el presidente canario en su blog virtual. Si realmente quisiéramos saber lo que piensa Rivero, lo leeríamos por Internet en casa. No hace falta que nos los cuenten.

La televisión pública se ha convertido en el gran libro de Petete del showman Pedro Ruiz, con el agravante de que está llegando a los niveles sadomasoquistas de las privadas y frívolas, las de los Sálvame y Gran Hermano.

La humillación vende televisivamente. Cada vez hay más programas cargados de sadismo en las televisiones públicas que son copias de las privadas. En La 1 salen cocineros que humillan a principiantes al estilo de otro de La Sexta y en 'la nuestra' hay un magazine vergonzoso y humillante, En abierto, que cada tarde pretende subir audiencia haciendo llorar en público a paisanos pobres y desesperados que no tienen donde caerse muertos.

La miseria es tan compasiva como insultante. Cada tarde los canarios dan una limosna a algún indigente para que pueda pagar el recibo de la luz. Que se sepa, hasta ahora Willy García no ha puesto un euro, a pesar de su lustroso e inmerecido sueldo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha