eldiario.es

Menú

Ande yo caliente, ríase la gente

- PUBLICIDAD -

Han transcurridos más de doce años de aquellas primeras apariciones del alumno del Sr. Solchaga, que en lo económico encandilaba a la clase empresarial isleña y veían en el hijo de la ciudad de los faycanes, un prometedor, primer espada, del Partido Popular. Pero como todo lo que sucede en los cenáculos políticos, el uso de la "traicionera" navaja deja en ocasiones muchos muertos en el camino, y el Sr. Soria, si no personalmente, sí indirectamente, fue desbrozando su camino político, dejando algunos cadáveres en su camino, que a la larga, le han pasado factura. Hoy cuesta abajo, en lo político y en su empecinada lucha judicial, con todo aquel que le llevara la contraria, pues tirando del dinero público, todo se allana en la vida, sin que nuestro status económico se vea afectado. Ello le ha hecho merecedor, quizás, del mayor desafecto que un político haya padecido, tanto por la clase política, por su talante y disimulada arrogancia, como entre la sociedad en general.

Ese talante le ha llevado a no medir las consecuencias que su espantada de la vicepresidencia del gobierno autonómico, pudiera acarrearle, ya que el "espejo" en el que se mira, como buen gallego, no es de fiar. Así es que D. José Manuel deshoja la margarita, y ya no le quedan pétalos que arrancar, pues ni en sus círculos más cercanos le rinden "pleitesía". Esa son las dolorosas clases que los políticos suelen recibir del entorno corifeo creado por espurios intereses económicos y "pesebristas"

Y como los males nunca vienen solos, el "Bambi" leonés se calza el traje de faena y decide remodelar el equipo, reforzando defensa, media y delantera del equipo ministerial, que ha hecho tambalearse a Mariano y sus niñas, que no han podido disimular su malestar y sorpresa, ante el reforzamiento del equipo gubernamental; que de refilón pudiera cortarle al Sr. Soria, sus ansias de sentarse en algún sillón azul del Parlamento Nacional.

Mal se inicia el otoño en las sedes de la gaviota, en las que los agoreros presagian un invierno muy frío y un brutal cambio climático que les pudiera llevar nuevamente a hibernal a los ultras, para conservarlos hasta el 2015, algo que pudiera no ser ficción, sino la diáfana realidad, de una España en recuperación, fruto de una "milagrosa" intervención quirúrgico-económica, que nos devolviera a la tranquilidad del ayer, y que nos pueda servir de magistral clase, de las nefastas consecuencias que permitieron los "cerebros" que hicieron posible que todo el suelo patrio se convirtiera en solares y que la clase trabajadora confundiera bienestar con derroche; y que aquel hombre de triste figura que nos gobernó durante ocho años, nos metiera en el euro a un cambio de 1? = 166,66 pesetas e hiciera crear al ciudadano de a pie que no tendría consecuencias económicas la enorme disparidad del cambio. Que la lección que estamos dolorosamente asimilando, nos sirva para no caer nuevamente en la tentación y en los grandilocuentes discursos del artífice de aquellos dislate, y, que hoy es una de las fortunas más grande de éste jodido país, al que le tiene tanto "cariño" que allí donde va y abre la boca, menos bonitos nos llama de todo, a pesar de que nuestra buena fe, al elegirle, le ha encumbrado social y económicamente en la rancia Europa.

Antonio Ortega Santana

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha