eldiario.es

Menú

Funcionarios ricos y funcionarios pobres

- PUBLICIDAD -

A la canción "gandules, gandules" que entona PP Manolo se sumó ayer como corista la consejera de Educación. Milagros Luis dio los datos de las bajas en su consejería: año 2006 (55,6 millones de euros); año 2007 (63,4 millones); año 2008 (64,4 millones), y 45 millones lo que va de 2009. ¡Bingo! Los números son rotundos: la gestión de Milagros Luis al frente de Educación ha provocado un incremento considerable de las bajas del personal. La gente está más quemada, más enferma o más gandula. Y ella lo cuenta alegremente, sin pedir perdón, sin decir: estamos haciéndolo fatal. Es como si un empresario descubre que desde hace tres años aumenta de forma considerable las bajas en su compañía y llama al jefe de personal y en lugar de echarlo le dice: sal a la calle y cuenta lo gandules que son nuestros trabajadores.

Pero no nos confundamos. Los disparos no van contra todos los que tienen un salario que sale de los presupuestos públicos. Hay funcionarios y funcionarios. En plena crisis económica, tras recortar primero más de cien millones en Sanidad y en Educación, tras declarar que con menos dinero van a funcionar mejor los servicios públicos, tras recortar a la chita callando otros 33 millones de euros (sobre todo en Sanidad, Educación, Bienestar Social y Agricultura) para pagar a Montaña Rayada. Ahora que queda poco dinero, no se les ocurre otra cosa que guardar perras para su gente de confianza. Este periódico lleva dos días contándolo: el pasado mes de octubre el consejo de Gobierno respaldó una propuesta de José Miguel Ruano para que los funcionarios al servicio de CC y el PP enchufados en empresas públicas y en fundaciones de la comunidad autónoma se beneficien de los privilegios de los altos cargos.

Se hizo de espaldas a los sindicatos, a los empresarios y a la opinión pública. Lo descubrió este periódico y se lo estamos contando. Ayer Comisiones Obreras y la Confederación Canaria de Empresarios mostraron su rechazo a esta medida. El secretario de la patronal, José Cristóbal García, declaró en El Correílo que el ejecutivo intenta politizar al funcionariado y desprecia a los profesionales de las empresas. El secretario de CCOO, José Luis Prats, denunció que estas medidas pretenden promover el clientelismo político.

Yo hago otra lectura. Creo que pretenden trasladar al personal de la comunidad autónoma la dualidad social que padece la población de las islas: cada vez hay más diferencias entre los ricos y los pobres. Con las últimas medidas clandestinas del Gobierno canario esas diferencias aumentarán entre los funcionarios. Se pretende dar un mensaje: si estás conmigo serás un funcionario rico, te protegeré, te enchufaré, te mantendré los beneficios, tu promoción en la administración, las subidas de sueldo, si no estás conmigo serás funcionario pobre, te trataré como a un gandul, te perseguirá la inspección de trabajo, si estás de baja te buscaré en la playa, publicaré las cifras de lo que me cuestas. El mensaje es claro. Funcionarios ricos (de CC y PP) y funcionarios pobres (de ningún partido o de otras opciones).

Son las consecuencias de poner a un ultraliberal a repartir las perras de todos: la mano invisible del mercado siempre hace más ricos a los más ricos y más pobres a los más pobres. La sentencia del salmón nos contó que la mano invisible de Soria se metía cada verano en los bolsillos de su minichó y sacaba 4000 euros para pagar su estancia en Anfi del Mar. Ahora la mano visible del consejero de Hacienda, con la complicidad del resto del gobierno, se echa al cuello de los funcionarios que no son de su cuerda política, con la insana intención de desprestigiarlos, de acusarlos de hundir la sanidad y la escuela públicas, para que la mano invisible del mercado pueda seguir entrando en nuestros hospitales a hacer esos negocios que al Excelentísimo PP Manolo le gustan tanto.

Otros artículos en el blog Somos Nadie

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha