eldiario.es

Menú

Isaac Valencia, don Pepito y los moros

- PUBLICIDAD -

El 11 de marzo de 2005 este hombre temeroso de que los moros nos lleven por delante, estaba reunido en su ayuntamiento con los dueños de la empresa Pejomar. Los vecinos habían pasado la noche acampados junto al Teatro Atlante para intentar frenar la demolición de los restos del histórico recinto. La jefa de la policía local pidió a los vecinos que se retiraran, para permitir el paso de una pala de 24 toneladas que iba a derribar el teatro. Los vecinos pidieron que el alcalde fuera a hablar con ellos. Pero Isaac Valencia prefirió seguir reunido con los constructores-destructores del teatro, y se dirigió a los vecinos a través de Radio El Día para pedirles que permitieran a Pejomar echar abajo el teatro Atlante. En los últimos 500 años, desde que la Villa de la Orotava formaba parte del antiguo Menceyato de Taoro, no se conoce que ningún moro se haya llevado por delante a algún vecino de villa tinerfeña. Sin embargo, la pala de Pejomar casi se lleva por delante a varios vecinos, a dos policías y a concejales de la oposición que estaban junto al teatro Atlante aquel fatídico 11 de marzo de 2005.

La empresa constructora había comprado en Teatro Atlante antes de las elecciones de 2003. Dos días después de los comicios, el 27 de mayo, el concejal de urbanismo en funciones, concede la licencia para la demolición del Teatro. El ayuntamiento y el cabildo habían dejado fuera de la catalogación de Bienes de Interés Cultural al teatro y las casas colindantes. Los vecinos tenían miedo de que la construcción de un edificio de 9 plantas, con 300 plazas de garage, provocara la caída de otras viviendas. Por eso acamparon en el teatro y pusieron pancartas con el lema "El Carmel de Canarias". El tiempo ha dado la razón a los vecinos, y tanto la Audiencia Provincial como el Tribunal Superior de Justicia de Canarias han ratificado la anulación de las licencias concedidas por el gobierno municipal que dirige Isaac Valencia.

Los tribunales también están investigando al alcalde de La Orotava por una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción puesta por Iniciativa por la Orotava. Según los denunciantes en 1998 había en ese municipio 80000 metros cuadrados de cesiones obligatorias de terreno al ayuntamiento, en el PGO de La Orotava se contemplaba la mitad de ese suelo. El viernes 12 de enero de 2007 Isaac Valencia y el promotor Ambrosio Jiménez tuvieron que declarar en los juzgados por los presuntos delitos de prevaricación y tráfico de influencias, por cesión de 37000 metros de suelo público para un parque comercial. Las crónicas periodísticas de ese día destacaban que el promotor y el alcalde declararon asesorados por el mismo abogado.

Isaac Valencia no es un político cualquiera dentro de CC. Fue uno de los cinco alcaldes que fundaron en 1983 la Agrupación Tinerfeña de Independientes. Ese mismo año la lista de ATI encabezada por Valencia obtuvo ocho concejales, Isaac Valencia tuvo que pactar para acceder a la alcaldía. Así han pasado 25 años que este aparejador dirige el municipio de La Orotava aplicando su vocación profesional: la naturaleza sobra donde se pueda acumular cemento. Durante su mandato los cultivos agrícolas han ido desapareciendo para dar paso a carreteras, centros comerciales, hoteles y apartamentos.

La proclama racista de Isaac Valencia no es nada original. Ya Hitler, Mussolini, Franco y Pinochet utilizaron la estrategia de culpar al enemigo exterior de todos los males cuando sufrían problemas internos. Ayer mismo el periódico preferido de Isaac Valencia, El Día, volvía a hablar del peligro que suponen "para nuestra supervivencia" los africanos que llegan en cayucos. Lo decía en el mismo editorial donde afirmaba que "el presidente del ejecutivo canario (Paulino Rivero) es una persona que hoy por hoy goza de nuestra confianza." Este fin de semana, ¡por fin! la Justicia se decidió a investigar una denuncia de Ben Magec contra El Dia por racismo. Isaac Valencia y don Pepito ya tienen tres cosas en común: son racistas, están siendo investigados por la Justicia y confían en Paulino Rivero.

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha