eldiario.es

Menú

Neosurrealismo…Si Bretón reviviera…

- PUBLICIDAD -

Mientras, en Tenerife, una misteriosa valla sigue sorprendiendo a los conductores de la autopista del norte a la altura de la Villa de La Orotava, con extraños mensajes anímicos que, desde una fuente anónima, llegan a nuestro consciente. El último que he leído en 2011 decía "cómetelo todo". En época de crisis, y en época de no crisis, ese "cómetelo todo" convendría que fuera precisado, pues podría implícitamente dejar en el subconsciente un mensaje no querido. Los mensajes se suceden aproximadamente cada quince días, y van desde los campos más amplios de la filosofía al estricto círculo del sentido común. En Tenerife también se llenan las páginas de algunos de sus periódicos con noticias sobre tumbas de reyes africanos que ya no se encuentran en sus cementerios, como la del rey Jaja, cuyo nombre daría ya sólo de por sí mucho juego periodístico.

En Gran Canaria, por su parte, día sí y día también, un anuncio de ya largo recorrido nos sorprende desde las ondas radiofónicas, plubicitando la venta de un megachalet ajardinado que ya nadie parece que quiere comprar, porque ya nadie parece que tiene dinero para comprarlo. Y porque como en la casa de uno no se está en ningún lado, para qué comprar otra. No es cuestión de cambiar por cambiar. Ninguna inmobiliaria, ninguna promotora, ninguna asesoría se hace cargo de tal atípica venta. Debe ser una muestra más de la burbuja inmobiliaria, pero es cuando menos curioso que un vendedor individual se gaste en una venta día sí y día también, en una eterna promoción radiofónica que vive su peculiar y particular día de la marmota.

En fin, puro neosurrealismo, con perdón de los surrealistas.

El surrealismo fue un movimiento que dio de por sí sentido al movimiento vanguardista. La capacidad imaginativa y la sugerencia de sus construcciones mentales significaron, sin duda, una verdadera revolución en el arte posterior a la Primera Guerra Mundial. Aunque se haya dicho muchas veces que el surrealismo vino directamente del dadaísmo es importante destacar los orígenes autónomos y propios del primero. Lo cual no quita que tengan entre sí líneas de contacto y reflexiones comunes. Pero si el dadaísmo fue un movimiento que propugnó destruir, provocar el caos y aniquilar el todo, el surrealismo en sentido estricto quería construir en verdad una concepción cierta del arte y de la vida. Freud ejerció una influencia decisiva en el movimiento. Sus teorías acerca del mundo autónomo de los sueños, de la capacidad automática de la psiquis, del profundo y oscuro mundo interior de la mente -el subconsciente o inconsciente- aparecieron como reveladoras de una nueva naturaleza del arte humano.

Bretón comenzó a estudiar al psicoanálisis vienés ya en 1916 y desarrollará un amplio caudal de conocimientos sobre dichas teorías. Consecuencia de aquel conocimiento y del encuentro de varios artistas será el nacimiento de la revista Littérature fundada por André Bretón. En palabras del mismo Bretón desde 1924 el surrealismo sería un "sustantivo, masculino. Automatismo psíquico puro, por cuyo medio se intenta expresar, verbalmente, por escrito o de cualquier otro modo, el funcionamiento real del pensamiento. Es un dictado del pensamiento, sin la intervención reguladora de la razón, ajeno a toda preocupación estética o moral? El surrealismo se basa en la creencia de una realidad superior de ciertas formas de asociación desdeñadas hasta la aparición del mismo, y en el libre ejercicio del pensamiento. Tiende a destruir definitivamente todos los restantes mecanismos psíquicos, y a sustituirlos por la resolución de los principales problemas de la vida". En Canarias también tuvimos en Óscar Domínguez a nuestro surrealista? Pero lo de ahora no es surrealismo, es neosurrealismo entrópico.

En días recientes nos hemos enterado de que la revista del diputado socialista Alfonso Guerra ha autorizado la publicación de un artículo en el que se pide la suspensión del título VIII de las autonomías así como un gobierno de unidad nacional, al mismo tiempo que Felipe González, exPresidente socialista del Gobierno de España, afirmaba en una entrevista en una cadena de radio estatal de máxima audiencia que si no se vinculaba la productividad a los salarios España iría a la quiebra haciéndose así al menos coyunturalmente -y por virtud del espíritu no ya santo sino del mercado- defensor de las políticas neoliberales? Parece, pues, que en el socialismo español gobernante, que ya ni siquiera asume desde el Ministerio de Exteriores la causa del pueblo saharaui, la izquierda ya no es lo que era?

Ya lo decíamos al comienzo: si esto no es neosurrealismo puro y duro, que baje Dios y lo vea? Mas segundas partes nunca fueron buenas? Si al menos fuera surrealismo a secas?

José Carlos Gil Marín

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha