eldiario.es

Menú

Putin afianza su poder

- PUBLICIDAD -

Rusia Unida, su partido, cosechó el 64% de los votos, 11,6% el Partido Comunista, 8.2% los ultra nacionalistas de Yirinovsky y 7,8% los de Rusia Justa. Aunque no los necesite, Rusia Unida contará con Yirinovsky y Rusia Justa. El nivel de participación se situó en torno al 62%, seis puntos más que en las legislativas anteriores de 2003. Los comunistas y quienes quedaron fuera de la Duma acusaron al Kremlin de realizar un fraude calculado, ventajismo institucional aparte durante la campaña electoral. El dato más escandaloso corresponde a la destruida Chechenia, donde oficialmente Rusia Unida recibió el 90% de los votos sobre una participación? del 90%. ¡Excelente!

El juego político está monopolizado por mafias político empresariales, mezcla de la vieja burocracia estalinista y los nuevos ricos nacidos al calor privatizador de la era Yeltsin. Putin se ha convertido en un experto para mantener lealtad de estos sectores poderosos al Kremlin. Por las buenas o por las otras. Bajo el manto de la política oficial, el navajeo constante surge a gotas en la prensa, tal y como escribe Astrit Dajli. Viceministros arrestados por agentes secretos, dirigentes de los servicios secretos detenidos por la policía fiscal, magistrados arrestados por la policía y policías detenidos por órdenes de los magistrados. "Y la acusación -dice Dajli- es casi siempre la misma para todos: corrupción".

Aparecieron duras críticas en el exterior por falta de garantías democráticas y ausencia de la clásica división de poderes. Desde la OTAN a la Unión Europea, pasando por la OSCE, otros observadores internacionales y Washington. Curiosa la reprimenda de Estados Unidos, un país que impide los observadores internacionales en sus propias contiendas electorales pero los exige para los demás. El único personaje de relumbre que se apresuró a enviar parabienes a Putin fue el casi siempre original Sarkozy.

Pregunta inevitable. ¿Descubrieron ahora las características básicas que definen la política rusa? Porque durante la época de Boris Yeltsin y el primer mandato de Vladimir Putin apoyaron incondicionalmente tantos sus medidas económicas como políticas y represivas, llegando a esconder el genocidio de Chechenia, a sostener la disolución a cañonazos de la Duma, a pasar por alto la general postración de los derechos humanos. ¿Encontraron durante los años 90 la inexistente división de poderes y elecciones impecables en Rusia?

¿A qué viene este cambio de caracterización y de política? Putin controla burocráticamente una situación anteriormente inestable, la economía recibe la inyección del precio del gas y el petróleo desde el mercado mundial, las empresas extranjeras empiezan a rendir cuentas, Europa depende parcialmente de la energía Rusa, la nueva política exterior molesta a Estados Unidos no sólo por razones militares sino también políticas, especialmente por la insistencia de Putin sobre la creación de un mundo multipolar y la oposición de Moscú a un ataque militar contra Irán. Lo que Putin llama el renacimiento de su país como potencia a respetar en las relaciones internacionales. Antes era un aliado entrañable y ahora se ha convertido en un incordio sin dejar de ser, todavía, un aliado. Antes, un demócrata de toda la vida. Hoy, bastante menos.

Rafael Morales

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha