eldiario.es

Menú

Radio ATI por Pedro Quevedo

- PUBLICIDAD -

El pasado mes de diciembre denunciábamos desde Nueva Canarias que el entonces director del ente, Santiago González, había ya tratado de colar la ubicación de la futura radio pública canaria en Santa Cruz de Tenerife, no logrando los votos suficientes en el seno del Consejo y contando, hagamos memoria, con la sorprendente abstención de uno de los consejeros del PSC-PSOE. Como se sabe, la cabecera de la Televisión Canaria se encuentra en Tenerife, por lo que parece lógico que la de la radio esté en Las Palmas de Gran Canaria. Pero esos imprescindibles equilibrios no se entienden desde el insularismo radical en el poder que, una vez más, ningunea y desprecia el necesario equilibrio entre las Islas,estimulando, irresponsablemente, el conflicto y la desunión entre los canarios. A la segunda la han logrado, con un PP que ha votado en contra a sabiendas de que su voto no impedía la decisión y que, sin duda, hubiera actuado de otra manera si este fuera imprescindible para satisfacer la voracidad ática. Y si en la primera ocasión, en diciembre, el PSOE dividió su voto, en esta los erráticos consejeros socialistas no participaron en el Consejo, actitud que mantienen desde el nombramiento de Daniel Cerdán como director del ente, y pendientes de la resolución de los tribunales, y que tiene unos efectos prácticos desastrosos, permitiendo a ATI, con la suma del voto de Cerdán, ganar todas las votaciones. La televisión pública canaria durante esta legislatura ha sido un desastre, con informativos sesgados y sectarios, consiguiendo que baje significativamente su audiencia, por su evidente falta de credibilidad. Con episodios gravísimos como el intento de colar el concurso de la TDT en pleno período preelectoral, cosa que logró con la renovación del concurso para determinar la empresa suministradora de los contenidos de la tele. Con el traslado de la mayor parte de la producción audiovisual a Tenerife, coincidiendo con el empuje ático a productoras amigas. Y, para culminar los dislates, Adán Martín puso en los últimos meses a su viceconsejero de Comunicación, Daniel Cerdán, al frente de la misma, enterrando la más mínima posibilidad de pluralismo y funcionamiento profesionalizado. Pero ahora, en plena interinidad del Gobierno, dan un giro de tuerca más, y se llevan la radio pública a Tenerife. Tal vez se trate de un simple aviso de que los sangrantes desequilibrios de la pasada legislatura van a tener clara continuidad en el próximo período. Igual que sucedió el ayer, se encontrarán con Nueva Canarias que no permitirá, aunque muchas veces tenga que actuar en solitario, la hegemonía de ATI. Y que continuará comprometida en la defensa de una televisión y una radio públicas profesionales y plurales, puestas al servicio de todos los ciudadanos y ciudadanas de Canarias. *Secretario de Comunicación de Nueva Canarias.

Pedro Quevedo*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha