eldiario.es

Menú

¡Salvemos Tufia!

- PUBLICIDAD -

Dicho esto, y celebrando en general la existencia de dicho texto legal, en sus más de veinte años de vigencia ha levantado muchas situaciones de controversia. La conclusión generalizada es que su principal objetivo, es decir, el de poner fin al grave y progresivo deterioro y a las alteraciones irreversibles de su equilibrio, no se están cumpliendo. En el caso de Canarias en estos años de vigencia hemos encontrado muchos edificios levantados en toda la costa, sobre todo, relacionados con el sector turístico. Y como no, fijando deslindes arbitrarios según se trate de viviendas particulares, grandes complejos hoteleros, o simplemente, grandes centros comerciales bastante más cercanos al mar de lo que podamos observar en la Ley.

Hace unos días, nos enterábamos que la Demarcación de Costas actuaría sobre un enclave de la costa del municipio de Telde, Tufia, a fin de aplicar dicha Ley. La alarma se produce entre la población de este barrio de la costa teldense, donde hasta hace unos años, no llegaba ni la luz eléctrica. A partir de ahora se crea un futuro incierto para los propietarios de las viviendas afectadas en breve por los deslindes, generando una gran inseguridad jurídica a quienes ya tenían una casa en este pintoresco lugar, preexistente, por otra parte. Estamos hablando de población humilde, gentes trabajadoras que en unos casos tenían relación con este pueblo y zonas limítrofes, y en otros casos, con asentamientos en este barrio para establecer su residencia habitual.

Fue cuando desde Coalición Canaria de Telde salimos al paso con un comunicado contundente sobre la protección de este enclave. Estamos hablando de veinte viviendas que, en este caso sí, siempre según Costas, incumple la normativa. El texto legal recoge la única excepción de evitarse el derrumbe cuando se tratara de una situación de interés general. Y es en este punto donde queremos incidir desde nuestra organización. Hoy Tufia para Telde y los teldenses significa mucho. Se trata de uno de los pocos barrios costeros de Telde, donde se conserva el gusto por los valores etnográficos y culturales, para el disfrute de toda la ciudadanía. Además son construcciones anteriores a 1988, por lo que su aplicación quedaría fuera. La Demarcación se ha referido a numerosas actuaciones después de la citada fecha en numerosas casas, cuando realmente lo que ha habido, en todo caso, han sido obras normales de reforma, pero en ningún caso, transformación de las originarias.

Tufia es hoy un núcleo urbano consolidado, con valores etnográficos y pintorescos importantes, y susceptible de salvaguardarlo del derrumbe, por tanto. Es más, no sólo debemos evitar acabar con Tufia, sino que, en este caso, las autoridades municipales, debería aprovechar este momento para sacarlo del aislamiento al se le tenía sometido en todo este tiempo. Aprovechar esta coyuntura especial para someterlo a toda una serie de actuaciones de mantenimiento y de remodelación con el objetivo de convertirlo en un verdadero atractivo turístico y, está de más decirlo, imposibilitar que siga creciendo.

En este sentido, el Gobierno de Canarias, a través de la Consejería de Ordenación Territorial, se ha posicionado al respecto, vinculando la salvaguarda de este núcleo urbano frente al derribo a las actuaciones que realice el Cabildo Insular de Gran Canaria, el cual está gobernado por el mismo partido que dirige Costas en la actualidad. Aún así, no creo que sea cuestión de colores políticos, se trata de evitar que se derribe este enclave en base a esas excepciones del interés colectivo de los teldenses, que prevé la Ley.

(*) Antonio Hernández Lobo es presidente de Coalición Canaria de Telde.

Antonio Hernández Lobo*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha