eldiario.es

Menú

Venezuela: Un provocador desafiante y peligroso

- PUBLICIDAD -

Sabido es, que las guerras nunca fueron positivas y los pueblos que las vivieron y sufrieron quedaron desbastados y marcados por las secuelas del dolor, hambres y miserias durante muchos años. Este hombre, que presume de ser el libertador de la Venezuela de mitad del siglo XX y comienzo del XXI. Ese que se hace llamar comandante a través de un uniforme militar, chaleco antibalas y escoltado por más de doscientos guardaespaldas; un cuenta cuentos de cuarenta mil fábulas y batallas ficticias, que se esconde detrás del retrato del libertador, Simón Bolívar, quiere arrastrar a su país a una catástrofe bélica.

Como ya dije anteriormente, con motivo de mi presencia en Venezuela, muchas personas viven atemorizadas y llenas de dudas ante la actitud dictatorial del comandante Hugo Chávez, el cual con su forma de pensar y defender el socialismo revolucionario, lo único que consigue es acabar con la doctrina de esa izquierda socialista-comunista revolucionaria. Sus reacciones y decisiones gubernamentales extravagantes y peligrosas, motivan unas constantes incertidumbres y preocupaciones en el pueblo venezolano. Insiste en seguir desafiando a EE UU y Colombia en estrategias diplomáticas y confusas.

Por si fuera poco, impone el racionamiento de la luz y el agua en un desafío claro al pueblo venezolano. Busca la debilidad de los que no están con él; confundiendo a la opinión internacional con ideologías, conceptos, doctrinas y poderes gubernamentales inventadas por la paranoia que sufre. Se considera un salvador, un líder de la revolución socialista que en sus respectivos mandatos, especialmente en el primero, convenció a una gran parte del pueblo venezolano a soñar por una igualdad, derechos y calidad de vida.

Pero nada más lejos de la realidad, sobre todo si tenemos en cuenta los logros conseguidos a lo largo de los últimos doce años de mandato. Es decir, casi nada. Venezuela es un país grande, hermoso y sustancioso en muchas materias primas. Es un país que ofrece una tierra fértil y llena de oportunidades. Sin embargo, aunque la inseguridad ha sido siempre un lastre que ha existido siempre en Venezuela, con Hugo Chávez como presidente, la situación y futuro del país venezolano se nos antoja bastante pesimista y alarmista.

Espero y confío, que tanto Barack Obama, presidente de los EE UU y Álvaro Uribe, presidente de Colombia, junto con el resto de países de Latinoamérica, conserven la suficiente serenidad para no caer en el error de un gobernante fantasioso, peligroso, provocador, dictador y enfermo de sus propias mentiras, pero que ha sido elegido por una mayoría a través de las urnas "democráticas" en las respectivas legislaturas, aunque no exento de dudas y comentarios de cómo se han desarrollados dichas elecciones. Los países que defiendan las democracias, libertades y derechos de las personas deben de estar atentos y poner "freno" a gobernantes como Hugo Chávez.

Rafael Lutzardo

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha