eldiario.es

Menú

Zapatero se entromete

- PUBLICIDAD -

Así lo entienden Paulino, que obra en consecuencia, y su consejero de Hacienda, José Manuel Soria, que está en su derecho a no tener contemplaciones con quien lo desalojó de la corporación insular. Debió Pérez pensárselo antes, que quien la hace, la paga.

El caso es que CC-PP estableció las líneas generales de su política soberana. Nacionalistas y populares son los únicos legitimados para ello. Por eso no es de recibo la intromisión de Zapatero al incrementar las aportaciones del Estado al Cabildo de una isla a todas luces improductiva, rompiendo el exquisito equilibrio de toda la vida. Zapatero no sólo compensó la drástica rebaja paulinesa-soriana sino que le permitió a Pérez aumentar el presupuesto de inversión en un 11%. Un derroche, oye.

Es lógico que ante la injerencia zapateril decidiera Paulino puentear al presidente del Gobierno. Él, como todos los canarios del anuncio, está harto de esperar y le mosquea que cuando telefonea a La Moncloa a ver cómo va la lista de espera, le salgan con que la línea está saturada.

Por si fuera poco, el sesgado Pérez y el sesgadísimo Román recortaron al alimón una serie de gastos cabildicios que calificaron, demagógicamente, de "superfluos". Son 600.000 euros de nada; alrededor de 100 millones de pesetas, o sea. El chocolate del loro: lo que pone en evidencia que no les mueve a ambos dos sino molestar al anterior presidente insular, el Soria mentado, que no los consideraba superfluos porque eran, en buena medida, para financiar su imagen y salir bonito en los papeles. Ignoran Pérez y Román que una imagen vale más que mil palabras; y una cifra aún por determinar de palabros gruesos si nos lo tomamos en serio.

Gracia a Dios no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha