eldiario.es

Menú

Zerolo se ahoga en Las Teresitas

- PUBLICIDAD -

El partido socialista presentó el viernes una moción donde solicitaba el derribo de un edificio de aparcamientos ilegal conocido popularmente como el "mamotreto" de Las Teresitas. En la moción también se pedía echar abajo un centro comercial y desestimar el proyecto de urbanización de la playa firmado por Dominique Perrault. Los concejales del PP sumaron sus votos a los socialistas y a Ciudadanos por Santa Cruz, y lograron la primera derrota en un pleno municipal desde que Zerolo es alcalde. Los antiguos socios (CC y PP) no pudieron disimular sus nervios y se dedicaron lindezas como: "mezquino, revanchista, cínicos"?

Si el olmo no da peras, no podemos pretender que Ángel Salvador Llanos nos de una conferencia sobre coherencia. Durante la campaña electoral criticó el proyecto de Las Teresitas, dijo que era un capricho de Zerolo que iba a salir muy caro para Santa Cruz. Pero Coalición Canaria perdió la mayoría absoluta y Ángel Llanos no tuvo que acudir a la llamada de Zerolo, porque fue el propio portavoz pepero el que llamó a Zerolo para felicitarlo y ofrecerle su apoyo. Fue le pacto más rápido que se ha firmado en Canarias. Durante dos años Llanos ha estado defendiendo Las Teresitas con su mamotreto y todo. Y, fitetú qué casualidad, que apenas dos meses después de ser expulsado del gobierno municipal, Ángel Salvador vuelve a recordar que el proyecto de Las Teresitas está siendo investigado por los tribunales y que algo huele a podrido en la playa chicharrera.

Santa Cruz es una ciudad muy conservadora, por eso un ultraderechista como Llanos controlando el presupuesto municipal puede ser un peligro, porque es capaz de ganar adeptos a base de cantar todos los días "chicharrero de corazón" en decenas de emisoras patrocinadas con dinero público. Da igual que la canción sea un plagio, Santa Cruz sucumbe a la propaganda como los legionarios romanos cayeron ante los godos (con perdón) en la batalla de Adrianópolis. Es la única explicación posible para entender que un perfecto gandul como Miguel Zerolo lleve 30 años en el gobierno municipal ganando elecciones, en una curiosa combinación de mítines con banderas de 7 estrellas verdes y defensa (hasta hace un año) del homenaje a Franco manteniendo su nombre en las principales ramblas de la ciudad.

El pelotazo de las Teresitas ya está explicado. Todo el mundo sabe quienes son sus beneficiarios, pero hasta el viernes pasado la cosa no había estado tan visible. Esta vez el viejo arte de Zerolo para comprar voluntades en todos los puestos del mercado no le valió. Se quedó solito con su tropa y con el hijo del imputado Ignacio González. Comprador y vendedor de las Teresitas en un pacto que no quiere respetar las leyes. Da igual que el mamotreto no tenga licencia, da igual que todas las sospechas están sobre la operación-pelotazo Las Teresitas. El alcalde saca el manual de los conspiradores y acusa al PSOE y a Ciudadanos por Santa Cruz de estar en contra del progreso de la ciudad. Fitetú, lo mismo que piensa el ministro José Blanco de los ecologistas canarios.

No me hace ninguna gracia el ascenso del ultraderechista Ángel Llanos, pero con su pan se lo coman quienes lo alimentaron, le dieron poder, y ahora lo acusan de golfo, y de contratar de forma ilegal (enchufar) cuando era concejal de Hacienda. Desde el PP respondieron a las acusaciones sembrando dudas sobre las contrataciones que han hecho los concejales de CC. Ayer pactaron y hoy se acusan mutuamente de corruptos, como los clanes mafiosos de Sicilia. Esto va tan mal que se está poniendo bueno. La histórica derrota de Miguel Zerolo en el pleno del viernes quizá sólo sea una señal de lo que habrá que contar dentro de unos años: la historia de un alcalde ( y un partido) que se ahogó en Las Teresitas.

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha