eldiario.es

Menú

Un buen presidente

- PUBLICIDAD -

Se va, pero ha llenado una vida con gran empeño y honestidad. La sencillez de su trato, el constante ánimo ante las dificultades y la convicción con la que decidía han sido admirables. Le conocí personalmente cuando era presidente del Cabildo. En aquellos años se tomaron decisiones muy importantes para los estudios universitarios en Gran Canaria. Como responsable académico siempre vi en aquel presidente, apoyo y seguridad en que todo iría a mejor. El antiguo Colegio Universitario que costeaba por entonces el Cabildo de nuestra isla, siempre tuvo en su presidente un soporte principal. Luego ya le traté en otras circunstancias. Yo entré en nuestra primera Corporación insular y el día de la toma de posesión de la Presidencia me transmitió su orgullo y su afecto.

En estos años ha estado siempre ahí. "Sin molestar", "yo no te llamo", "tú hazlo cuando te haga falta". Esa actitud la mantuvo siempre y sin embargo, en cada ocasión que nos encontramos nunca faltó un consejo, una sugerencia. Todas pensando en la isla, en Gran Canaria, en el Cabildo.

Porque fue cabildista de corazón y de argumentos, tenía en alta estima a esta administración casi centenaria. Cuando estuvo al frente de la misma (el primer presidente socialista tras la recuperación de las libertades democráticas y digno heredero de aquel primer socialista que presidió nuestro Cabildo, Francisco García) le tocó lidiar con retos muy complicados.

Los sanitarios fueron asuntos que cargaban costes importantes sobre las arcas insulares. Al margen de su posterior adscripción ministerial, todavía hoy muchos profesionales de nuestros hospitales y centros recuerdan aquel buen hacer del Cabildo.

En la política cultural grancanaria la presidencia de Carmelo Artiles y el trabajo de su equipo de Gobierno, dejó fundamentos primordiales y obras muy notables de las que ahora nos sentimos orgullosos.

Hoy una gran cantidad de personas, vinculadas al Cabildo por su trabajo o por cualquier otra razón, me han transmitido su sentir de tristeza y su admiración por quien nos acaba de dejar.

Y es que Carmelo Artiles fue un buen presidente del Cabildo. Persona honesta y sencilla, pero grande en ambiciones para nuestra isla. Como siempre, un abrazo. Tu ejemplo sigue ahí, sin hacer ruido y sin alardes artificiales, pero queda aquí. Por eso seguiremos mirándonos en él.

* Presidente del Cabildo de Gran Canaria

José Miguel Pérez*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha